• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

El Estado socialista existe solo a través de la hegemonía comunicacional

Nazoa, Bisbal, Pino Iturrieta y Pasquali disertaron sobre las limitaciones a la libertad de expresión en Venezuela | Foto Alexandra Blanco

Nazoa, Bisbal, Pino Iturrieta y Pasquali disertaron sobre las limitaciones a la libertad de expresión en Venezuela | Foto Alexandra Blanco

Marcelino Bisbal dijo que los autoritarismos actuales no eliminan la libertad de expresión, sino que la convierten en un simulacro

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“Los medios de comunicación son enemigos de la revolución”, opinó el fallecido presidente Hugo Chávez en octubre de 2001.

“Trece años después en Venezuela el proyecto político del socialismo del siglo XXI instauró un modelo de dominación y control que en esencia es un simulacro de libertad de expresión y un cerco pleno a los derechos de comunicación e información”, manifestó Marcelino Bisbal, investigador de temas de la comunicación, en el foro La Lenta Agonía de la Libertad de Expresión, que contó también con ponencias del profesor Antonio Pasquali, el historiador Elías Pino Iturrieta y el humorista Claudio Nazoa.

Bisbal indicó que en el Primer Plan Socialista de 2007-2013 estaba señalado el control social de los medios masivos de comunicación, el fortalecimiento de los medios del Estado y los medios alternativos. Explicó que a través de esta hegemonía mediática el Estado-comunicador busca el acoplamiento de todas las esferas de la vida al control político gubernamental.

Las palabras iniciales del encuentro estuvieron a cargo del presidente editor de El Nacional, Miguel Henrique Otero, que hizo referencia a las acciones de gobiernos en América Latina que llegaron a través del voto popular, pero se convirtieron en “dictaduras del siglo XXI” que arrinconan la libertad de expresión. Mencionó problemas de la actualidad venezolana como la compra de medios y los cambios de su línea editorial, el cerco al acceso al papel para trabajar en la prensa, así como  el hostigamiento y la censura que pretende imponerse a periodistas y a ciudadanos.

Allanamiento
. Antonio Pasquali dijo que el 26 de agosto se cumplirán 225 años de la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, primer marco que señala el derecho a la libre comunicación del pensamiento y la opinión por todos los medios.

Expresó que las cadenas son un allanamiento de morada que destroza el pluralismo de los gobiernos democráticos. Afirmó que el cierre de RCTV no fue simplemente el fin de un medio, sino que se limitó la señal, el canal por el que se emitía; se intentó limitar contenidos y al público al que se debía la planta televisiva.

Elías Pino Iturrieta recordó los comienzos de la libertad de comunicación en el país con el surgimiento en 1808 de diarios que, sin saber que tendrían ese efecto, contribuyeron con la promoción de intereses nacionales, el orgullo patrio y al arraigo en la opinión pública hacia la incipiente nación. Y cómo a través de los grandes momentos históricos del país los medios siempre tuvieron su cuota de movilización de la sociedad para exigir el respeto a la libre comunicación y expresión del pensamiento.

Claudio Nazoa, con su habitual toque jocoso, manifestó que así como ocurre con la prensa independiente, también se censuran los espacios de humor y crítica inteligente a la que estaban acostumbrados los venezolanos. “El repartidor de periódico de mi casa siempre me deja El Nacional, pero últimamente lo hace con otras publicaciones. Un día le pregunté el porqué y me respondió: ¡Ay, señor Claudio!, es que El Nacional está tan flaquito que a mí me da pena”.
 
Las Cifras
62 horas, 36 minutos y 28 segundos de cadenas acumuló el presidente Nicolás Maduro desde que asumió el cargo en enero de 2013 hasta marzo de 2014
 
1 hora 43 minutos promedia el mandatario en sus intervenciones desde el 5 de enero hasta el 16 de marzo de 2014. Maduro dobló la media que tuvo en 2013