• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Los poderes construyeron el piso legal y político para permanecer en el poder

Luisa Estella Morales, presidenta del Tribunal Supremo de Justicia ofrece rueda de prensa | Captura TV

Luisa Estella Morales, presidenta del Tribunal Supremo de Justicia ofrece rueda de prensa | Captura TV

Las instituciones concibieron alegatos para legitimar la tesis del “permiso de salud” y “continuidad” administrativa para que el vicepresidente y los ministros siguieran al frente del Gobierno

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Antes de partir a Cuba, Hugo Chávez dejó una hoja de ruta: Nicolás Maduro se encargaría del Gobierno y sería el candidato si él quedaba inhabilitado tras su cuarta operación. Hasta el momento sólo lo primero se ha cumplido.

La decisión de no declarar la falta temporal del presidente de la República no fue intempestiva. Comenzó a prefigurarse a mediados de diciembre, cuando era evidente que la recuperación del mandatario de su cuarta operación a causa de un cáncer iba a demorar más tiempo del previsto.

Tan pronto surgieron las dudas sobre la eventual inasistencia de Chávez a su juramentación el 10 de enero, los representantes de los poderes públicos construyeron durante tres semanas los argumentos legales para mantener el status quo del Gobierno.

El primero fue el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, quien aseguró que un alcalde tomó posesión de su cargo tres meses después y que la toma de posesión podía retrasarse.

Unos días después la presidente del Tribunal Supremo de Justicia, Luisa Estella Morales, dejó entrever lo que sería la posición de la Sala Constitucional: la continuidad y la posposición de la juramentación. Para la cabeza del máximo tribunal del país, el hecho de que el presidente en ejercicio y el electo fueran la misma persona, le otorgaba una continuidad al gobierno. Esta tesis fue la que prevaleció en la sentencia del TSJ del 9 de enero. No sólo no hay límites para la toma de posesión, sino que el Parlamento otorgó al mandatario un permiso indefinido para recuperarse.


21 de diciembre

La continuidad en el cargo,

según Luisa Estella Morales

 

La presidente del TSJ, Luisa Estella Morales, se adelantó a la Sala Constitucional y respaldó la continuidad: “No se puede amarrar a un día la voluntad de un pueblo. No es un nuevo, sino el mismo presidente y aquí hay un hecho muy importante, que es la continuidad por la reelección”, argumentó.

En 2001 el TSJ había establecido el 10-E como fecha para el inicio del período, pero Morales dijo que esa sentencia no sólo trata sobre la toma de posesión, sino sobre la preservación del mandato de la voluntad popular.

“La sentencia del 2001 tiene varios considerandos, por supuesto, no solamente el de la fecha, sino los valores fundamentales que se deben proteger constitucionalmente cuando se trata de la toma de posesión, no solamente del presidente sino también de cualquier persona que haya ascendido a un cargo por elección popular”, dijo.

 

23 de diciembre

Diosdado Cabello y la teoría

del punto en el artículo 231

 

El presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, afirmó que Hugo Chávez no estaba obligado a acudir el 10-E al Parlamento para tomar posesión de su nuevo mandato. Dijo que en ese caso no sería necesario la declaratoria de falta absoluta ni el reemplazo del gobernante.

“La oposición cree que si el Presidente no va, pues entonces abandonó. En la Constitución hay un puntico que indica que si este no puede tomar posesión el 10-E por razones sobrevenidas, se juramentará ante el Tribunal Supremo de Justicia. ¿Cuándo?, no dice cuándo ¿Dónde?, no dice dónde. Pero él seguirá siendo siempre nuestro Presidente”, alegó.

Dijo que si el mandatario no estaba en el país ese día, el TSJ tomaría una decisión.

“Olvídense de esa fecha. Que el Presidente se tome su tiempo y regrese cuando quiera. Su período va del 2013 al 2019”, sostuvo.

 

6 de enero

Nicolás Maduro: la juramentación

en el cargo es un formalismo

 

El día de la escogencia de la nueva junta directiva de la Asamblea Nacional el vicepresidente Nicolás Maduro aseguró que el Presidente ya estaba en posesión del Gobierno y que la juramentación era un simple formalismo

Dijo que el mandatario había sido reelegido el 7-O, y que había continuidad en el cargo, por tanto el acto de juramentación del nuevo período podía realizarse en otra fecha

El vicepresidente invitó a leer con atención el artículo 231 de la Constitución, pues se habla del presidente electo, nunca del reelecto. Argumentó que el artículo 231 de la carta magna no establece cuándo ni dónde puede tomar posesión el jefe de Estado.

“El Presidente reelecto está en posesión del cargo y tiene un permiso de la Asamblea Nacional para ausentarse por enfermedad, así que puede juramentarse como presidente en funciones”, alegó.

 

6 de enero

Cilia Flores aclaró que en octubre

Chávez ratifico a Maduro

 

La procuradora general de la República, Cilia Flores, apoyó la tesis de la continuidad del oficialismo, cuando afirmó que Hugo Chávez no necesitaba juramentarse ante la Asamblea porque es un presidente reelecto y no uno electo por primera vez. “El presidente Chávez es reelecto y ahí hay una gran diferencia, en el artículo 231 (de la Constitución)”.

Flores consideró que el 10 de octubre, cuando Chávez recibió las credenciales del CNE, hizo algunos nombramientos, como el del vicepresidente, Nicolás Maduro, lo que justificó su continuidad en el nuevo período. También adelantó que el mandatario ya tenía un gabinete establecido de su período anterior, algo distinto –dijo– a lo que ocurre con un presidente electo.

Flores dijo que, en un caso fortuito o de fuerza mayor, Chávez puede juramentarse ante el Tribunal Supremo de Justicia.

 

8 de enero

El Parlamento fue informado

de la ausencia de Chávez el 10-E


La Asamblea Nacional convocó a una sesión en la que su presidente, Diosdado Cabello, leyó un comunicado de Nicolás Maduro, en el que anunció que Chávez no se juramentaría el 10 de enero.

“El comandante-presidente, con las recomendaciones del equipo, señala que la recuperación posquirúrgica deberá prolongarse más allá del 10 de enero. Por tal motivo no podrá comparecer ante la Asamblea Nacional, constituyendo un irrebatible motivo sobrevenido, por lo cual se invoca el artículo 231 de la Constitución a objeto de formalizar en fecha posterior la juramentación ante el TSJ”.

El oficialismo avaló la teoría de la continuidad y rechazó el argumento de la oposición de que debería declararse una ausencia temporal y que Cabello tenía que asumir la Presidencia.

Cabello pidió que se diera a Chávez “todo el tiempo que necesite para atender su salud”. Se aprobó.

 

9 de enero

El TSJ interpretó: no hay

límites para el permiso

 

El Tribunal Supremo de Justicia decidió que el presidente Hugo Chávez se podrá juramentar cuando su estado de salud se lo permita, sin fijar una fecha límite, y avaló la tesis de la continuidad, pues permitió que todo su tren ejecutivo siguiera en funciones en el nuevo período constitucional

“No es necesaria una nueva toma de posesión en relación al presidente Hugo Chávez, en su condición de presidente reelecto, pues no hay interrupción en el ejercicio del cargo”, dijo la presidente del TSJ, Luisa Estella Morales.

Aclaró que el mandatario goza de un permiso otorgado por la Asamblea Nacional para tratar su salud, por lo que no se podía declarar la falta temporal, por lo cual el presidente de la Asamblea, Diosdado Cabello, no podía asumir el Gobierno. Dijo que no había méritos para designar una junta médica que evalúe a Chávez.