• Caracas (Venezuela)

PRINT

Al instante

En Caraballeda algunos niños ven clases en el piso

Denuncian que en los salones de preescolar faltan mesas y sillas | Foto: Luis López

Denuncian que en los salones de preescolar faltan mesas y sillas | Foto: Luis López

300 estudiantes que viven en los urbanismos de Misión Vivienda en la entidad fueron reubicados en una escuela bolivariana

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A la Escuela Nacional Bolivariana de Caraballeda llegó la primera oleada de 300 escolares provenientes de los urbanismos de la Misión Vivienda. El plantel que contaba con una matrícula de primaria de 900 alumnos, ahora cuenta con 1.200, pero la infraestructura no estaba preparada para recibir a esta población.

El personal directivo de la institución informó que las 29 secciones tienen espacio para 38 alumnos, pero en el recorrido por las aulas, los docentes de preescolar informaron que en algunos salones la matricula ascendía a 46 alumnos. “Faltan mesas para los niños y algunos se sientan en el piso”, comentó una de las docentes que solicitó no ser identificada por temor a represalias.

Otra de las educadoras informó que a las 8 aulas de educación inicial les faltan mesas y sillas, y que en 2° nivel necesitan taburetes para 15 niños.

En un aula de primer grado la lista es de 40 alumnos inscritos. “Aún faltan muchachos por inscribir y no sabemos cómo van a ser ubicados”, dijo una maestra de primaria.

Sin embargo, el personal directivo informó que cinco nuevas secciones habían sido habilitadas y cuentan con el personal para atender a estos escolares que requieren cupo.

Rechazan improvisación. Raúl Nemiñami, secretario general de Sitravargas, informó que en los urbanismos de Misión Vivienda hay más de 3.000 alumnos que abarrotarán las escuelas de la entidad. “La zona educativa y gobernación sabían el caos que venía para los centros escolares este año, pero no se construyeron estructuras para darle atención a esta población, mucha proveniente de la Gran Caracas. El hacinamiento será parte de esta mala calidad de la educación a la que estamos sometidos por las improvisaciones”.

Leonardo Monasterios, vocero del Consejo Comunal Las Palmas, dijo que la situación se ha tornado difícil. “Por las mañanas hasta la Guardia del Pueblo se presenta en la escuela para evitar desórdenes. Los servicios colapsan y el comedor es insuficiente para atender a tantos escolares”. Agregó que aún no asisten todos los muchachos a clases.