• Caracas (Venezuela)

Tú decides 2013

Al instante

Marcel Granier: “En el país no hay opinión calificada”

Marcel Granier, periodista y empresario venezolano | Omar Véliz

Marcel Granier, periodista y empresario venezolano | Omar Véliz

Marcel Granier criticó el populismo, pues genera violencia y desánimo, así como el dar dádivas, porque elimina la motivación al trabajo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El abogado y empresario Marcel Granier lamenta que en Venezuela se atente contra el sistema republicano al coartar la libertad de información de los ciudadanos, pues ello lleva a que no exista una verdadera gerencia ni opinión calificada. “Cuando no hay información es muy difícil que haya opinión calificada. La gente no se siente calificada para opinar; lo más que puede decir es que le da la impresión de que está pasando algo. En una sociedad donde no hay información no puede haber gerencia. Y Venezuela es un ejemplo de esto”, aseguró Granier en el marco del seminario dictado por la Fundación Internacional para la Libertad en Argentina.

El abogado puso como ejemplo la situación gerencial en la industria petrolera. “Más de 96% de las divisas que ingresan a Venezuela vienen del petróleo, pero nosotros no sabemos cuánto petróleo producimos, a quién le vendemos ese petróleo ni a qué precio lo vendemos. Esta desinformación, incluso dentro del propio sector petrolero, explica el estado de caos de la industria, las malas decisiones que se toman y los accidentes que ocurren, dijo”.

En este sentido, criticó que los funcionarios no rindan cuentas a los venezolanos, lo cual, a su juicio, hace posible que haya irregularidades en los manejos de los recursos del país. “Esta falta de transparencia tiene una conexión íntima con el campo de la corrupción”, enfatizó.

Granier se refirió a la desconfianza en el país, lo que, en su opinión, es una política populista que genera violencia y desánimo.

“En Venezuela es patente el aumento de la violencia. La desconfianza incita a la violencia y desanima. Esto es parte del populismo, al igual que el hecho de dar dádivas. A través de las dádivas, el Estado hace muy difícil el empleo productivo y elimina las motivaciones para buscar trabajo. En Venezuela la gente prefiere quedarse en su casa y estirar la mano para recibir la dádiva, que participar en un proyecto productivo cuyo resultado no depende de él sino del Estado”, señaló.

Con respecto al tema de la violencia, destacó que Venezuela, “a pesar de tener una de las poblaciones penitenciarias más pequeñas de América Latina”, tiene “las cárceles más violentas”.

“En las cárceles venezolanas, en números absolutos, mueren alrededor de 80 veces más personas que en las cárceles de Colombia, que tiene fama de ser un país invadido por la violencia”, precisó.