• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

"Aquí el ventrílocuo es la economía: pone a hablar hasta al estómago"

Carlos Donoso y el mono Kini / Manuel Sardá

Carlos Donoso y el mono Kini / Manuel Sardá

Carlos Donoso y su mono Kini respondieron a las preguntas del PingPong

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

-¿Gobierna un ventrílocuo en Venezuela?
(Carlos Donoso) En Venezuela el ventrílocuo es la economía, que pone a hablar hasta al estómago.

-Por fin, ¿cuál es su nacionalidad?
-Nací en El Consejo, en Aragua; me registraron en Chile y de regreso a Venezuela me nacionalizaron venezolano habiendo nacido acá.

-¿Y el mono Kini?
(Mono Kini) Me gusta ser del planeta Tierra. -¿Y su partida de nacimiento? -(MK) En la selva no dan partida, sino una hoja de nacimiento. La mía ya está toda arrugada.

-¿Le hubiera gustado nacer en Cúcuta o en Venezuela?
(MK) En el medio. Dios puso lo más sabroso en el medio pa' que no haya remedio.

-¿Alguna vez el mono Kini hizo de ventrílocuo?
(CD) Muchas veces...
(MK) ¡No le queda más remedio!

-¿Tiene voz propia el socialismo del siglo XXI?
(MK) Sí, la del pueblo cuando le grita ¡tenemos hambre!.. Y ellos dicen: ¡no, es la oposición!

-¿Son sus muñecos su álter ego?
(MK) No, nosotros no tenemos ningún maracucho llamado álter ego.
(CD) El ventrílocuo tiene la ventaja de materializar los personajes.

-¿Es el mono Kini homofóbico o en el fondo le gusta Lalo?
(MK) Me encanta aclarar que no soy homofóbico. Homo es hombre y tengo amigos hombres... Ahora, el fóbico es otra cosa.

-¿Apátrida?
(MK) Toda la vida. La patria es un arma de los políticos para engañar bobos y las balas son las leyes.
-¿La ley de la selva?
(MK) No, allí las leyes que amparan la propiedad privada. Anda a expropiarle la cueva a un león a ver qué pasa.

-Serán bobos los políticos...
(MK) ¡Para nada! Los bobos son ustedes que votaron por ellos.

-Ustedes han dicho que quisieran radicarse en Colombia...
(CD) Preferiría vivir en Estados Unidos, donde hay muchos venezolanos, peruanos, mexicanos...
(MK) ¡Sí! Todos terminados en ano.

-¿Cabe Venezuela en su fundación Humor sin Fronteras?
(CD) El problema es constituirla aquí también. Los humoristas de acá no tienen apoyo; los canales los usan, le dan una patadita y hasta luego.

-¿El ventrílocuo de la revolución?
(MK) Debe ser alguien que hace hablar a un fusil. -¿Los aclaman más en Colombia?
(CD) En Colombia aprecian a todos los artistas venezolanos. La última parte donde Alfredo Sadel cantó fue en Colombia. A Rudy Márquez también le ha ido muy bien por allá.

-Como abogado, ¿ejercería por causas perdidas?
(CD) Más bien por una integración jurídica latinoamericana, para enjuiciar presidentes y gobernadores.
-¿Cambiaría de ventrílocuo el mono Kini?
(MK) Sí, por una jeva que tenga buenas piernas (risas).

-¿Un gobierno humorista en la historia?
(MK) Calígula, que nombró a su caballo diputado.

-¿Comparte sus entradas financieras con sus muñecos?
(MK) Obvio.

-¿Contento con lo que le paga Carlos?
(MK) No.

-Y Carlos, ¿qué haría sin los muñecos?
(MK) Yo creo que estaría con Lalo repartiendo aquello en la Libertador (carcajadas).

-¿El colmo de un ventrílocuo?
(MK) El colmillo...
(CD) Hablar consigo mismo.

-Creyente confeso, ¿es Dios su ventrílocuo?
No, Él nos deja hablar por nosotros mismos.

-¿Se autocensuran?
(CD) Hay una vaina que se llama sentido del humor, que termina cuando comienzan a amenazar a la familia. A Laureano Márquez lo secuestraron.

-¿Qué hará reír al gobierno?
(MK) Que la gente crea en él (carcajadas).

-¿Por qué no siguieron en Venezuela?
(CD) Porque nos jalan de un lado para otro. El humor que más le gusta a la gente es como el sexo, que es lo que mueve al mundo.
(MK) Así es, Adán y Eva lo hacían.

-¿Qué le falta a Colombia que le sobra a Venezuela?
(CD) Dinero.

-¿Y viceversa?
(CD) Educación, cultura de teatro y civilismo.
(MK) ¡Qué va!, Venezuela es más cívica... ¡hasta los muertos salen a votar!

-Pareciera que el país es hoy la Colombia de los sesenta...
(CD) A veces pienso que es una estrategia política para que los que estaban aquí se vayan pa'allá (risas).

-¿Qué le queda de venezolano?
(MK) Las groserías, las arepas, revolver el whisky con el dedo y chupárselo.

-¿Eres el estereotipo del connacional? -(MK) ¡Eso es correcto! -¿Una nostalgia? -(CD) Un perrocaliente callejero.
(MK) ¡Peeerro, no!.. el dólar a 4,30.

-¿Les da miedo venir al país?
(CD) Miedo no tanto, lo que hay es que andar mosca.

-¿Alguien para convertir en uno de sus muñecos?
-(MK) Grande... con bigotes... ¡Pancho Villa!

-¿Su límite?
(MK) Cuando me meto con una mujer en un restaurante muy caro y ya no hay para el hotel... hasta allí llegué.

-Creyente de sucesos paranormales, ¿gobiernan los difuntos?
(CD) A lo mejor no hay tales difuntos.
(MK) Anda a Cuba y pregunta.

-¿Qué pasaría en Venezuela si uno de sus muñecos gobernara?
(MK) ¡Sería una maravilla!, porque el pueblo gobernaría de verdad. Con una pistola se roba a un banco, con un banco se roba a todo el mundo. Y con la política se roba a todos los bancos y hasta al mundo (carcajadas).