• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

“La paz no se decreta, se siente cuando hay seguridad”

Familiares, amigos y sobrevivientes de la delincuencia caminaron ayer hasta el cementerio del Este para pedir el cese de la violencia | Foto: Alexandra Blanco

Familiares, amigos y sobrevivientes de la delincuencia caminaron ayer hasta el cementerio del Este para pedir el cese de la violencia | Foto: Alexandra Blanco

Vecinos, amigos y familiares de personas caídas a manos del hampa manifestaron contra la inseguridad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En silencio, vestidos de color negro y blandiendo pancartas con mensajes a favor de la paz aproximadamente 150 personas caminaron ayer hasta el cementerio del Este para protestar en contra de la violencia y la inseguridad.

Amigos, habitantes y familiares de vecinos caídos a manos de la delincuencia o sobrevivientes realizaron la convocatoria bajo el nombre de Movimiento de Ciudadanos víctimas de la violencia. A las 10:00 am comenzaron a concentrarse en el semáforo de Santa Paula en el bulevar de El Cafetal.

Clarisa Weil explicó que el objetivo del movimiento es exigir al gobierno que cumpla con su obligación de garantizar la vida, la convivencia y la paz.
“Los venezolanos, sin importar la ideología política, estamos unidos por algo muy triste: el luto. Este recorrido hasta el cementerio del Este es el mismo que hacen a diario cientos de madres, padres, hermanos, hijos y amigos de los venezolanos que mueren a manos del hampa”, dijo. A las 10:45 am el sacerdote católico Gerardo Tardiz y el pastor protestante Arno Ernann ofrecieron sus reflexiones a los participantes.

“La paz no es estática, es dinámica, y para lograrla se requieren esfuerzos y acciones. Si respondemos con violencia a quienes nos agreden entramos en su campo de juego. La vía para enfrentar la violencia es la no violencia”, dijo Tardiz.

“Estamos rodeados por la cultura de la muerte y la violencia, pero queremos cambiar eso por la cultura de la paz. Imagínense a dónde podríamos llegar como país si se cambiaran las armas por herramientas para labrar el campo o tanques de guerra por transporte para alimentos”, dijo Ernann.
Paz dinámica. Al frente de la caminata, que partió a las 11:00 am, cargaban una bandera nacional, una corona fúnebre y una urna simbólica para recordar a las víctimas de la inseguridad.

Mariana Egloff, estudiante de la Universidad Monteávila, cubrió el recorrido de 2,5 kilómetros en nombre de su amigo Germán García, estudiante de periodismo, que en 2012 sobrevivió a un intento de secuestro.

“Germán recibió un disparo en la cabeza. No murió, pero perdió parte de sus capacidades motrices, el habla y su memoria. La paz no se decreta sino que se siente cuando estamos seguros en la calle, en la casa, en la universidad. Se siente cuando hay comida, trabajo y posibilidades de surgir”, dijo Egloff.

Irene Montenegro caminó por su hija Irene María, que murió hace 10 años víctima de delincuentes que arrojaron objetos contundentes a su vehículo cuando volvía de unas vacaciones en Mérida. El carro volcó e Irene María pereció. Su esposo y dos hijos la perdieron para siempre.
Los humoristas Bobby Comedia y Laureano Márquez asistieron a la actividad. “Yo estoy aquí como víctima de la inseguridad, pero el llamado a activarse es para todos. No hay que esperar a ser víctima para exigir justicia y seguridad”, dijo Márquez, que el año pasado fue secuestrado.

¿Qué proponen?
Al llegar al cementerio del Este, Clarisa Weil leyó un comunicado con las propuestas del Movimiento de Ciudadanos víctimas de la violencia: Que se despartidice el sistema judicial y que se deje de lado la represión por motivos políticos; que se nombren nuevas autoridades judiciales y policiales capacitados y con trayectoria; que se invierta en dotación de tribunales y policías. 

“Además exigimos el desarme de los colectivos y grupos delictivos. No es posible que la Guardia Nacional Bolivariana reprima las protestas estudiantiles mientras los delincuentes actúan impunemente”, dijo.

El 22 de febrero realizarán otra actividad. “Entraremos en contacto con víctimas de la violencia en sectores populares en Caracas y en todo el territorio nacional. Queremos quitarnos el luto y trabajar por la vida de los venezolanos”, expresó.