• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

“Lo primero que vamos a investigar es la corrupción con los dólares de Cadivi”

Enrique Márquez | Foto: UNT

Enrique Márquez, primer vicepresidente de la AN | Foto: UNT

El primer vicepresidente de la Asamblea Nacional aclara que la prioridad es resolver la crisis económica y atender los problemas más apremiantes de los venezolanos, no sacar al presidente Nicolás Maduro del poder

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Para quienes lo perciben como el policía bueno en la junta directiva de la nueva Asamblea Nacional ­Henry Ramos Allup sería el policía malo­, Enrique Márquez advierte que aplicará mano izquierda para tender puentes y fomentar la conciliación en beneficio de todos los venezolanos, pero que no dudará en utilizar una firme y fuerte mano derecha para impedir abusos del oficialismo que, en su opinión, está enquistado en el resto de los poderes públicos.

El dirigente de Un Nuevo Tiempo considera que, a falta de propuestas para resolver los problemas que agobian a los ciudadanos, el chavismo amenaza con una "guarimba judicial" para intentar anular la mayoría calificada del Parlamento que obtuvo la oposición en las elecciones del 6-D. Desde su punto solo se trata de un obstáculo más que también se superará por la vía electoral.

_¿Qué puede hacer y qué no puede hacer la nueva legislatura para atender las urgencias de los venezolanos?

_El 6 de diciembre no solo se eligió una nueva Asamblea, sino que se votó por un cambio de rumbo para el país. Desde el Parlamento podemos hacer mucho, pero no todo lo necesario para cambiar este modelo político económico. Por ejemplo, en cuanto al desabastecimiento de alimentos nos vamos a concentrar en proteger la inversión nacional, mediante la reforma de leyes que impidan que el Ejecutivo siga confiscando las tierras productivas.

Si el gobierno incumple con las nuevas normas, no reflexiona y sigue aplicando un modelo económico fracasado, las cosas no van a mejorar. Si el gobierno no rectifica, nosotros nos encargaremos de demostrar que la causa de la crisis económica no es una supuesta guerra librada por los empresarios y el imperialismo yanqui. Nosotros demostraremos que la verdadera guerra económica tiene que ver con el robo de los dólares a 6,30. El año pasado, en Venezuela entraron 40 millardos de dólares por renta petrolera. Eso era suficiente para alimentar a todo el país. ¿Qué se hicieron esos dólares?

Entre las primeras interpelaciones que haremos están las del ministro de Finanzas y el jefe del Cencoex, para que expliquen a quién le dieron los dólares y a quiénes se los van a dar ahora. Ese control político nosotros no lo vamos a ceder. Lo vamos a ejercer para que el pueblo sepa a dónde se está yendo su dinero. Lo que presumimos es que la corrupción es una de las principales causas de la crisis económica.

_¿Cómo se organizará el trabajo desde la Comisión de Contraloría para avanzar en la investigación y sanción de hechos de corrupción?

_Lo primero que vamos a investigar es la corrupción con los dólares de Cadivi. La administración centralizada de divisas está plagada de enormes irregularidades. Recordemos las confesiones de Jorge Giordani, quien fue jefe del gabinete económico. Recordemos que Giordani habló de un daño al patrimonio público por el orden de los 25 millardos de dólares. Nosotros estamos obligados a ponerle el cascabel al gato. Hay mucho que hacer, pero empezando con la inmensa corrupción a través de la administración de divisas estamos atacando el corazón de la corrupción en Venezuela. Maduro ha planteado una emergencia económica. ¿Cómo lo valora la MUD?

Nosotros estamos deseosos de dar el debate sobre la crisis económica porque eso es lo que le interesa a la gente. No se trata, simplemente, de decretar la emergencia económica. Nosotros no le vamos a dar un cheque en blanco a Maduro para nada, para nada. Ya tuvo habilitación legislativa durante dos años y no pudo solucionar nada. Lo que sí vamos a hacer es escuchar sus planteamientos. ¿Qué va a hacer con esa declaración de emergencia económica?

Tiene que explicarlo hasta el más mínimo detalle. Si las medidas que ha de proponer son lógicas, la Asamblea puede respaldarlas. Nosotros no vamos a ser un obstáculo para el Ejecutivo, pero tampoco vamos a permitir que sea un obstáculo para la Asamblea y para el desarrollo de Venezuela. Respetaremos los poderes, pero el poder que no cumpla con la Constitución se encontrará de frente con la Asamblea Nacional.

_¿Qué significa eso?

_Por ejemplo, si el Tribunal Supremo de Justicia no cumple con la Constitución, la Asamblea utilizará su poder orgánico para reorganizar al máximo juzgado, así como cualquier organismo del Estado. Para eso tenemos la mayoría calificada. Al fin y al cabo el máximo juez es el pueblo venezolano que está viendo lo que está ocurriendo en el país. El pueblo quiere cambio y va a percibir quién está obstaculizando ese cambio. Un río crecido va a buscar una salida. Y esa salida, democrática y electoral, está descrita en la Constitución.

_Entre las opciones que establece la Constitución para eliminar los obstáculos al cambio, ¿cuál prefiere usted?

_No es nuestra prioridad dar ese debate en este momento. Nuestra prioridad es dar el debate sobre la crisis económica.

_Ramos Allup fue enfático al señalar que el cese del mandato de Maduro ocurriría en un plazo perentorio de seis meses.

_Él no habló del mecanismo.

_Habló de la cesación del gobierno.

_No habló del mecanismo para que eso ocurra. Nosotros creemos que debemos esperar cuál va a ser la actitud del gobierno. Insisto: nuestra prioridad es resolver la crisis económica, no sacar a Maduro del poder. Si no, hubiéramos comenzado por activar el referéndum revocatorio. En este momento el objetivo de la Unidad es ofrecer un plan que garantice una economía productiva, el abastecimiento de alimentos, abatir la inflación, un plan viable. Ya el pueblo verá si el gobierno erige como un obstáculo.

“No se trata, simplemente, de decretar la emergencia económica. Nosotros no le vamos a dar un cheque en blanco a Maduro para nada. Ya tuvo habilitación legislativa durante dos años”