• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

MUD exige al gobierno acciones inmediatas en el sector salud

La Mesa de la Unidad Democrática recordó que la salud es un derecho amparado por la Constitución nacional

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Mesa de la Unidad Democrática, ante la situación coyuntural del sector salud que se ha venido deteriorando, y en atención a las necesidades críticas de los venezolanos fijó en un comunicado su posición ante esta problemática, recordando que es un derecho amparado por la Constitución nacional.

Lea el comunicado de la MUD: 

Ante el difícil escenario que presenta el sector salud múltiples y variadas instituciones han hecho público sus reclamos, entre estos organismos se pueden citar: entidades gremiales (sociedades médicas de hospitales, Colegio de Farmacéuticos de Venezuela, Sociedad Venezolana de Mastología ) , académicas (Academia Nacional de Medicina , Red de Sociedades Científicas Médicas de Venezuela) , grupos de pacientes y derechos  humanos  (Sociedad Venezolana de Hemofilia , activistas de VIH, pacientes trasplantados , PROVEA, Transparencia Internacional ) , de servicios ( Cámara Venezolana Farmacéutica , Cámara Venezolana de Droguerías, Asociación Venezolana de distribuidores de equipos médicos , odontológicos de laboratorio y afines , Asociación Venezolana de Clínicas y Hospitales Privados).

Estas instituciones han expresado diferentes grados de preocupación y planteamientos técnicos durante todo este tiempo, y hasta el momento  poca o nula ha sido la respuesta que los pacientes pueden observar en beneficio de sus derechos fundamentales a la salud.

No solo el déficit severo de medicamentos, insumos y material médico quirúrgico ha golpeado a la población, también el deterioro estructural y funcional de los servicios de salud en todos sus prestadores, Instituto Venezolanos de los Seguros Sociales (IVSS), Instituto de Previsión y Asistencia Social del Ministerio de Educación (IPASME), Ministerio del Poder Popular para la Salud (MPPS),  Sanidad Militar, Misión Barrio Adentro, etc., todas dependencias del gobierno nacional y que son una clara muestra del riesgo que representa el enfermarse en Venezuela aunado a la falta de interés por la atención médica por parte de quienes gobiernan.

Los sectores más afectados (pero no los únicos) han sido los grupos de pacientes mas vulnerables  y débiles entre los que se pueden  citar: los pacientes  oncológicos, enfermos  crónicos  y enfermedades catastróficas. Los insumos necesarios para el sector salud requieren de un flujo continuo de divisas debido a que más del 90% no se producen en el país. Este déficit de divisas, sumado a la extensa burocracia que entorpece el normal desempeño de la compleja cadena de eventos que se requiere para garantizar la salud de los pacientes de manera oportuna.

El sector salud se ha convertido en un signo emblemático de corrupción (aceptada públicamente por altos personajes del gobierno)  lo cual no solo ha servido para favorecer a unos pocos, si no que tiene el componente perverso de derivar recursos que deberían llegar a los pacientes hacia otros destinos  lo que supone una carga moral extra que ensombrece cualquier logro en materia de salud.

Diversos sectores han intentado elevar  su voz a través  de recursos jurídicos, sociales, conciliatorios, etc., ante el poder ejecutivo, Legislativo y Judicial   que permitan la visibilidad de la coyuntura por parte del gobierno e instituciones de defensa de los ciudadanos, las respuestas han sido inefectivas, equívocas, mediatizadas, incluyendo la perla lanzada por la que se supone debería defender los derechos del pueblo quien afirmó que no hay tal crisis, sin que hasta el momento se observe una mejoría real de la situación , por el contrario  la escasez  de medicamentos y precariedad de los servicios ha mostrado un deterioro progresivo extremadamente preocupante.

En la Mesa de la Unidad Democrática somos defensores de los derechos de los ciudadanos que se encuentran establecidos en la Constitución, en el cual está claro el derecho a la salud, y por ello demandamos al gobierno nacional el cumplimiento de su obligación, que es garantizar a TODOS los venezolanos su salud. En tal sentido exigimos a quienes gobiernan, acciones  inmediatas  que detengan el peligroso e injusto deterioro de  los servicios de salud tanto públicos como privados  para garantizar una salud equitativa, eficiente, digna y justa a nuestro pueblo.