• Caracas (Venezuela)

Presos políticos

Al instante

"¿Se va a morir papá en la cárcel?": Los temores de los hijos de López

La activista indicó que las condiciones del líder de Voluntad Popular en la prisión militar han empeorado

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Lilian Tintori, esposa del dirigente Leopoldo López, relató desde su casa que su familia es constantemente vigilada.

“El día que Leopoldo entró en la cárcel militar de Ramo Verde perdí el miedo: se llevaron a mi esposo, al papá de mis hijos. Entonces me convertí en activista de derechos humanos no sólo para defenderle a él sino también a los otros 79 presos políticos encerrados en nuestras cárceles”, dijo durante una entrevista para el diario español El Mundo.

La activista y su familia pasan los domingos en Ramo Verde desde haca casi dos años, convirtiéndose pues en una costumbre también para los niños. “Al vernos nos damos un abrazo de cuatro, gritamos: ¡Abrazo de cuatro! Nos abrazamos muy fuerte, pensamos qué vamos a almorzar (le llevamos proteínas, papas, pasta…) y nos sentamos a pintar. Le hago un resumen de lo internacional que hice esa semana, le cuento los saludos que le mandan, este domingo le hablaré de ustedes. Está impresionado, se me queda mirando y me dice: ‘Hemos cambiado los papeles. Yo aquí, preso, haciendo ejercicio, y tú haciendo política por el mundo’. Somos otros”, relató.

Indicó además que las condiciones del líder de Voluntad Popular en la prisión militar han empeorado.”Antes escribía sus memorias pero se las robaron con requisas violentas (…) Ya no le entran cartas y no puede enviar mensajes al pueblo venezolano. Ha aprendido a pintar pero están limitando que pinte y que saquemos sus dibujos. Me amenazaron porque le llevé uno al Papa”, destacó.

Finalmente, señaló que sus hijos conocen la situación. “Ellos saben la verdad, que su papá está preso injustamente, que es un héroe que va a salvar Venezuela. Hace días, Manu me preguntó: ‘¿Se va a morir papá en la cárcel?’ No te puedo responder. El que decide quién se queda y quién se va es Dios”, concluyó.

Con infomación de Sumarium