• Caracas (Venezuela)

Tú decides 2013

Al instante

Capriles asegura que voto asistido afectó a 1,4 millones de votantes

Henrique Capriles Radonski / Cortesía: Lenín Morales

Henrique Capriles Radonski / Cortesía: Lenín Morales

El dirigente suspendió la movilización de hoy hasta el CNE para evitar la violencia, que “es el objetivo del Gobierno”

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Henrique Capriles Radonski pidió la confianza de los venezolanos sobre la conducción de la crisis que, aseguró, hay en Venezuela. Aclaró a sus seguidores que su petición de que se cuente cada voto es pacífica, que quien se salga de eso no está con él. “El Gobierno quiere, a través de la violencia, que yo no siga planteando que se haga la revisión voto a voto. Que lo que se refleje sea esa violencia en el mundo, y no nuestro fin: que se vea lo que realmente el pueblo decidió”.

Decidió suspender la movilización de hoy hasta el CNE para evitar precisamente que se generen hechos violentos. “He tomado la decisión de que mañana no vamos a movilizarnos; el que salga está del lado de la violencia. El Gobierno quiere que aquí haya muertos en el país. Para nadie es un secreto que quien está frente al Gobierno no tiene liderazgo. El Gobierno quiere otro 11 de Abril. Aquí ni 11 de Abril ni 27 de Febrero”, expresó.

En rueda de prensa con medios internacionales, aseguró que no permitirá que la violencia desplace las denuncias electorales que motivan su petición de un recuento. Aclaró que el recuento ya se pidió, que hoy se hará de nuevo y que el CNE debería responder “en las próximas horas”.

Capriles explicó que cuando se permite la auditoría al cuaderno de votación es que se ven las irregularidades. Dijo que es responsabilidad del CNE y del Plan República resguardar el material electoral, y admitió que le informaron que se perdieron cajas.

Enumeró una serie de denuncias relacionadas con presuntos fraudes cometidos mediante el voto asistido, el amedrentamiento de testigos, problemas con las máquinas e irregularidades en el RE.

“Ustedes no creen que con estas denuncias no es democrático pedir un conteo de votos? Eso es lo que yo estoy pidiendo, yo no estoy pidiendo que proclamen a un ganador distinto”, expresó.

Aseguró que si luego del recuento el resultado no le favorece, aceptará el resultado, le favorezca o no. Aclaró, sin embargo, que si el recuento demuestra que hubo irregularidades en el proceso, debe repetirse la elección. Recordó que hay casos en los que el recuento funciona y que Aristóbulo Istúriz y Francisco Arias Cárdenas fueron gobernadores gracias a ese mecanismo.

 

Instancias internacionales. Capriles informó que si se mantiene la negativa al recuento, acudirán a instancias internacionales para que pidan el recuento de los votos. Preguntado sobre la pertinencia de su petición si tiene a todos los poderes en contra, aseguró que no por eso va a dejar de luchar.

Insistió en que la verdad sobre las irregularidades en los comicios no se impondrá con la violencia y que quien caiga en eso se desliga de su proyecto.

Reiteró que es el Gobierno el que está interesado en la violencia. “El señor Maduro lo que quiere es tratar de que nosotros no hablemos del conteo de voto a voto. Que nuestra protesta sea firme y enérgica no significa que no sea pacífica”, advirtió.

Aseguró que la protesta en cualquier país democrático es un derecho y no debería terminar con personas fallecidas. Dijo que las muertes del lunes no ocurrieron por las protestas. “Como yo tengo información, yo no les voy a pisar el peine. Las próximas acciones las anunciaremos en su momento”, dijo.

Desestimó las afirmaciones de que lo van a investigar y que podrían meterlo preso, y aseguró que llamar al pueblo a hacer un cacerolazo no es motivo para abrirle una investigación a nadie. Dijo que si se produce una orden de captura en su contra sería un golpe de Estado y una violación de la Constitución. Precisó que sólo ha convocado a un cacerolazo, a las movilizaciones pacíficas a las juntas electorales regionales y la movilización de hoy, que canceló.

Capriles solicitó a la fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, que no utilice su posición para iniciar una persecución política. “Usted tiene que abogar por resolver la crisis política y no es con amenaza con lo que lo hará”, dijo.

 

Calma a Maduro

Henrique Capriles Radonski le pidió a Nicolás Maduro que se calme, que parece que está “desvariando” y que su objetivo debe ser garantizar la paz en el país. La petición la hizo luego de que Maduro realizó dos cadenas  y anunció que radicalizaría la revolución ante la violencia.

Capriles opinó que Maduro no tiene liderazgo ni credibilidad para amenazar a nadie. “Vemos qué van a radicalizar. ¿Van a radicalizar los apagones, la escasez o la situación económica? No han querido ver los resultados del país. No hay una mayoría, hay dos mitades, y no se trata de que una atropelle a la otra, sino de que busquen una solución y el país salga adelante”, agregó.

Agradeció a miembros de la FANB y de cuerpos de seguridad e inteligencia porque le advirtieron que el Gobierno pretendía infiltrar personas en la movilización, razón por la que la canceló. Reiteró que sembrar la violencia era, precisamente, el objetivo de Maduro.

 

Irregularidades en detalle

Henrique Capriles enumeró con detalle la lista de algunas de las irregularidades que fueron detectadas en el proceso de votación del domingo. Presentó datos concretos y algunos documentos (como actas) que prueban sus denuncias.

- Hubo 535.000 máquinas dañadas, lo que representan 189.982 votos.

- Hubo 1.176 centros en los que Maduro sacó más votos que Hugo Chávez, en uno de esos –dijo– sacó casi 1.000% más votos. “Quién puede creer que Maduro haya sacado más votos que Chávez, si casi 1 millón de electores de Chávez votaron por Capriles”, dijo.

- Dijo que los testigos fueron retirados por la fuerza en 286 centros, lo que significa más de 722.983 electores.

- Informó que en 564 centros hubo voto asistido, lo que afecta a 1.479.774 votantes.

- Aseguró que hay más de 600.000 personas fallecidas en el RE; que votaron muchas personas de más de 100 años de edad.

- El abanderado de la oposición explicó que hubo 397 centros en los que se amedrentó a los electores, algo que afectaría a 1.240.000 votantes.

- Explicó asimismo que en 421 centros hubo proselitismo, lo que afectó a 1.180.000 electores.

Dijo que también hay casos de centros de votación en los que hubo más votos que los electores que aparecen en el acta de escrutinio.

“Por eso debe hacerse una auditoría, porque cuando revisa todo se puede detectar el problema. La ley dice que si en una mesa hay una irregularidad, queda anulado en esa mesa”, expresó.