• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Las misiones no bastan como anzuelo del chavismo

La oposición trata de capitalizar el descontento popular en un estado donde la pobreza extrema asciende a 46%

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Carmen Pirto es una enérgica patrullera del PSUV que ya cumplió la tarea encomendada por el presidente candidato Hugo Chávez: asegurar 10 votos a favor de la reelección el 7 de octubre.

“Como Achaguas es rojo rojito, ha sido fácil convencer a la gente de la necesidad de mantener los beneficios de las misiones. En estos últimos días hemos realizado muchos operativos. Hace dos días trajimos Mi Casa Bien Equipada y hasta los chinos compraron electrodomésticos”, cuenta Pirto, e invita a ver la cocina y la lavadora que adquirió su prima Joselyn Figuera, a un costo de 3.100 bolívares.

Figuera, de 32 años de edad, está en la lista de espera de la Misión Hijos de Venezuela para recibir 450 bolívares mensuales por cada uno de sus 2 hijos. Pero, en vez de satisfecha, se muestra angustiada: “Estoy desempleada y no tengo cómo mantener a mis niños y a mi mamá. Durante 2 años trabajé en la construcción de la fábrica de etanol del Complejo Agroindustrial Juana Solórzano, que estaba a cargo de la empresa Constructora Bolivariana del Alba. Les cocinaba a los 17 gerentes cubanos que dirigían la obra. Pero en abril se paralizó la construcción y nos botaron a todos. Quedamos en el aire y todavía nos deben la liquidación”.

El relato sorprende a Carmen Pirto, que apresura una excusa: “Yo estoy segura de que el comandante Chávez no sabe nada de eso de la fabrica de etanol”. Mayor incomodidad le causa a la patrullera del PSUV que, ante la prensa, Joselyn Figuera ponga en entredicho la promoción de los programas sociales del Gobierno como estrategia electoral del oficialismo: “En vez de misiones, yo lo que quiero es un empleo estable que me permita salir adelante. Yo siempre he votado por Chávez, pero estoy decepcionada y no sé por quién voy a votar el 7 de octubre”.

Sentimientos encontrados como el que manifiesta Figuera (a tan pocos días de los comicios presidenciales) son los que la oposición aspira a capitalizar a favor de la candidatura de Henrique Capriles Radonski y, de ese modo, revertir el voto rojo que ha favorecido al oficialismo en el estado Apure: la gobernación y las siete alcaldías están en manos del PSUV.

José Gregorio Santana, coordinador del Comando Venezuela en el municipio Achaguas, afirma que la posibilidad de cambio es real: “La gente está cansada de tantas mentiras, quiere un nuevo liderazgo y el flaco está generando pasiones en la calle”.
Santana señala que, a diferencia de procesos electorales previos, la oposición tiene garantizada la defensa del voto con testigos en todas las mesas de votación: “Hemos concentrado esfuerzos en las zonas rurales y no vamos a dejar que militantes del oficialismo voten por analfabetos, ancianos o indígenas”.

¿Batacazo en los llanos?

Emma de Luna, dirigente del partido Fuerza Ciudadana (liderado por el candidato a gobernador de la Mesa de la Unidad Democrática, Luis Lippa), asegura que Apure será el batacazo electoral del 7 de octubre.

En Apure hay 310.047 electores y la abstención en los comicios parlamentarios de 2010 fue de 40,64%. De Luna redondea las cifras: “En promedio, vota la mitad de los apureños; es decir, 150.000. De ese total, el chavismo ha mantenido cautivos aproximadamente 70.000 votos de empleados de la gobernación y las alcaldías, así como beneficiarios de las misiones”.

La líder opositora considera que los resultados electorales en Apure serán cerrados, con una diferencia de 10.000 votos entre oficialismo y oposición. Asegura que las bajas del chavismo en la administración pública regional han aumentado y menciona 3 deserciones que considera importantes: Noelia Allens, que participó en la construcción de la fábrica de etanol; Adelsi Parra, directivo de la Corporación Apureña de Turismo, y Rafael Polonia, directivo de la Gobernación de Apure.

A cuadra y media de la sede de Fuerza Ciudadana, en la avenida Carabobo de San Fernando, está la sede del Comando Carabobo. El lunes 17 de septiembre, a las 6:00 pm, la base de operaciones del oficialismo estaba cerrada porque a esa hora todos estaban concentrados en el bulevar que atraviesa la ciudad de este a oeste, donde se desarrollaba el Encuentro de Artistas y Cultores con Chávez. Aproximadamente 200 personas rodeaban a los cantantes y bailadores del joropo recio y el animador agradecía a la Alcaldía de San Fernando los recursos que prestó para el acto proselitista.

Todos los días, desde el comienzo de la campaña, el 1° de julio, los activistas del Comando Carabobo han tomado las calles para promocionar lo que consideran logros sociales del Gobierno. “Son hechos concretos que explican el fervoroso apoyo del pueblo apureño al comandante Chávez, el cual se consolidó con la reciente visita del Presidente al estado”, indica Leisser Rebolledo, coordinador municipal del Comando Carabobo.

Carmen Rodríguez, de 51 años de edad, es una de esas fervorosas seguidoras de Chávez. Vive en el barrio El Trillo de San Fernando, una concentración de precarias viviendas amontonadas a los lados de dos calles llenas de huecos que limitan con el río Apure.

En las fachadas de casi todas las casas de El Trillo hay un afiche de Chávez, pero en la de Rodríguez hay 3. Es un rancho de paredes y techo de zinc, que mide 5 por 3 metros cuadrados. Allí vive con 3 de sus 5 hijos y 4 nietos huérfanos de madre. No tiene luz, agua potable ni ventilación. Construyó hace 8 meses en un terreno que compró por 8.000 bolívares. Sólo ha pagado los intereses que le cobra un prestamista y su apremio aumenta porque no ha vendido ni un chinchorro en los últimos 2 meses y esa es la única fuente de ingresos de la familia.

“Lo de las misiones es pura mentira. A veces he dejado de darles comida a mis muchachos para sacar papeles e inscribirme en Madres del Barrio, en Hijos de Venezuela y en Gran Vivienda Venezuela. No me han dado nada. Pero, a pesar de todo, voy a seguir votando por Chávez. Tengo fe en que algún día me ayude”, expresa la mujer.