• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

“El pueblo cobrará a quien se salga de la línea de Chávez”

Diosdado Cabello durante los actos del 4F / AVN

Diosdado Cabello durante los actos del 4F / AVN

Protagonistas del golpe recibieron condecoraciones. En un mensaje escrito enviado desde Cuba Chávez lamentó “estar ausente”

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Diosdado Cabello, vestido de militar con boina roja, y Nicolás Maduro, trajeado con una chaqueta tricolor, encabezaron los actos políticos gubernamentales con motivo de los 21 años del golpe del 4 de febrero de 1992. Fue la forma en que ambos, presidente del Legislativo y vicepresidente Ejecutivo, emplearon para hacer presente la figura del gran ausente: el presidente Hugo Chávez.

La celebración tuvo dos actividades: un acto en el Museo Militar y una concentración en la plaza de Pagüita, próxima al Palacio de Miraflores.

Cabello, orador de orden del acto en el Museo Militar, centró su discurso en la idea de lealtad. Aunque reiteró que no hay fisuras en el oficialismo, y que el pueblo y la FAN están unidos, no desaprovechó la oportunidad para enviar un mensaje al chavismo. Dijo que la lealtad no tiene gradaciones y que todos están todos obligados a serle leal a Chávez.

“Algunos compañeros han tenido intenciones de desconocer la voluntad de Chávez. Quien se salga de la línea del comandante Chávez sepa que el pueblo se lo va a cobrar. Quien crea que va a aprovechar para sacar del baúl de los recuerdos viejos intereses porque el comandante está convaleciente se va a equivocar”, advirtió.

Había expectativa sobre la transmisión de mensaje televisado del Presidente. En su lugar, Maduro anunció que había recibido un discurso que Chávez escribió para la ocasión, y que leyó más tarde en la concentración en Pagüita.

 

Los guías. En el acto del Museo Militar Maduro, Cabello, el ministro Diego Molero y el jefe del CEO, Wilmer Barrientos, impusieron la condecoración 4 de febrero en su única clase a militares y civiles que participaron en el golpe o que se unieron al movimiento político de Chávez posteriormente.

Destacaron Jorge Giordani, “por ser uno de los guías de Chávez”, y José Vicente Rangel, “por su encomiable y fructífera labor en pro de la revolución”. Una veintena de militares que participaron en el golpe, entre ellos Eliécer Otaiza y Luis Jiménez, pidieron permiso al vicepresidente Maduro para recibir la medalla.

Aunque en el programa inicial no estaba previsto que Maduro tomara la palabra, este se dirigió al país para repasar la trayectoria política de Chávez. Terminó su intervención presentando una gorra tricolor, similar a la que usó Henrique Capriles en su campaña, pero con el logo del 4-F. “Es una creación de Diosdado, que siempre anda inventando y que será el símbolo del 4 de febrero”, dijo.

 

La carta. Aunque el TSJ en su fallo del 8 de enero aclaró en que Chávez no está ausente, el Presidente envió desde Cuba una misiva que leyó Maduro y que comenzó diciendo: “¡Cuánto lamento estar ausente físicamente del territorio patrio, pero así lo exige esta batalla que estoy dando!”.

En la carta de siete páginas, leída en 24 minutos, Chávez ensalzó la conspiración que durante varios años preparó para intentar derrocar el Gobierno. “¡Vaya un abrazo infinito para mi pueblo, para mi Fuerza Armada Nacional Bolivariana!”. El Presidente insistió una vez más en la importancia de la unidad.

La carta fue enviada por el primer mandatario nacional desde Cuba, donde se recupera desde el 11 de diciembre de su cuarta operación para tratar el cáncer que lo aqueja.


¿Dónde me pongo?

Los actos de ayer comenzaron en el Museo Militar, donde se develaron dos retratos de Chávez. En uno se ve cómo lucía el 4 de febrero de 1992 y en el otro cómo lucía en 2012.

El protocolo, al parecer, era desconocido por Maduro, quien preguntó a los organizadores: “¿Dónde me pongo?”, “Por aquí”, le respondió el protocolo. “¿Y Diosdado, va aquí también?”, volvió a preguntar Maduro. “No. Él va de aquel lado”, le aclararon.

Maduro develó las pinturas, posó para las cámaras junto a Cabello y ambos se dirigieron al podio. De inmediato funcionarios de mayor rango dieron sus Ipad a los de menor rango para que les tomaran fotos junto a los retratos.

Fueron varias las diferencias entre la conmemoración de ayer y la del año pasado. En 2012 Chávez encabezó la celebración, ayer no estuvo de cuerpo presente y solo envió una carta. En 2012 hubo un desfile militar de 12.400 soldados; ayer, según el comandante de la parada, participaron 1.000. En 2012 se exhibió el armamento militar recién comprado a Rusia; ayer, sólo 3 aviones Sukhoi, 5 helicópteros sobrevolaron el Museo Militar y unas pocas tanquetas blindadas se apostaron en Pagüita, donde se realizó la concentración.


Uniforme ilegal

El general (r) Juan Antonio Herrera Betancourt dijo que el presidente de la Asamblea Nacional debe explicar al país quién lo autorizó para aparecer con su uniforme militar en los actos de ayer. Señaló que el Reglamento de Uso del Uniforme de la FAN establece que un oficial en situación de retiro, como Diosdado Cabello, puede ser autorizado para lucir el uniforme el día del aniversario de su componente o cuando se solicita un permiso especial.

“Cabello violó la normativa militar con su uniforme, y su insignia corresponde al grado de teniente en un acto político. Con esto envía el mensaje de que el poder político está manejado por el poder militar. Él forma parte de los oficiales retirados que ejercen la función pública”, indicó. En el acto, todos los oficiales retirados que participaron en el 4-F portaron su uniforme.