• Caracas (Venezuela)

Presos políticos

Al instante

Lorent Saleh al defensor del Pueblo: "No tenga miedo a ser otro perseguido"

Lorent Saleh

Lorent Saleh

Defensor del Pueblo su compromiso debió dejar de ser con un grupo, y pasar a ser con todos los venezolanos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Lorent Saleh, a través de su madre Yamile Saleh, hizo llegar a El Nacional Web una carta dirigida al defensor del Pueblo, Tarek William Saab, en la que le hace un llamado para que su compromiso no sea solo con un grupo sino con todos los venezolanos. 

Quien se define en su biografía de Twitter como "promotor de la libertad, la seguridad regional y los derechos humanos", escribió que Saab debería actuar por los crueles asesinatos a funcionarios de seguridad que intentan combatir el crimen por menos de 30 dólares mensuales y con el maltrato hasta de sus propios jefes.

Carta completa: 

El defensor del Pueblo y su temor a ser un perseguido   

Dentro del estado de anomia en Venezuela, existe que, la Defensoría del Pueblo con vehemencia se pronuncia en defensa del presidente Maduro a propósito de los mecanismos propuestos por chavistas y opositores para acortar el período presidencial y solventar la crisis nacional; pero esta misma Defensoría calla irresponsablemente con respecto a situaciones que verdaderamente le competen.

Sería pertinente que el Defensor personalmente se acercará a los hospitales donde mueren niños y adultos por falta de medicinas, o actuará contra el envenenamiento al pueblo a través de la contaminación de los embalses Pao Cachinche y Mariposa.

Ahora bien, si de defender funcionarios se trata, debería entonces actuar por los crueles asesinatos a funcionarios de seguridad que intentan combatir el crimen más violento del mundo por menos de 30$ mensuales y con el maltrato hasta de sus propios jefes, a la par que aparecen los linchamientos a delincuentes como expresión desesperada de los ciudadanos en un absoluto estado de indefensión.  

Creo entender lo que le sucede al Defensor.  Por un lado, una limitación “ideológica” que se reduce a compromisos con un grupo de poder, y por otro, el temor de ser el próximo preso político por terrorismo o conspiración, o cualquier otro producto del imaginario de un fiscal.  Se que la Defensoría cuenta con personas sensibles y genuinamente humanistas que han querido impulsar un cambio, y es por eso que a pesar de mis críticas y cuestionamientos, y de la incomprensión de compañeros opositores, he apostado a una buena gestión de la Defensoría.

Como venezolano preocupado, hoy llamo la atención de Saab en el espíritu constructivo que necesita el país, con quien además comparto raíces árabes que deberían ayudarnos a entender mejor las consecuencias de la injusticia y el silencio cómplice. Lo aliento a no menospreciar su responsabilidad y a romper con sus limitaciones, ya que cuando quiso ser Defensor del Pueblo su compromiso debió dejar de ser con un grupo, y pasar a ser con todos los venezolanos.  

Que el poder en manos de fanáticos con temor a perderlo no lo intimide. No tenga miedo a ser otro perseguido por defender lo justo. Hoy no pido por mis derechos, usted y yo sabemos bien por qué sus amigos me tienen encerrado bajo tierra, y que no es precisamente por lo que dice VTV. Hoy le pido por los humildes, ellos no están en un partido ni en Miraflores. Los pobres y necesitados no están en el gobierno, están en las colas buscando qué comer.