• Caracas (Venezuela)

Tú decides 2013

Al instante

Aliados reconocen firmeza de Maduro pero exigen debatir debilidades del proceso

Nicmer Evans | Foto: Leonardo Noguera

Nicmer Evans | Foto: Leonardo Noguera

Nicmer Evans insta a bases del chavismo y de oposición a “rebelarse ante los errores” de la dirigencia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En el Gran Polo Patriótico consideran prematuro evaluar las “primeras horas” de Nicolás Maduro como presidente electo, aunque reconocen su posición firme de no pactar con la oposición y de llamar a la paz en medio de la crisis política. “A partir del 19 de abril es cuando comienza a gobernar”, dijo el secretario general del MEP, Wilmer Nolasco. 

La tesis del MEP es que hasta el 14-A pudo hablarse del mandato de Chávez, pero que a partir de hoy la realidad es otra: “Cualquier falla o éxito será responsabilidad de Maduro”. Sin embargo, Nolasco visualiza un buen inicio: “Puso orden y evitó enfrentamiento. Hizo que Capriles reculara con el plan violento al negarle permiso a la marcha”.

El Movimiento Revolucionario Tupamaro espera que el presidente electo concrete la primera promesa de “gobernar en la calle” y cree que Maduro actúa en la línea correcta: tiene posturas revolucionarias en defensa del proceso. “Tupamaros mantiene su posición crítica. Es necesaria la unidad para derrotar la contrarrevolución y conversar sobre las debilidades y fortalezas; no hay 7 millones de oligarcas. Ese universo votó por la derecha y hay que analizarlo. ¿Por qué hubo la migración de votos? Es nuestra responsabilidad analizarlo –gobernadores, alcaldes y el PSUV, junto con los aliados– e ir a la conquista de compañeros que votaron por enemigos de clase”, dijo José Pinto, secretario general del MRT.
 
Debilidades y fortalezas. Los aliados están conscientes del descontento que se expresa en las protestas sonoras a las 8:00 pm desde el lunes 15-A. “Los cacerolazos no tumban gobierno. En Vargas, por ejemplo, mis vecinos están disgustados porque les otorgan los apartamentos a opositores, mientras hay gente en los refugios. Sus planteamientos son correctos. Sabemos que hay problemas que afectan e inciden en la gente, como la inseguridad, y por eso debemos revisar debilidades y fortalezas”, afirmó Pinto.

El Polo Patriótico se reunió ayer y coincidió con Tupamaros en rechazar la injerencia del Departamento de Estado, “coordinado por Primero Justicia”, en asuntos internos y demandó justicia para las ocho personas fallecidas durante las protestas. Pinto dijo que exigen respeto a la voluntad popular, que se oponen al voto manual y reveló que Carlos Ocariz los llamó a la 1:00 am, del 15-A, y les aseguró que, si perdía, reconocían, y que pedían reciprocidad y que controlaran a los violentos. Tupas aportó 247.355 votos al candidato oficialista. 

Los análisis políticos desbordaron a los partidos y la dirigencia del PSUV también opinó. El politólogo Nicmer Evans escribió en el evansnicmer.blogspot.com la columna “Centro de gravedad”: “Las dos direcciones políticas del país en este momento se orientan por senderos desbandados, donde algunos flotan por ausencia de gravedad y otros son aplastados por exceso de la fuerza de la misma”. 

Consideró que la solicitud de contar 100% de los votos constituye “una patada a la institucionalidad” y las protestas, que ocasionaron nueve muertos, heridos y daños a bienes públicos y privados, “un fuerte sabor a equivocación”. 

Los cacerolazos y cohetazos son, según Evans, expresiones de intolerancia entre los bandos. Dice que ponen en entredicho la capacidad de asimilar el legado del comandante como “el arte de hacer política” y de garantizar la paz. “Necesitamos una nueva dirigencia aún más rebelde e insurgente en el proceso revolucionario y una dirigencia más coherente, razonable y menos golpista en la oposición. Las bases del chavismo y de la oposición, manteniendo sus principios, deben rebelarse ante los errores de sus dirigentes si no son capaces de expresar lo que siente la mayoría”, expresó. 
 

ElDato 

“Es hora de que rectifiquemos todos, ya que hemos errado, por acción u omisión”, dijo Nicmer Evans. “No es un asunto de diálogo liberal-burgués, ni de negociación, es de subsistencia. Hemos retrocedido 11 años, y lo peor es que quien tuvo la capacidad de resolver el problema ya no está, Hugo Chávez Frías. Ahora debe ser el pueblo quien lo resuelva con cordura”.