• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

La oposición y sus argumentos para asistir al diálogo con el gobierno

El presidente de Copei, Roberto Enríquez, opinó que es un logro que el gobierno discuta sobre las violaciones a los derechos humanos frente a un enviado del papa Francisco. El alcalde metropolitano Antonio Ledezma dijo que una simple foto puede desprestigiar al diálogo como mecanismo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

No es secreto que en la Mesa de la Unidad Democrática existen dos visiones sobre cómo enfrentar la crisis política y social que vive el país.

Los que decidieron asistir a la primera reunión del diálogo entre el gobierno y la oposición creen que puede ser un primer paso para la liberación de los presos políticos, el cese a la represión, el desarme de los paramilitares y la reforma de los poderes públicos. Los que no, creen que todo eso debió resolverse antes de que iniciara el diálogo.

El presidente de Copei, Roberto Enríquez, opinó que es una victoria que entre los mediadores esté un representante designado por el papa Francisco, como pidió al secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin, una delegación del partido ante la santa sede semanas atrás.

Aclaró que la de hoy será una reunión preliminar, en la que se establecerán los mecanismos de diálogo, sus condiciones y garantías.

Respeta que haya partidos en la oposición que decidieran no asistir, como Voluntad Popular, Alianza Bravo Pueblo y Proyecto Venezuela. Sin embargo, aclara que también defenderán sus derechos y exigirán la liberación de Leopoldo López, Iván Simonovis y todos los presos políticos.

“Precisamente lo estamos haciendo para liberarlos, para luchar en el terreno político para que los liberen. Hay muchos casos en el mundo. En la dictadura de Augusto Pinochet, en Chile, mientras había presos políticos se inició un proceso de diálogo que llevó al plebiscito y al cambio de gobierno. La lucha es en todos los terrenos. La lucha es para sacarlos, no para dejarlos presos como un trofeo”, expresó.

Enríquez considera que el logro de la reunión preliminar es que por primera vez el gobierno reconoció que hay una crisis política, económica y social en el país: “Lo obligamos a discutir sobre los derechos humanos y constitucionales ante la mirada internacional”.

El gobernador de Amazonas, Liborio Guarulla, aseguró que si no se cumplen las exigencias de la oposición, se retirarán.

Dio sus razones para participar: “Ya llegan a 40 los muertos por la violencia. Imagino que hay personas a las que no les duelen los venezolanos, ni los presos, ni los exiliados. Nosotros respondemos por un pueblo, tenemos principios democráticos. Arrancaremos con la liberación de los presos políticos, dirigentes estudiantiles, el desarme de los colectivos, la renovación de los poderes. Nadie va a dar nada si antes no hay condiciones para eso”.

 

Los que no. El alcalde metropolitano Antonio Ledezma dijo que no asistirá a la mesa de diálogo con el gobierno porque en diciembre, en un encuentro similar al que asistió, se exigió la liberación de los presos políticos, el desarme de los colectivos, la renovación de los poderes públicos y que se devolvieran las competencias a las alcaldías y no pasó nada. “Hoy incluso hay alcaldes presos”, agregó.

Opinó que el diálogo no puede limitarse a una foto, lo cual desprestigiaría ese mecanismo como opción para salir de la crisis. Sobre la mediación, dijo que creerá en la participación del Vaticano cuando la vea. Considera que en la Unasur hay muchos intereses como para que sea imparcial. “La canciller María Ángela Holguín ha demostrado su preocupación por Venezuela, pero el principal interés del presidente Juan Manuel Santos es el proceso de pacificación con la guerrilla, que justamente se da en Cuba. Ecuador ha demostrado su apoyo al gobierno”.

Aclaró que, aunque no participará, respeta a quienes asisten a la reunión. “Yo sigo luchando por la unidad que es la fortaleza, pero está en juego el destino del país”.

El diputado Carlos Berrizbeitia, de Proyecto Venezuela, aclaró que quienes van por la oposición lo hacen a título personal o de su partido.

“Quienes estén de acuerdo con el ‘diálogo’ con Maduro, sin que primero deje en libertad a todos los estudiantes detenidos, Leopoldo López, el comisario Iván Simonovis y desarme a los grupos paramilitares de las calles del país, que asuman su responsabilidad política, pero no pueden atribuirse la representación de los venezolanos en esa mesa de diálogo”, expresó.