• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

“Es pecado ser empresario en este régimen corrupto”

El empresario asegura que el dinero para la construcción del hotel se obtuvo a través del BOD, de forma legal.

El empresario asegura que el dinero para la construcción del hotel se obtuvo a través del BOD, de forma legal.

Parsifal D’ Sola aseguró que lo persiguen por ser opositor: “Como no tienen obras que mostrar, por incapaces, expropian”

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una comisión de la Oficina Nacional Antidrogas y un grupo de 15 guardias nacionales entró el viernes 7 de noviembre a las instalaciones del centro turístico Perla Mar en Nueva Esparta. Sin mediar palabra, ocuparon la obra, cuyo avance es de 96% y tiene más de 110.000 metros de construcción. Su principal accionista es el empresario Parsifal D’ Sola, quien afirma que el motivo del ensañamiento en su contra —materializado en persecución por años y en la expropiación— es político: “En este país es delito ser empresario opositor”.

Informó que la ocupación fue una orden de la Fiscal 20 con competencia nacional, Katherine Harrington, y fue ejecutada por el Tribunal Penal de la Primera Instancia en Función de Control de Nueva Esparta. Aseguró que hasta el momento no ha tenido acceso al expediente en su contra, pero le informaron que lo acusan de legitimación de capitales y financiamiento al terrorismo.

Opinó que lo persiguen porque siempre ha hecho oposición al chavismo y aseguró que los dólares con los que ha construido el centro turístico son legítimos.

“Como no tienen obras que mostrar, por corruptos e incapaces, expropian. ¿Por qué me persiguen? ¿Por qué se me acosa judicialmente? Quieren expropiarme el hotel buscando la vía de la criminalización; dañar mi imagen. He sido empresario durante 50 años y nunca fui perseguido como lo hace este gobierno porque siempre he estado apegado a la ley. ¿Acaso es un pecado ser un empresario opositor? Obviamente sí, en este régimen corrupto, tutelado desde Cuba por los hermanos Castro”, sentenció.

Respuesta. D’ Sola explicó que el dinero para la construcción del hotel lo obtuvo a través de un crédito del Banco Occidental de Descuento en 2006, con garantías hipotecarias y avales de los socios. “Los dólares para el proyecto fueron comprados al BOD través del dólar permuta y luego fueron depositados en el Boi Bank, propiedad de accionistas del BOD. Se trata de una transacción legal”, aclaró.

Dijo que antes de la toma del hotel por parte de los funcionarios de la GNB, el lunes 27 de octubre fueron a las instalaciones varios fiscales del Ministerio Público para interrogar a dos generales retirados del Ejército que forman parte del proyecto: Félix Cáceres, ingeniero en Telecomunicaciones y Luis Felipe Párraga, ex director de Ingeniería Militar.

“Asumo toda la responsabilidad de la administración de la obra. Todas las operaciones de divisas se hicieron a través del BOD. Todo el proceso es legítimo”, reiteró.

Explicó que el dinero que aprobó el BOD se utilizó para importar cocinas, aires acondicionados, mobiliario, una planta desalinizadora y otros artefactos que están depositados en el centro de convenciones y en los salones de usos múltiples del hotel.

El empresario se preguntó por qué no se persigue y se enjuicia a generales buscados por la DEA (Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos) y acusados por el Departamento de Estado de ese país de estar vinculados al narcotráfico. “El país recuerda perfectamente bien el escándalo de Aruba y de uno de esos generales”, señaló.

D’ Sola dijo que este tipo de acciones son las que han alejado a empresarios, que ya no desean invertir en Venezuela. “La expropiación depende del capricho de los Castro, de los esbirros que nos gobiernan”.

El empresario aseguró que dará la cara y se defenderá en los tribunales.