• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

El pueblo lloró en el hospital militar

Simpatizantes de Hugo Chávez | Foto: AP

Simpatizantes de Hugo Chávez | Foto: AP

Incredulidad y dolor fueron los sentimientos que expresaron los seguidores del jefe del Estado

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“Se murió Chávez”,  fue el grito desgarrado de una mujer que seguía la cadena nacional por la televisión, en una panadería cercana al Hospital Militar Carlos Arvelo. El llanto rompió la  tranquilidad que había reinado en el lugar toda la mañana y comenzaron a escucharse los alaridos de dolor de las mujeres que oraban en la capilla La Esperanza, recientemente inaugurada en el centro asistencial.

La noticia corrió por la calle José Ángel Lamas. Algunos transeúntes se negaban a creerla. “Mi comandante no, mi comandante no. Ellos nos decían que estaba mejorando. ¿Por qué, Señor, por qué, Señor, por qué nos lo quitaste?", gritaban las mujeres que permanecían cerca del hospital donde Chávez pasó dos semanas internado. Algunas se tiraban al suelo desconsoladas y se llevaban las manos a la cabeza para contener la desesperación.

Cinco minutos después, funcionarios de la Guardia Nacional comenzaron el cierre de los accesos del hospital, de acuerdo con las órdenes del comandante Juan Francisco Romero. Otros crearon un piquete de seguridad frente a las rejas para evitar el paso de las personas conmocionadas, que intentaban entrar para ver al Presidente.

A las 5:45 pm los presentes entonaron el Himno Nacional y vociferaron consignas en apoyo a Hugo Chávez: “No volverán”, “Chávez somos todos, nosotros continuamos la revolución”, “Chávez descansa en paz, tu pueblo te apoyará”.

Mientras caía la tarde, cientos de personas afectas al Gobierno comenzaron a llegar, luciendo camisas rojas y enardecidas por la noticia. Cerca de 300 motorizados trancaron las calles y dificultaron el paso de los vehículos, incluso de los cuerpos policiales, que intentaban entrar en el centro asistencial.

Personal del Hospital Militar y pacientes fueron desalojados. “No sé cómo está mi hija, que tiene a mi nieta hospitalizada. Ella me llamó y me dijo que los mandaron a entrar en la sala y los tienen encerrados. Es todo lo que sé porque las líneas colapsaron”, aseguró  Delinay Morales, trabajadora de Cantv que se acercó alarmada al lugar.

Al llegar la noche, la calle José Ángel Lamas estaba repleta de adeptos al Gobierno. En tres oportunidades cantaron el Himno Nacional y repetían que no permitirían que el proceso iniciado por Chávez se paralizara. “Si él luchó por nosotros, nosotros lucharemos por él”, exclamó uno de los presentes.

 

Tren ministerial. A las 4:00 pm comenzaron a llegar representantes del Gobierno, encabezados por el ministro de Comunicaciones, Ernesto Villegas, y el vicepresidente ejecutivo Nicolás Maduro.

Luego del anuncio del fallecimiento de Chávez se vieron desfilar varias camionetas último modelo, en cuyo interior se trasladaban ministros y magistrados, entre ellos el ministro de la Banca Pública, Marcos Torres, una de las hijas de Chávez que por la muchedumbre no fue posible identificar, el diputado William Ojeda y el ministro de Relaciones Interiores, Néstor Reverol.