• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

John Magdaleno: La oposición tiene todo para ganar las parlamentarias

El especialista político explicó que la ventaja sobre el oficialismo subió de 19 a 23 puntos porcentuales entre mayo y junio debido al malestar general que ha causado la política económica del gobierno 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A tres meses de las elecciones parlamentarias, el analista político John Magdaleno ve muy difícil que el oficialismo pueda cambiar la opinión negativa que tienen los venezolanos sobre los principales problemas que sufren: escasez, inseguridad e inflación. Por esta razón, aseguró que la oposición tiene todo a su favor para ganar las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre. 

“La probabilidad de triunfo de la oposición es clara; que la cristalice depende de los dos bloques”, dijo en una entrevista exclusiva a El Nacional.

“La evaluación del desempeño del gobierno nacional en materia de seguridad es crecientemente negativa. Alrededor de 9 de cada 10 venezolanos la desaprueba”, explicó el especialista sobre el segundo problema que afecta al país, según varios estudios especializados.

El politólogo informó que la Operación para la Liberación del Pueblo (OLP) representa la propuesta gubernamental para contrarrestar este mal, pero que aún no existen estudios de la percepción que tiene la ciudadanía sobre la misma.

“La OLP trata de intervenir la apreciación que tiene la opinión pública sobre el desempeño del gobierno en materia de inseguridad”, opinó.

El especialista explicó que en ocho años ningún problema había superado la inseguridad, hasta que en diciembre de 2014 la escasez empezó a ser la primera preocupación de los venezolanos.

Dicho cambio obligó al gobierno a dar respuestas económicas inmediatas de dos formas: una mediante acusaciones al contrabando de extracción que se da en la frontera colombo-venezolana como causa principal del problema y otra por medio de una serie de importaciones que cambien la sensación que existe entre los ciudadanos, explicó Magdaleno.

“El juego estratégico del gobierno pareciera ser acumular las pocas divisas de las que dispone este año para tratar de revertir el problema de escasez este último trimestre, pero básicamente por las vías de las importaciones”, indicó.

Sin embargo, para el también profesor universitario, el Estado tiene todavía una tarea pendiente: tomar medidas económicas para frenar la inflación, tercer problema que más inquieta a los venezolanos.

 “Si no hay una bonificación sustantiva del régimen cambiario ni del sistema de control de precio, la tasa de inflación no bajará de forma relevante”, sostuvo.

Magdaleno cree que la jugada inmediata del gobierno en este ámbito podría ser el anuncio de un aumento salarial que compense la pérdida del poder adquistivo.

Está en sus manos

A menos de 100 días de los comicios electorales, la ventaja de la oposición es evidente. Encuestas de organizaciones especializadas como Datanálisis o IVAD señalan una brecha de hasta 35 puntos porcentuales sobre el oficialismo en la intención de voto para las parlamentarias.

Magdaleno explicó que esta diferencia se debe a que “hay un clima de opinión muy negativo que tiene como origen la crisis económica, en segundo lugar hay una pérdida muy significativa de los respaldos del chavismo y por último existe una pérdida significativa de los respaldos del PSUV”.

Pese a las recientes disputas internas en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) por desacuerdos sobre la postulación de algunos candidatos, “entre el mayo y junio, la brecha de intención de voto a favor de la oposición subió de 19 a 23 puntos”, señaló el politólogo.

“Si el voto castigo no se hubiera formado ya, el costo (de estas divisiones) sería mucho mayor”. Sin embargo, la oposición debe “consolidar la manifestación del voto castigo”, insistió Magdaleno.

Para ello, el especialista comentó que la MUD debe “dibujar los beneficios de una mayoría parlamentaria”, es decir, explicarle a la gente cómo se traduce esto para su vida cotidiana y qué consecuencias políticas, sociales y económicas significaría. Además tiene que presentar una agenda parlamentaria que sea del interés de la mayoría de los ciudadanos.