• Caracas (Venezuela)

Tú decides 2013

Al instante

Maduro dijo que si gana se juramentaría el 19-A y niega control del CNE

Nicolás Maduro | AVN

Nicolás Maduro | AVN

El presidente encargado cuestionó a Capriles por proponer un aumento desde abril

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Nicolás Maduro recorrió tres estados en su empeño por conseguir votos para quedarse en Miraflores: Trujillo, Falcón y Lara. Aunque está en campaña, al llegar a las entidades recibe honores militares como presidente encargado y luego participa en actos proselitistas.

En Valera, usaron niños (Lucía Valentina y El Potrillo, artistas de Sábado Sensacional; Belitmar Rodríguez y “La Gabancita de Chávez” que declamaron y cantaron) en la tarima, desde la cual anunció que, si gana el 14-A, se juramentaría el 19, Día de la Proclamación de la Independencia. “Los invito a celebrar en Caracas”, dijo a los trujillanos.

El guión en los estados fue similar: Maduro llega y es recibido por el gobernador; saluda a los militares, se monta en un camión que lo lleva hasta la tarima, donde Winston Vallenilla anima y presenta los temas de campaña de Los Candilac y Omar Enrique y el vídeo de Hugo Chávez del 8 de diciembre de 2012, cuando pide votar por el ex canciller. En esta oportunidad, él y Cilia Flores vestían pantalones kaqui y guayaberas blancas.

En Valera cargó un pajarito de cartón, en alusión a “la aparición de Chávez en Barinas en forma de animalito”, lo que aprovechó Vallenilla para advertir que el 14-A se juegan la patria. “El copión (candidato de oposición) quiere cortarnos las alas”, dijo el artista.

Maduro destacó que el 16-D-2012 Trujillo aportó 80% al oficialismo, por lo que pidió elevarlo a 85%. Sin embargo, los presentes vociferaron que podían subirlo. “Si logran 90%, les daré un premio”, prometió y luego agregó: “El 14-A no podemos fallarle a Chávez. Hay que lograr una victoria gigante, un récord: ganar por nocaut, no menos de 10 millones”.

Al igual que en otros estados, negó que tenga ambiciones de poder y afirmó sigue las órdenes del “comandante eterno” y que ejecutará el Plan de la Patria. “Seré presidente para defender los pobres (…) Haré un gobierno eminentemente popular, justo, profundamente democrático, socialista y cristiano”, dijo en Valera, donde también asumió el eslogan de Bolívar como consigna. “Los llamo al trabajo. Trabajo y más constancia. Paciencia para tener patria socialista”.

Maduro acusó a los medios de comunicación de no haber reseñado que prometió un aumento escalonado del salario mínimo (45%) pero, al revisar la prensa, todos abrieron con esa información. Inmediatamente cuestionó a Henrique Capriles por anunciar que aplicaría el incremento salarial desde el 15-A y no desde el 1° de mayo, como dijo el presidente encargado. “El burgués es irresponsable. No paga los salarios en Miranda. Es un hipócrita. Ahora, simula que es Chávez. Quiere confundir. El bobolongo de Carlos Ocariz dijo que Chávez quería a un capitalista en Miraflores. ¿Ustedes creen eso?”.

Por primera vez respondió a la denuncia de la Mesa de la Unidad Democrática sobre el uso de la clave del sistema electoral por el PSUV y reiteró que atacan al CNE para desconocer los resultados. “No tenemos claves. La clave es el apoyo del pueblo. Somos mayoría, somos alegría; esa es la clave secreta”, expresó, y manifestó que firmó el Compromiso Electoral porque reconocería el triunfo de Capriles. Sin embargo, pidió respeto al CNE y que no se perturbe la paz. “No se equivoque: hoy el pueblo tiene más fuerza y la Fuerza Armada es más leal y cohesionada. Nadie, excepto el imperio, apoyará la locura de desconocer mi victoria. No se pongan de aventureros. Es un consejo humilde que doy con la Constitución en la mano. No confundan amor con debilidad. Somos guerreros de la patria, de Bolívar y de Chávez”

El Dato

En el aeropuerto de Coro, Nicolás Maduro ordenó a militares rendir un homenaje a Hugo Chávez por el 11 de abril de 2002 y alertó sobre una emboscada contra Venezuela. “Un burgués dijo que él ya no es el mismo del 7-O; tiene razón: es más débil. Se acerca más a ese burgués del 11 y 12 de abril. Un golpista vulgar, que amenaza con violar la voluntad popular”.