• Caracas (Venezuela)

Presos políticos

Al instante

Alexander Tirado sobre ley de amnistía: “Se les caerán las caretas a los pinochos que se han encargado de mentir"

El preso político recluido en La Tumba escribió un artículo en el cual asegura no perder la esperanza de salir libre después que ya hayan pasado dos años preso 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El preso político Alexander Tirado, escribió un artículo en el cual asegura no perder la esperanza de salir libre en los próximos días después de dos años de su encarcelamiento.

“La libertad la queremos no solo quienes hoy estamos injustamente presos por pensar distinto, no tengo duda que todos los venezolanos que están pasando por una coacción de sus libertades, también claman la libertad” escribió en la misiva.

Asimismo, reiteró que el proyecto de ley de amnistía, aprobada en primera discusión,  le dará libertad hasta a quienes hoy tienen que presentarse ante el Ministerio Público, resenó Sumarium.

“"La amnistía para mí es poder recobrar la posibilidad del abrazo tierno de mis seres queridos, el amor de mi gente y la sonrisa de mis amigos, a quienes extraño tanto", expresó  Tirado.

El texto íntegro:

Es impresionante que ya hayan pasado dos años. Disculpen si continúo con este tema, pero estoy aferrado a la esperanza de poder recuperar mi libertad en los próximos días.

Aunque estoy claro que esta lucha es por la libertad de Venezuela y cuando emprendimos este camino nos estábamos jugando hasta la vida, creo que no hay nadie en este momento que no añore su libertad.

La libertad la queremos no solo quienes hoy estamos injustamente presos por pensar distinto, no tengo duda que todos los venezolanos que están pasando por una coacción de sus libertades, también claman la libertad.

Lo increíble, es que todos los venezolanos estamos presos en distintas celdas; para algunos su celda es su casa debido a la inseguridad. Otros están presos en una cola o en las decenas de supermercados que deben visitar cada día para poder comprar lo que necesitan. Están presos quienes el dinero no les alcanza porque la hiperinflación se come los salarios.

Hay otro tipo de personas que también están presas, los malandros de cuello rojo porque son investigados internacionalmente por el delito narcotráfico. Son presos del poder aquellos que no pueden salir del país porque pagarán con cárcel sus violaciones a los derechos humanos. Están presos también quienes no reconocen que se equivocaron al ser cómplices de instaurar este régimen que destruye a Venezuela.

Gracias a Dios en el mes de abril muchas cosas cambiarán, se discutirá artículo por artículo la Ley de Amnistía y se caerán las caretas de los pinochos que se han encargado de mentir, día tras día, en cuanto a nuestros casos. Estos pinochos, que a mi parecer, no son más que mitómanos comunicacionales cuyas patas son muy cortas, como la cruel mentira, durante meses dijeron que quienes hoy estamos presos, por luchar por la libertad de Venezuela y de nuestro pueblo, éramos asesinos, narcotraficantes y que todos habíamos cometido delitos de lesa humanidad.

Cómo harán para ocultar tantos casos donde han existido detenciones arbitrarias, violaciones al debido proceso y la manipulación del sistema judicial para dictaminar condenas nada ajustadas a derecho, tal como es el caso Arube Pérez, Erasmo Bolívar y el resto de los Policías Metropolitanos, cuya la posibilidad de recobrar su libertad está muy cerca, libertad que por cierto que les fue arrebatada hace 13 años, así como la vil sentencia de Leopoldo López a 14 años de prisión y la injusta detención de los hermanos Rodrigo y José Hernández presos en Cumaná desde abril 2013.

La amnistía permitirá además el cese de la tortura en La Tumba donde permanecen recluidos Lorent Saleh, Gabriel Valles, Miguel De Sousa, a quienes por cierto, ni la audiencia preliminar se les ha efectuado. Beneficiará también a los diputados Rosmit Mantilla, Renzo Pietro y Gilberto Sojo, así como Alfredo Jazpe, Javier Martínez, José Pérez, Vladimir Araque, William Portillo, Juan Giraldo, Pedro Guzmán, josé Arocha, Jesús Salazar y más de un centenar de presos políticos

Chamel Akl, Marcelo Crovato, Pablo Estrada, Ángel Betancourt, Yolmer Roa, Daniel Ceballos, Carlos Arellano, José Luis Fernández, Antonio Ledezma, Ignacio Porras, Víctor Hidalgo, Andrés León, Eduard Tovar, Pedro Guerra y todos los que tienen el beneficio de casa por cárcel, recuperarán completamente su libertad.

Cómo demostrarán que los militares presos y condenados por el plan Jericó y golpe azul participaron en un intento de Golpe de Estado, sí la justicia que los condenó no investigó la verdad de los hechos, tal como pasó en nuestro juicio.

Con la amnistía, todos aquellos venezolanos que tienen régimen de presentación como María Elena Uzcátegui (compañera de prisión en Uribana), Chepa González (viuda de Rodolfo), Leswin Pérez, Alejandro Ledo, Douglas Morillo, Paolo Fernández, Gerson Perdomo, los hermanos Manzilla, y tantos otros, podrán andar libremente sin deberle nada a la justicia, porque nada hicieron.

Mis compañeros de lucha Deivis Oliveros, Carlos Palma, Yorman Barilla y Nixon Moreno, y muchos más, dejarán de estar escondidos porque ya nadie los perseguirá y la justicia que hoy responde a los mandatos del psuv, aclarará los hechos que se les imputan.

La ley de amnistía hará que Wisam Torbay, Ángel Sarmiento, Marcos Coello, Carlos Vecchio, Antonio Rivero, Oscar Pérez, Patricia y Rafael Poleo, Alberto Federico Ravell, Miguel Enrique Otero y tantos otros venezolanos que se exiliaron ante la represión del régimen, vuelvan al país a recobrar su vida y trabajarán juntos por la reconstrucción de la mejor Venezuela.

La amnistía para mí es poder recobrar la posibilidad del abrazo tierno de mis seres queridos, el amor de mi gente y la sonrisa de mis amigos, a quienes extraño tanto. Gracias a Dios porque dentro de muy poco acabará esta pesadilla.

Somos muchos los venezolanos quienes hemos sido víctimas de este podrido sistema judicial, brazo ejecutor del psuv y de los esbirros del régimen, pero llegó el momento de reivindicar a Venezuela.

Llegó el momento de aprobar en segunda discusión esta ley de amnistía y reconciliación nacional, que permitirá el cambio de rumbo del régimen, porque los 120 presos políticos, los 3500 venezolanos con régimen de presentación, el centenar de exiliados, volveremos a las calles y saldremos con más fuerzas para liberar a Venezuela de esto grupúsculo de corruptos comunistoides cuyos ideales libertarios se perdieron en las arcas del Estado.

Te amo Venezuela y no olvidemos nunca que la #AmnistíaEsCambio.