• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Tres presidentes latinoamericanos estarán el 10-E en Caracas para apoyar a Chávez

El presidente de Bolivia, Evo Morales / EFE

El presidente de Bolivia, Evo Morales / EFE

El presidente uruguayo, José Mujica, llegó ya a Caracas, mientras que se espera que el boliviano Evo Morales y el nicaragüense Daniel Ortega, lo hagan a últimas horas del miércoles o el jueves mismo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los presidentes de tres países, Bolivia, Uruguay y Nicaragua, así como otros dignatarios y personalidades latinoamericanas, darán mañana su respaldo a Hugo Chávez, en un acto político en Caracas en el día en que debía tomar posesión como presidente de Venezuela para un nuevo mandato de seis años.

Chávez, de 58 años y desde 1999 en el poder, no asumirá mañana, como establece la Constitución bolivariana, porque su estado de salud no le permite regresar a Venezuela desde Cuba, donde fue operado hace un mes de un cáncer. La fecha será conmemorada por el partido de Gobierno pese a las críticas que ha despertado el aplazamiento de la investidura entre sectores opositores.

El presidente uruguayo, José Mujica, llegó ya a Caracas, mientras que se espera que el boliviano Evo Morales y el nicaragüense Daniel Ortega, lo hagan a últimas horas del miércoles o el jueves mismo.

También está confirmada la presencia en el acto en el teatro caraqueño Teresa Carreño del ex presidente paraguayo Fernando Lugo y los cancilleres de Ecuador y Argentina, Ricardo Patiño y Héctor Timerman, respectivamente.

El primer ministro de Haití, Laurent Lamothe, viajó hoy a Venezuela, oficialmente para una reunión de Petrocaribe, pero según medios de prensa será otro de los participantes en ese acto.

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, que está en campaña electoral, no podrá asistir, pero expresó hoy su total apoyo al mandatario venezolano, de cuyo estado de salud no se ha divulgado un solo parte médico.

Según el Gobierno, tras la operación del 11 de diciembre, la cuarta desde que se le diagnosticó un cáncer de cuya naturaleza no se ha informado, Chávez está en estado "estacionario" y sufre una insuficiencia respiratoria producto de una infección pulmonar, pero está consciente e informado.

Aunque Correa señaló que si Chávez no puede gobernar nunca más sería un "golpe" para América Latina, afirmó que la revolución igualmente debe continuar.

"Todos somos necesarios pero nadie debe ser imprescindible, y el proceso revolucionario en nuestra América deberá continuar", sostuvo Correa en declaraciones recogidas por el portal informativo oficial de la Presidencia de su país.

Después de que la Asamblea Nacional autorizara hoy aplazar la investidura hasta que Chávez esté en condiciones de volver al país, el Tribunal Supremo dictaminó que ni siquiera es necesario que haya acto de toma de posesión ya que se trata de un presidente reelegido, no de uno que llega al poder por primera vez, y que hasta su regreso el Gobierno actual debe seguir.

La Mesa de la Unidad Democrática (MUD), que aglutina a la oposición, aun no se pronunció en Venezuela, pero ya surgieron críticas de opositores en otros países.

"Decir que se puede esperar a Chávez todo el tiempo que sea necesario y avalar ese disparate, como lo hace la Corte Suprema de Justicia" es no sólo una "violación de la Constitución", sino una muestra de "docilidad al chavismo y Cuba", señaló a Efe Alexis Ortiz, exiliado venezolano y miembro de MUD de Miami.

"Esto no es una monarquía donde la sucesión es automática", exclamó Ortiz, quien apuntó que se trata de una "violación constitucional flagrante y abierta que no se puede ocultar".

En Estados Unidos residen unos 200.000 venezolanos y la mayoría vive en Florida.

En una carta dirigida a la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, y entregada hoy en el Senado brasileño, dirigentes opositores venezolanos le pidieron que impida la "ruptura democrática" que, a su juicio, supondrá la continuidad del actual Gobierno.

La carta, entregada por Milos Alcalay, exrepresentante de Venezuela ante la ONU, sostiene que la "tesis de la continuidad indefinida del mandato" de Chávez "desconoce toda la jurisprudencia" que hace "imprescindible" la toma de posesión.

Según Milos Alcalay, la "ficción de la continuidad" crea un escenario "peligroso", que se torna más "preocupante" con los actos que el chavismo ha organizado para mañana y calificó de "triste payasada latinoamericana" el "celebrar el día de la no asunción".

El Gobierno de Estados Unidos no quiso hacer comentarios sobre la decisión del máximo tribunal venezolano y subrayó que "lo importante" es ver cómo los venezolanos la interpretan.

"Es una decisión que deben tomar los venezolanos", indicó la portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland.

En su opinión, el futuro de la Presidencia venezolana, en suspenso por la ausencia de Chávez, debe "implicar y tener en cuenta una amplia representación del Estado y ser consensuado, pactado y transparente".

Antes de que se conociera la decisión del Supremo, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, también evitó pronunciarse sobre la situación en Venezuela, pero señaló que hay factores políticos en esa polémica.

"Hay una serie de cosas propiamente políticas más que jurídicas que están de por medio y yo creo que es mejor que las resuelvan los venezolanos el día de mañana, antes de pronunciarse sobre ellas", señaló Insulza en una entrevista con la emisora chilena ADN Radio.

La oposición venezolana envió este martes una carta a Insulza en la que alerta a la OEA del riesgo de "una grave violación al orden constitucional" si el 10 de enero no asume la conducción del país el presidente del Parlamento, Diosdado Cabello.

Por su parte, el partido español Izquierda Unida envió hoy una carta al presidente Chávez para expresarle "la solidaridad y el aliento firme" de todos sus miembros y denunciar la "inhumana actitud" de buena parte de la oposición venezolana, a la que acusa de protagonizar un "macabro espectáculo con el único objetivo de desestabilizar el país".