• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

La oposición definirá su candidato por consenso

Ramón Guillermo Aveledo, secretario ejecutivo de la MUD / AP

Ramón Guillermo Aveledo, secretario ejecutivo de la MUD / AP

Ramón Guillermo Aveledo aseguró que el Gobierno no intimidará con violencia: “La violencia es el pariente más cercano al miedo. No se equivoquen”

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ramón Guillermo Aveledo fue el responsable de hablar en el acto de conmemoración del 23 de enero de 1958 que realizó la oposición y que sirvió también para que la Mesa de la Unidad Democrática renovara sus propuestas y reafirmara su compromiso con el país.

Ese compromiso se reflejó en un manifiesto que Aveledo leyó a los venezolanos, que contiene las 12 prioridades para la oposición: exigir respeto a la Constitución; alcanzar un gobierno de unidad que tenga la calidad de vida y lucha contra pobreza como prioridad; defender los derechos de los venezolanos (vida, trabajo, educación, vivienda, libertad de expresión); promover la descentralización; defender la soberanía, con el permanente rechazo a la injerencia del gobierno de cualquier país; combatir la violencia, la impunidad, la corrupción y el narcotráfico; restablecer el respeto y confianza entre civiles y militares, así como garantizar que la FAN se aleje de compromisos partidistas.

Otros objetivos son iniciar el diálogo nacional entre todos los sectores; defender el petróleo para beneficio de los venezolanos, con énfasis en los más pobres; apoyar la producción nacional para reducir las importaciones y generar empleo; luchar contra el ventajismo y pro de condiciones electorales equitativas y garantizar que mediante el consenso la MUD escoja un candidato presidencial, si se adelanta un nuevo proceso electoral.

Luego de que Aveledo leyó el último punto los asistentes empezaron a gritar: “¡Capriles, Capriles!”, durante unos diez segundos. El gobernador de Miranda sonrió y levantó un brazo. Los aplausos continuaron un rato más.

El secretario ejecutivo de la MUD rechazó la falta de independencia de los órganos del Estado, “que dejan indefensos a los ciudadanos”, mientras el Gobierno se centra en repartirse cuotas de poder. “La Mesa sabe que el país debe encontrarse en la unidad nacional; que en lugar de promover las diferencias, fomente el diálogo. Estamos al servicio de esa unidad más grande, la unidad nacional, porque todos somos venezolanos”, dijo. Rechazó que, a pesar de que recibe 250 millones de dólares diarios por el petróleo, el país se encuentre “endeudado y arruinado”,  tenga la inflación más alta de América Latina, y reine la inseguridad, mientras los gobernantes sólo se preocupan por enriquecerse.

Aseguró que la ausencia de Hugo Chávez agrava la situación. “Sus sucesores compiten en torpeza y prepotencia, como si con desplantes solucionarán los problemas institucionales. Abusan del control político de los poderes, convierten la Asamblea en una barra. Llevan la violencia al Parlamento y la celebran con arrogante irresponsabilidad. La violencia es el pariente más cercano al miedo. No se equivoquen, no nos intimidarán. No nos sacarán de nuestra línea tenazmente cívica, pacífica y democrática. Aquí no se rinde nadie”, aseveró Aveledo.

Opinó que el oficialismo sólo busca usurpar el poder y calificó de “engendro y monstruosidad” la decisión del TSJ, que no limita la ausencia del Presidente y legitima la continuidad de su gabinete.

Un grupo de personas, supuestamente nacionalistas, empezó a gritar y a mostrar pancartas que decían: “El 23 de enero, derrocada la era de oro. Ni MUD ni chavistas, somos nacionalistas. Otros asistentes al acto los sacaron del lugar. “A esa gente la mandó el Gobierno. Aquí la dictadura se acabó. Esos son los reflejos de los que quieren sabotear el acto porque no quieren que aquí haya democracia”, dijo Aveledo.

Aspiración colectiva

Henrique Capriles Radonski no llamó demasiado la atención cuando llegó al acto en el que la MUD conmemoró el 23 de enero de 1958. Llevaba una chaqueta tricolor y se sentó a la derecha del orador, Ramón Guillermo Aveledo.

Pero cuando Aveledo anunció que la MUD escogería un candidato presidencial por consenso, Capriles se convirtió en protagonista, porque la multitud coreó su nombre.

El gobernador de Miranda agradeció el gesto: “Nosotros salimos a dejar el alma recorriendo Venezuela; ese compromiso está ahí. No se trata de una aspiración personal, sino colectiva”, dijo, y aclaró, sin embargo, que el acto no se realizó para definir candidaturas.

Celebró que se evitara la confrontación al decidir no hacer un acto de calle y pidió trabajar para derrotar la violencia: “Cómo es posible que el presidente de un poder rete a un diputado a resolver los problemas por las vías de la violencia. Ese que ayer agredió a Julio Borges forma parte del clan de Al Capone, esos que saquearon el estado Miranda, que son unos corruptos con C mayúscula”, expresó.

Se preguntó por qué si el Presidente hace chistes, no agarra un teléfono para comunicarse con el país y darles tranquilidad a los venezolanos.