• Caracas (Venezuela)

Rafael Bello

Al instante

Unidad y el 30 de noviembre 1952

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Sostenida la lucha y el pueblo en formidable compromiso de libertad. Esa lucha que no lo venció el terror. Las urnas electorales se llenaron de tarjetas de libertad. Marrón en el alma venezolana que dejó constancia de una Venezuela que miraba al mundo con nuevos bríos democráticos. El voto valiente se expresó con el sentimiento de un país que no podía continuar bajo los designios de la dictadura militar que se regodeaba de su poder a punta de las armas que siembran terror y muerte.

El pueblo venezolano asumió su compromiso en un momento en el que la fuerza de las convicciones de la libertad marcaba un espacio trascendente en nuestra historia política contemporánea. Un momento histórico que el pueblo hizo suyo, levantó su voz y llenó las urnas electorales del sentimiento nacional de la voluntad democrática con la fuerza de sus convicciones y principios que definen el comportamiento colectivo de su determinación autonómica.

El 30 de noviembre de 1952, abrió caminos y reforzó el espíritu democrático. Estaba allí en la conciencia venezolana en formidable empeño de su idealismo democrático. Y así, avanzó hasta mirar de cerca los volantes que bajaban del cielo caraqueño con la consigna profunda de la libertad que estaba viva… muy viva: con la Junta Patriótica, que convocaba la lucha con espíritu unitario. Y la Unidad Nacional recorría todos los espacios de la Venezuela que avanzaba con sus estudiantes al frente en determinación histórica de libertad.

Avanza el tiempo y Venezuela está sumida en graves dificultades. Dificultades que no van arrodillar a los millones de hombres y mujeres que llevan en su corazón la templanza del sentido profundo de la condición de ser libres. De vivir en una afanosa actitud para sobreponerse a las carencias y hacer posible mejores oportunidades para el trabajo y el ascenso social.

Para poner en las manos del venezolano el potencial extraordinario de su portento minero para con ello hacer posible el bienestar constante de la sociedad con afirmación del conocimiento para salir del estado de atraso que cierra oportunidades y crea serias fracturas en la sociedad en general.

Estamos a tiempo de tomar en nuestras manos el mensaje que abrió senderos de unidad nacional en 1952, pero que, también, llamó al compromiso de todos, tanto hombres como mujeres, para que Venezuela diera el gran paso hacia la preeminencia de la legalidad frente al abuso del poder. Ese accionar de los ciudadanos en defensa de valores y principios democráticos, así como la fortaleza que no ha variar en la lucha que se sostiene contra un régimen vandálico, que está señalado ante el mundo, al no corresponder a las acciones que protegen a la humanidad de lo que tanto daño le ocasiona. Mantener actitudes duales no se corresponde en lo absoluto a una política de seguridad nacional frente al delito.

Otro aniversario del 30 de noviembre de 1952. El Concejo Municipal  Maneiro (Pampatar) del estado Nueva Esparta, conmemora esta fecha memorable en la vida política venezolana y con ello rinde admiración al Dr. Jóvito Villalba. El próximo viernes 20 del presente mes, tengo la responsabilidad de ser el orador de orden en la sesión especial de la municipalidad de Maneiro. Acto que se cumplirá en la sede municipal a las 10:30 de la mañana. Asumo la responsabilidad en esta hora de lucha democrática venezolana por la libertad.

 

E-mail: bello.rafael@yahoo.es