• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

“Un regalo de reyes al pueblo: un Daka lleno de dignidad”

Foto Henry Delgado / Archivo

Foto Henry Delgado / Archivo

Luis Olavarrieta, personaje del año 2013, protagoniza el ping pong

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

—¿Valió la pena haberle caído mal a media humanidad para terminar cautivando el rating nacional con Detrás de las cámaras?…

—Bueno, sí… Ahora le caigo mal a una mitad minoritaria (risas). Espero muchos saltos a la talanquera. Chávez ha sido mi guía para sacar de quicio a la gente.

—¿Un histriónico de la oposición?

—Hay que preguntarle al Conde del Guácharo en qué lado está hoy, aunque a Rolando Salazar no lo supera nadie.

—Sin guion mediante, ¿qué se esconde Detrás de las cámaras?

—Mucha edición, mucha censura. Ojalá se pudiera contar lo que quisiéramos.

—¿Se autocensura?

—¡Total! Regido por una línea editorial sumada a Conatel.

—¿Censuraría a Conatel?

—Que no censura al canal 8.

—¿Le costó imponer su estilo a lo Ají picante?

—¡Para nada! A la gente le divierte la sinceridad.

—¿El umbral entre la sinceridad y la imprudencia?

—El respeto. Me costó entenderlo.

—¿A punta de reclamos?

—Reclamos que me ayudaron a entender que debo pensar más antes de hablar.

—¿Qué lo hace reír?

—Me la pusiste bombita: una cadena sin teleprompter.

—¿Un llanto?

—Una cadena luego de 18 horas de trabajo diario.

—¿Cuándo duerme?

—Buena pregunta. Mi mototaxista se preocupa cada vez que me quedo dormido en la moto.

—¿Se disfrazó de Santa Claus?

—Mi primera amonestación en RCTV fue porque me rehusé a disfrazarme de Rodolfo el Reno.

—De encontrarse con Dios, ¿qué le diría?

—¿Qué pasó con Danilo Anderson?

—¿A qué le sabía la crítica cuando lo cercenaba?

—Nunca me importó. Sus opiniones hoy por hoy son reversibles.

—¿Y ahora qué lo enaltece?

—Sigue sin importarme.

—¿Divo?

—¡Jamás! Eso son los que se visten como Pedro Carreño. 

—¿La cura contra el divismo?

—Escuchar más a la gente.

—¿Un gobierno divo?

—El revolucionario, que se da golpes de pecho por el pueblo y termina quitando facultades a los alcaldes electos por el pueblo.

—¿Revolucionario?

—Hasta que empecé a atentar contra la democracia.

—¿Un regalo de reyes al gobierno?

—¿Quieren más?

—¿Otro a la MUD?

—Una mesa con sus cuatro patas bien derechas.

—¿Al soberano?

—Un Daka lleno de optimismo y dignidad, para que lo saqueemos con ganas.

—¿Lo han saqueado a usted?

—Cada vez que voy a pagar precios irrazonables.

—¿Un héroe?

—Está de moda Mandela.

—¿Una antimoda?

—Las treintonas que se sienten viejas y quieren tener un bebé a juro.

—¿Una heroína?

—Amanda Gutiérrez: se ha enfrentado a la Guardia, ha cargado heridos y ha refugiado a más de uno en su casa.

—¿Qué hay detrás de las cámaras del proceso?

—Mucha lucha por el poder

—¿Y de la oposición?

—Menos unidad de lo que la gente cree.

—Y usted, ¿qué travesura esconde?

—Muchas travesuras políticas, pero al final no me he dejado tentar.

—¿Alguna fans tipo obsesión fatal?

—He logrado frenarlas. ¡Odio el fanatismo!

—Conserva amigos en el chavismo…

—Los tengo. No puedo olvidar que muchos me tendieron la mano.

—¿Oyen su opinión sobre el gobierno?

—No les comento, ni ellos son capaces de preguntarme algo.

—¿Se encontraba con María Gabriela Chávez?

—Muchas veces. Tengo gratos recuerdos de ella.

—¿De cuándo pegaba afiches del MVR, en 1997?

—La adolescencia es la época de los errores, cuando son más que perdonables.

—En fin, ¿fue chavista?

—De los primeros en serlo y en salirme.

—¿Un recuerdo de la residencia presidencial?

—María Isabel haciendo ejercicios (carcajadas).

—¿Volvería a La Casona?

—Sí, quedé picado pues no llegué a bañarme en la piscina.

—¿Una adicción?

—Mi país con todas sus contras.

—¿Una contradicción?

—Soy masoquista. A veces me gusta lo que me hace daño.

—¿Se ha acostado en el diván de un psicoanalista?

—En muchos. Se divierten tanto que no me cobran la consulta.

—¿Una infidencia ante el espejo?

—Bájale dos, Luis.

—¿Un Detrás de las cámaras con su vida?

—No saldría al aire.

—¿Se metería en el ruedo político?

—Es otra moda. Los políticos quieren ser faranduleros. Y los artistas son más creíbles; por eso ven la política como un negocio.

—¿Otra indirecta?

—Muchos artistas que lloraron por RCTV y ahora le lloran y le jalan al gobierno.

—¿Le animaría un show al oficialismo?

—He estado en varios; le hace falta, urgente, un buen animador.

—Al parecer, todo le rebota…

—Siempre. Mi madre siempre me inculcó a no pararle al resto.

—Autocensurado confeso, ¿un Detrás de las cámaras imposible?

—¿Dónde están los artistas después de RCTV? Muchos pasando trabajo.

—¿Qué haría para animar a la población?

—Un buen show donde Diosdado y María Corina se den un buen picotazo.

—¿Un deseo para 2014?

—Que en ese show convoquemos una marcha para el reencuentro de las dos mitades del país, donde todos terminemos metiéndonos mano (carcajadas). 

—¿Qué pasaría en Venezuela si el gobierno continuase nombrando “protectores” detrás de las cámaras?

—Seríamos dos países paralelos, al estilo del dólar.