• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

"El milagro" de la observación duró apenas unas horas

Ex presidente de Colombia, Andrés Pastrana

Pastrana y Quiroga pudieron hacer preguntas al personal del CNE | Foto: Archivo

Los seis ex presidentes  que vinieron a Venezuela invitados por la Mesa de la Unidad visitaron centros de votación de la capital, hasta que el CNE les revocó las credenciales 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

"Ahí va ese Ernesto Samper", dijo en tono despectivo una mujer al ver pasar al ex presidente de Colombia Andrés Pastrana en su visita al centro electoral Unidad Educativa San Antonio de La Florida. Otra mujer lo vio, acompañado por el ex mandatario de Bolivia Jorge Quiroga y le dijo a la confundida: "No es Samper, es Pastrana, el que trajo la MUD".

La primera sonrió y corrió detrás de ambos dirigentes para pedirles una foto. Los ex presidentes que invitó la Mesa de la Unidad Democrática recorrieronayer centros de votación en distintas zonas de la Caracas.

Pastrana y Quiroga acompañaron desde la mañana a votar a Mitzy Capriles, esposa del alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma; a Lilian Tintori, esposade Leopoldo López, y a la parlamentaria destituida María Corina Machado.

Desde la Unidad Educativa San Antonio de La Florida, Quiroga expresó: "Hay milagros, mire, aquí está mi credencial del Consejo Nacional Electoral.Pudimos acompañar a estas mujeres, que no son candidatas, pero son luchadoras por Venezuela. Lo importante es que los venezolanos vayan a votar. Parece que votarán Leopoldo López y Antonio Ledezma, son buenas señales, así nos dijo el presidente Nicolás Maduro".

Pastrana celebró que pudieran visitar distintos centros de votación: "Visitamos varios centros gracias a nuestra credencial oficial. Queremos comprobar que cada venezolano vote, y que cada voto se cuente".

Pero "el milagro" al que se refería Quiroga no duró mucho: a media tarde apareció en televisión la presidente del CNE, Tibisay Lucena, y anunció que le revocaba las credenciales a los mandatarios. "El pueblo venezolano exige respeto a los representantes extranjeros que observan el proceso", expresó la rectora. Dijo que las declaraciones de los ex mandatarios (solo mencionó a Quiroga) "no ayudan al desarrollo normal del proceso en el momento del cierre".

Las palabras de Lucena sorprendieron a los ex presidentes en el bunker de la Mesa de la Unidad Democrática.

Pastrana respondió: "Nos acabamos de enterar de que han sido suspendidas las credenciales. La verdad queremos conocer la resolución, pero no queremos desviar la atención; hoy ustedes están eligiendo su Asamblea y nosotros somos simples aves de paso que hemos venido apoyar la democracia".

Pero los periodistas no dieron tregua. Pastrana, cuando intentó abandonar la sala de prensa, no pudo evadir y tuvo que responder a la decisión de Lucena. Dijo que su visita ha sido respetuosa y que ellos, como demócratas, han querido reunirse con todos los actores políticos. "Pero para defender la democracia no se necesita credencial", expresó.

"Quisimos reunirnos con el CNE para que nos contestara inquietudes sobre los comicios, pero no se pudo. Eso no es injerencia, lo que queremos es aportar para que el proceso sea más transparente", expresó.

Mireya Moscoso, ex presidente de Panamá, coincidió con Pastrana: "Para defender la democracia no se necesita de una credencial. Celebramos la participación el día de hoy y seguiremos apoyando a los venezolanos".

Quizá el enojo de Lucena estuvo motivado porque el ex presidente boliviano exigió con vehemencia que se cerraran los centros de votación que seguían abiertos; fue al único al que la rectora mencionó cuando les retiró los permisos. Quiroga lamentó que "el milagro" de la credencial haya durado apenas unas 4 o 5 horas.

"Hablar de la OEA, o de la carta de su secretario general, Luis Almagro, parece que son detonantes para que se recrudezca la censura. Eso le hace daño a la democracia. Lo que se quiere es que se cumplan las reglas. Sabemos que si el proceso se extiende, en un país con altas cifras de inseguridad, se vuelve hasta peligroso", señaló.

Los otros ex presidentes que también recorrieron centros fueron Laura Chinchilla, de Costa Rica; Luis Alberto Lacalle, de Uruguay, y Miguel Ángel Rodríguez, de Costa Rica.

Lacalle recorrió varios centros de El Paraíso, mientras que Chinchilla y Rodríguez estuvieron en Santa Rosa de Lima. Chinchilla escuchó denuncias de supuestos delitos electorales y confesó que la cantidad de votantes que presenció fue esperanzadora.

Consultado sobre la solicitud de Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional, de que se expulsara a los seis ex mandatarios del país, Quiroga respondió: "Lo único que podemos decir es que queremos que la gente siga votando".

Compartir impresiones. Durante una hora y 35 minutos estuvieron reunidos los seis ex presidentes invitados por la MUD con el ex mandatario español José Luis Rodríguez Zapatero, invitado por el CNE, en un hotel de Caracas. El encuentro fue convocado inicialmente para compartir impresiones, pero tras la suspensión de las credenciales a los visitantes ordenada por el CNE, ese punto se sumó a la agenda. El primero en abandonar la reunión fue Rodríguez Zapatero, quien se negó a declararle a la prensa.

FOTOS PARA LAS REDES SOCIALES

Durante el recorrido de los ex presidentes de Colombia, Andrés Pastrana, y de Bolivia, Jorge Quiroga, por los centros de votación de Caracas hasta los militares del Plan República tuvieron que ayudar a tomar fotos de los electores, sobre todo mujeres, con ambos dirigentes.

Pastrana preguntó en la U.E. San Antonio de La Florida qué pasa si alguien quiere votar y no se reconoce su huella. El personal del CNE le aclaró que el derecho al sufragio no se puede quitar, pero que se registra la falla en una planilla de incidencias. "Entonces yo de repente puedo votar", bromeó. 

A finalizar sus visitas a los centros, los ex mandatarios recorrieron varias zonas de Caracas y se detuvieron frente a distintos puntos rojos que estaban muy cerca de centros de votación. Un Hugo Chávez sonriente los esperaba en cada uno de ellos.