• Caracas (Venezuela)

Presos políticos

Al instante

Madre de Leopoldo López denunció “falsedad” del gobierno venezolano

Mendoza de López expuso las irregularidades del Poder Judicial | Prensa Leopoldo López

Mendoza de López expuso las irregularidades del Poder Judicial | Prensa Leopoldo López

Aseguró que tras las declaraciones del ex fiscal Franklin Nieves y la testigo estrella del juicio Rosa Amelia Azuaje, la sentencia y condena de López son nulas pues confirman la manipulación de pruebas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Antonieta Mendoza de López, madre de Leopoldo López, aseguró que en Venezuela la falsedad es una política de Estado y que ya ha quedado demostrado la manipulación del juicio contra el dirigente de Voluntad Popular.

“Para el gobierno no existe escasez, hay guerra económica, la poca escasez que reconocen no por la falta de producción nacional, es que ahora los venezolanos están consumiendo más. Dicen que no hay oposición, hay lacayos del imperio y traidores de la patria; en Venezuela no hay inseguridad ni contrabando, hay paramilitarismo colombiano. Ocurre que los altos funcionarios, por deseo propio o porque les ordenan hacerlo y cada uno decide obedecer, aparecen en medios de comunicación haciendo las aseveraciones o las declaraciones más estrambóticas, sin vergüenza alguna, lo que los convierte en profesionales del falso testimonio. Ellos mismos los confiesan en privado, el mayor mérito que puede conquistar un político gubernamental proviene de su capacidad, de su imaginación, de su descaro para mentir y formular acusaciones dirigidas al resto de la sociedad”, declaró durante el foro “Falsos testigos ¿víctimas de un cartel?” organizado por Foros Semana y el Grupo Editorial Ibáñez en Bogotá.

Para la madre de López, la figura del falso testigo es usada para montar juicios enteros y criminalizar a los ciudadanos que piensan diferente.

“La figura del falso testigo tiene un programa de televisión en uno de los canales del Estado (VTV), en el que el Presidente de la Asamblea Nacional pasa horas contando invenciones, unas más extravagantes que las otras. El programa tiene un formato, según el cual, voceros de distintas partes del país, que se identifican con seudónimos y denominados “patriotas cooperantes” denuncian a los voceros de la oposición, periodistas, empresarios, exiliados, a gobernantes, funcionarios de otros países, de las cosas más increíbles. Es bastante probable que en próximos programas, digan que en esta visita a Bogotá, por ejemplo, he estado reunida con paramilitares o planificando con ustedes el derrocamiento del gobierno. En esta turbia atmósfera opera el poder judicial venezolano, bajo un procedimiento modelo: inventar una acusación previamente anunciada por el Poder Ejecutivo, dar inicio a juicios por delitos “incomprensibles” e inventar las evidencias  y falsos testigos. A partir de esa cadena de invenciones, sentenciar, como ya ocurrió con mi hijo Leopoldo López, a prisión por casi 14 años, por hechos con los que no tuvo relación”, aseveró.

En el caso de Leopoldo López, explicó que la persecución contra el líder de Voluntad Popular no es nueva, fue inhabilitado en el 2008 por Hugo Chávez y en el 2014 preso de conciencia de Nicolás Maduro.

“Leopoldo es un preso de conciencia de Nicolás Maduro, no lo digo yo, su madre; así lo declaró Amnistía Internacional. Nosotros desde febrero de 2014 hemos denunciado como los poderes del Estado participaron activamente en celada contra Leopoldo. El 12 de febrero de 2014 la mentira como política de Estado, asume su forma más perversa, llegando al punto de planificar el asesinato de dos venezolanos, Bassil Da Costa y Juancho Montoya, para materializar la celada contra Leopoldo y encarcelarlo. Acababan de ocurrir estas muertes terribles, cuando ya voceros gubernamentales se habían apresurado a señalar a mi hijo como el responsable de las mismas. Desde el mismo momento que fue emitida la infame orden de captura, Leopoldo tomó la decisión de enfrentarla, como lo ha hecho con todos los procesos judiciales que han abierto, sin fundamento jurídico, en su contra”, relató.

López Mendoza señaló que la orden de captura contra su hijo tenía el objetivo de que él saliera del país, pues su liderazgo representa una amenaza para el régimen represor.

“Esto se hizo más evidente con las dos propuestas de Maduro de canjear a Leopoldo López por otros presos en el mundo. Como si de un secuestro se tratara. Pese a esto, Leopoldo, siempre fiel a su idea de nunca irse de Venezuela, el 18 de febrero de 2014 decide presentarse voluntariamente ante la justicia injusta. A partir de esa fecha ha sido sometido a una violación constante del debido proceso y a sus derechos humanos. Las acusaciones se fueron desmoronando, las contradicciones, la incapacidad para contestar preguntas de parte de los testigos, la ausencia de convicción de los testigos inventados, hizo que la cadena de producción en serie de falsos testigos, fallara. Aunque esto no impidió la sentencia absurda, nuestros abogados tuvieron una actuación destacada en el desmontaje de falsos testigos, para Leopoldo y los estudiantes resultó muy importante, porque obligó al tribunal a un dictamen sin fundamento, porque no le quedó otra alternativa que cumplir con una instrucción, sin contar con ningún asidero, lo que dejó al desnudo la absoluta arbitrariedad e injusta de la decisión”, sostuvo.

Aseguró que tras las declaraciones del ex fiscal Franklin Nieves y la testigo estrella del juicio Rosa Amelia Azuaje, la sentencia y condena de Leopoldo López son nulas pues confirman la manipulación de pruebas en el juicio.

“La injusta condena no solo quedó demostrada en la propia sentencia, sino con los propios testigos que ya están revelando como se fraguó la celada. El falso testigo como una de las piezas clave, de una cadena de omisiones y falsedades que, que empieza en el poder, recorre toda una cadena de instituciones, y termina por expresarse en la voz de una persona que testifica algo, con el puro objetivo de destruir la posibilidad del cambio político en Venezuela”, puntualizó.