• Caracas (Venezuela)

PRINT

Al instante

Los Marlins han dado de qué hablar en la Nacional

Giancarlo Stanton y el cubano José Fernández se han echado el equipo al hombro

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Grandes ligas Tiene marca de 17 victorias y 5 derrotas en casa

Es un placer ver jugar a los Marlins. Ahí empieza esta dulce historia.

Día por día, mientras luchan cada victoria reñida, aumenta la confianza. A lo mejor no existe un roster perfecto, pero de ser así, Miami formaría parte de la conversación. Primero, hay dos superestrellas. Sí, los Marlins cuentan con dos de ellas. ¿Cuántas franquicias más pueden decir eso? Y ambos son jóvenes aún, con la posibilidad de encabezar al equipo durante varios años, reseña MLB.

Uno es el jardinero Giancarlo Stanton, de 24 años de edad, quien encabeza la Liga Nacional en jonrones (11) y empujadas (40). El toletero lo hace todo bien y es un placer verlo.

Luego está el derecho cubano José Fernández. El abridor tiene 21 años de edad y hace poco más de un año hizo de debut en grandes ligas. En 35 aperturas de por vida, Fernández es la definición de excelencia. Lleva efectividad de 2.09 y 252 ponches en 219.0 innings.

Fernández también tiene una de las personalidades especiales del juego, con una mezcla poco común de humildad fuera del terreno y confianza sobre el montículo. Está divirtiéndose tanto y rindiendo a un nivel tan alto que ha ayudado a redefinir la forma en que la gente ve a los Marlins.

Otros elementos de los Peces son el dominicano Marcell Ozuna, de 23 años, y Christian Yelich, de 22.

De cualquier manera, construir un roster es más arte que ciencia. En el primer invierno de Dan Jennings como gerente general del club, los Marlins hicieron una serie de adquisiciones inteligentes y de bajo costo que han rendido dividendos durante un inicio de 20-15 del equipo. Jennings agregó una serie de veteranos-Jarrod Saltalamacchia, Jeff Baker, Garrett Jones y Casey McGehee-para acompañar a los jóvenes y fomentar el ambiente indicado en el clubhouse.

Jennings valoró el talento que trajo a Miami su predecesor, Larry Beinfest. También entendía que tenía que traer algo de experiencia al equipo, para enseñarles a los jóvenes el profesionalismo, la preparación y la habilidad de aguantar los altibajos de una larga temporada.

Tal vez dicha estrategia haya ayudado a los Marlins a sobrevivir un comienzo de la campaña con marca de 5-9. En ese trecho el equipo perdió ocho juegos al hilo, durante los cuales fue sobre-anotado por 50-22. El manager Mike Redmond merece mucho crédito también, por mantener a sus pupilos enfocados en el panorama general y jugando duro.

Desde esa racha de derrotas, los Marlins han ganado 15 de 21 partidos. De sus últimos 17 encuentros, siete se han decidido por una sola carrera-seis de los cuales fueron victorias para Miami.