• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Desde tarimas rojas pidieron paz y moderación

La esquina Padre Sierra fue uno de los puntos de entrada de las personalidades

La esquina Padre Sierra fue uno de los puntos de entrada de las personalidades

Empleados públicos aguardaron desde temprano al presidente, en las cuatro esquinas del Palacio Legislativo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“Llamamos a erradicar la soberbia en nuestro comportamiento. Lo que debe privar es el respeto, pero sin retroceder en nuestras demandas políticas, económicas y sociales”, sentenció pasadas las 4:00 pm el moderador que amenizaba en la esquina Padre Sierra la espera de los oficialistas por el presidente Nicolás Maduro.

En las distintas tarimas que se instalaron en las cuatro esquinas del Palacio Legislativo los mensajes de paz y sosiego opacaron ayer a los de confrontación. El estilo fue diametralmente opuesto al mostrado desde el pasado 5 de enero, cuando se instaló la nueva Asamblea Nacional.

“Debemos estar movilizados, pero en paz. No podemos caer en provocaciones ni dejarnos llevar por la rabia y furia”, vociferó un cuatrista desde la tarima de la esquina caliente, luego de terminar un tema musical. Como telón de fondo lo acompañaron dos de las gigantografías de Hugo Chávez que fueron sacadas del Palacio Legislativo el 6 de enero. Pero entre algunos presentes el tono moderado no se replicó.

“Vine a acompañar hoy a Nicolás Maduro porque Henry Ramos Allup (presidente de la AN) representa al imperio. Es un malandro”, afirmó Enalvis Salcedo, de los Valles del Tuy, cuando se le preguntó por el motivo de su asistencia.

En otros, el tono de los mensajes de las tarimas pareció surtir efecto. “Necesitamos diálogo, pero ellos también nos tienen que respetar”, dijo José Rangel, de Caracas. “El mayor problema ahora es el económico, ojalá se llenen los anaqueles”, agregó.

Pese a su preocupación por la materia, el hombre había escuchado poco del decreto de emergencia económica publicado ayer. Salcedo indicó que no había tenido tiempo de informarse porque se trasladaba a la manifestación.

Alrededor de todas las tarimas había grandes grupos de empleados públicos, algunos de los cuales firmaron asistencia en hojas blancas.