• Caracas (Venezuela)

PRINT

Al instante

Reto con la historia

Aquella final de 1992. Cocodrilos probó contra Trotamundos que es posible remontar en una final | FOTO Ernesto Morgado / ARCHIVO

Aquella final de 1992. Cocodrilos probó contra Trotamundos que es posible remontar en una final | FOTO Ernesto Morgado / ARCHIVO

La final se reanuda hoy en Caracas, donde Cocodrilos intentará repetir la hazaña de 1992, cuando se convirtió en el primer equipo en remontar un 0-2, mientras que Marinos busca la décima corona

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En la primera final en la historia de la LPB que un equipo pudo levantarse después de un 0 y 2 estuvo involucrado el técnico Néstor Salazar. No en el bando deseado, pero fue parte de aquella hazaña.

Se jugaba la final de la temporada de 1992 y el estratega dirigía a Trotamundos de Carabobo, conjunto que después de ganar dos partidos en Caracas contra Cocodrilos viajó a su casa, al Fórum de Valencia, con la misión de ganar dos encuentros para llevarse el título, el 13 de julio. En 2007 Guaiqueríes repitió la proeza contra Cocodrilos, precisamente.

El entrenador del conjunto que ahora dirige Salazar era el estadounidense Mike Hanks, que se convirtió en el primer técnico en remontar esa diferencia, luego de barrer a Trotamundos en la capital carabobeña para después levantar el trofeo con un triunfo en Caracas, con David Díaz como Jugador Más Valioso.

“Es la oportunidad que tiene ahora Néstor Salazar de reivindicarse”, bromeó Rostin González, gerente deportivo de los saurios, y miembro de aquel equipo de hace 21 años.


Duro desafío. En el bando contrario está Henry Paruta, un entrenador que entregó gran parte de su carrera a la formación de jugadores jóvenes y que ahora se encuentra a ley de dos victorias para obtener su primer título como estratega, y eso buscará a partir de esta noche, en el Parque Naciones Unidas de Caracas.

“Va a ser una dura batalla en Caracas. Todos los juegos son diferentes. Lo bueno es que tenemos la garantía de regresar a casa”, destacó Paruta, antes de viajar a la capital.

Salazar se enfrenta a un reto difícil, pero se apega al orgullo de sus jugadores, que quedaron realmente consternados, contó el estratega, después de perder el segundo juego de la serie por un triple de Leon Rodgers cuando faltaban 7 segundos en el reloj.

“Hubo una incomodidad en el camerino después del último juego. Es una molestia normal porque se perdió en la última pelota. No cerramos, se nos fue de las manos”, lamentó Salazar.

Sin embargo, el estratega aseguró que el ánimo del equipo no será un problema aunque sí lo será el estado físico de Jesús Centeno.

“Es arriesgado tener a Centeno tocado en cancha y darle toda la conducción. Pero esa estrategia nos funcionó”, explicó el técnico, en relación a su decisión de jugar sin Carl Elliott, lugar que tomó Ryan Forehan-Kelly.

Marinos intentará seguir con su esquema de darle trabajo a los jugadores del banco para mantener frescos a los titulares en el último cuarto, sistema que le ha dado resultados a Paruta, que ya cuenta con 7 victorias seguidas en la campaña contra Cocodrilos.

“Tenemos, eso sí, la misión de parar a Andre Emmett”, advirtió Paruta. “Le dimos a Emmett la responsabilidad de cargar la ofensiva. No empezó bien pero luego se calentó”, dijo Salazar sobre el importado que anotó 35 puntos en el segundo duelo.

La serie vuelve a calentarse y llegó la hora de que Cocodrilos disfrute la ventaja de ser local. Marinos no quiere regresar a Puerto La Cruz, ciudad donde, paradójicamente, el equipo capitalino desea volver para el próximo fin de semana y no precisamente de vacaciones.