• Caracas (Venezuela)

PRINT

Al instante

Dos pitchers en uno

Venditte puede lanzar a la derecha y a la zurda en un mismo inningEl guante Mizuno de Venditte es de seis dedos y dos huecos para los pulgares | Foto AFP

Venditte puede lanzar a la derecha y a la zurda en un mismo inning | Foto: AFP

Oakland agregó a su staff a Pat Venditte, el segundo pitcher ambidextro en llegar a las Grandes Ligas en la historia 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

BEISBOL En Venezuela lanzó para Zulia en 2009

Si a Pat Venditte le corresponde enfrentarse con un bateador zurdo, le lanza a la zurda. Si a Pat Venditte le toca medirse con un toletero diestro, lo reta a la derecha. Y de las dos maneras colecciona buenos números. Dos pitchers en uno. Dos brazos a cambio de un mismo sueldo…

Los fanáticos de las Grandes Ligas pueden disfrutar desde este fin de semana de una de las curiosidades más excéntricas de la historia del beisbol  profesional; un lanzador ambidextro. Los Atléticos de Oakland llamaron desde triple A al escopetero, luego de que coleccionara foja de 1-0, efectividad de 1.36, 33 ponches y promedio de bateadores contrarios de .167 en 33 innings de labor en la Liga de la Costa del Pacífico este año.

Venditte es apenas el segundo pitcher ambidiestro en llegar a la gran carpa desde 1900. El otro fue Greg Harris, a quién los técnicos incluso llegaron a solicitarle que solo lanzara a la derecha, para evitar armar un “circo bochornoso” sobre la loma.

Harris lanzó 703 veces durante 15 temporadas entre 1981 y 1995 en Grandes Ligas, pero solo enfrentó a dos bateadores lanzando a la zurda; a uno lo dominó y al otro le regaló un boleto.

Venditte, en cambio, si planea alternar sus brazos a tiempo completo. En 2015, por ejemplo, ha sacado 50 outs lanzando con la izquierda en triple A, y los bateadores zurdos solo le ligaron para .095. Con la derecha sacó 57 outs antes de ser llamado a las mayores, y los diestros solo le ligaron para .208.

Máquina de anécdotas. Venditte es derecho de nacimiento, pero su padre le enseñó a trabajar de gran forma con los dos brazos, hasta el punto que a los siete años de edad le mandó a fabricar un guante especial, de seis dedos y dos huecos para los pulgares, con la compañía Mizuno.

En innumerables publicaciones deportivas han inmortalizado anécdotas curiosas por su destreza. Incluso, cuando tenía 12 años de edad y jugaba en una liga infantil, lanzó un inning a la derecha y otro a la zurda durante un juego. Al final de la jornada, varios padres y coachs del equipo contrario se acercaron confundidos para decir que “los mellizos” habían hecho un gran trabajo sobre el morrito.

Venditte fue escogido por los Yanquis de Nueva York en el draft colegial de 2008. Desde entonces colecciona récord de 18-22 con PCL de 2.37 en 259 presentaciones de ligas menores. Los Mulos lo dejaron libre en 2014, y este para esta campaña Oakland lo firmó como agente libre.

Tanto a la derecha como a la zurda, es capaz de lanzar rectas, sliders y cambios de velocidad.

Dejó huella en Venezuela

El 17 de octubre de 2009 Pat Venditte generó risa y confusión en la pelota profesional de Venezuela, al entrar a relevar en el séptimo acto de un duelo entre Águilas del Zulia y Bravos de Margarita.

Ese día comenzó a lanzar con la mano derecha para enfrentar al importado Neil Walker, quien falló con un manso rolling al pitcher. Con un out en la pizarra, llegó el turno del también ambidextro René Reyes, quien para esa época pertenecía  a los insulares.

Comenzó el espectáculo…

Venditte se salió de la loma e indicó al árbitro principal que para ese turno ejecutaría sus envíos al plato con la mano izquierda. Mientras cambiaba su guante de mano el bateador de los Bravos solicitó tiempo y fue al dugout para cambiar el casco, pues decidió que ya no batearía a la zurda.

En ese momento, Venditte se monto en la lomita y volvió a cambiar de brazo para lanzar con su mano derecha, por lo que Reyes regresó a pararse a la zurda. Minutos después era dominado con un roletazo por la segunda base. 

En total, con las Águilas, lanzó siete juegos y dejó marca de 1-0 con 4.82 de efectividad en 9.1 entradas.