• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

“Los larenses me reelegirán porque soy como ellos y no tengo doble moral”

Henry Falcón: “El 16-D se juega la paz, la democracia y el bienestar de la familia. Los larenses lo saben, lo sabe el país” | William Dumont

Henry Falcón: “El 16-D se juega la paz, la democracia y el bienestar de la familia. Los larenses lo saben, lo sabe el país” | William Dumont

El gobernador de Lara vaticina que la unidad de la oposición se fortalecerá después del 16-D

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cuando el liderazgo de Henri Falcón se consolidó entre 2006 y 2007 a partir de una gestión en la Alcaldía de Iribarren (Barquisimeto), considerada exitosa por oficialistas y opositores, la opinión pública lo vio como el potencial sucesor de Hugo Chávez. Cinco años después, ya como gobernador, pero ahora del otro lado de la barda política que desde 1998 divide al país, fue su nombre el primero que saltó a los medios de forma espontánea, cuando Henrique Capriles dijo que adelantaría el anuncio de su vicepresidente.

—¿Cómo hace para estar siempre tan de buenas con Dios y con el diablo?

—Yo siempre estoy bien con Dios. Jamás hemos sido cercanos a nada que tenga que ver con el diablo. He estado bien, especialmente bien conmigo mismo. Con Henrique nos une una relación de amistad sincera. Creo que él ha demostrado ser un gran líder, un excelente gobernante y no dudamos en acompañarlo en su candidatura con el convencimiento de que fue la mejor decisión. Fue un extraordinario candidato.

—¿Usted llegó a considerarse amigo de Chávez?

—No me consideré amigo. Yo creo que con el Presidente hubo una relación de orden político (pausa) porque un amigo no persigue ni maltrata.

—¿Qué lo unió al presidente Chávez?

—Creo que, con Chávez, inicialmente me unía una gran admiración. Luego me separó una gran decepción. Creo que soy uno de millones de venezolanos que se decepcionaron por muchas razones, por la falta de una política coherente, por la ausencia de diálogo, porque simplemente su gobierno fue en la práctica devorado por la improvisación. Antes de la ruptura ya veníamos con muchas críticas hacia lo interno, con muchas observaciones y, además, con una gran decepción por dentro.

—¿Alguna vez, antes o ahora, se ha sentido usted amenazado por el poder del Presidente?

—Sí, sin duda alguna. ¿Quién lo puede negar? Y no solamente yo, también siento el temor por mi familia.

—¿Quién es Juan Carlos Grillo Osorio? Desde el PSUV lo asocian a él con usted y con unos supuestos viajes al exterior.

—Normalmente yo poco acostumbro a manejarme entre chismes. Si el Gobierno, que tiene toda su estructura de inteligencia militar y civil, no conoce a una persona que asocia a un gobernante, entonces el Gobierno tiene serias fallas en sus mecanismos de seguridad. Es un empresario que no tiene nada que ver con los viajes.

—Es el dueño de la empresa que hizo los eventos del Lara Top Festival. ¿Es amigo suyo? ¿Usted viaja con él o lo ha tratado de favorecer con los contratos?

—Lo que quiero decir es que yo no tengo nada que responder sobre eso. Eso lo tienen que investigar otros. ¿A quién le consta que yo viajo o que él paga?

—El PSUV lo acusó recientemente de haber realizado 39 viajes al exterior desde que es gobernador de Lara. ¿Usted viaja tanto?

—Yo no quisiera desgastarme en esas preguntas. Con todo respeto, dejemos que ellos investiguen. Lo que le puedo decir es que yo no he viajado 39 veces ni tengo por qué responder a mentiras. Imagínese que le dé crédito a todo lo que ellos dicen. Que investiguen o que concreten o que me interpelen en la Asamblea.

—Otro caso planteado en la Asamblea sobre Lara es el relacionado con una supuesta reunión que se produjo el 31 de octubre en la sede de Polilara para planear atentados...

—Mentira, todo eso es mentira. Todo eso es un show político. No tienen nada que investigar. Si tuvieran algo contra mí, yo no estaría aquí.

—Usted confía plenamente en el trabajo que desempeña el director general sectorial de Seguridad y Orden Público, coronel José Maldonado Dupuy, y en la directora del Cuerpo de Policía del estado Lara, Marisol De Gouveia?

—Absolutamente. Todo es un show político. No hay más nada que responder. No quiero responder porque no quiero hacerle el juego a Pedro Carreño y compañía.

—¿Teme que alguna de estas investigaciones lo lleve a la cárcel?

—No, porque no hay un solo elemento de verdad en esas acusaciones. Todos los casos que han presentado se caen por su propio peso.

Muy lejos. En abril de 2011 Falcón fue invitado por la transnacional Microsoft al Foro Mundial de Líderes del Sector Público. Fue el único funcionario público venezolano electo por el voto popular invitado a la cita, en la que el orador central fue Lula Da Silva.

—¿Qué aprendió y qué aportó a esa cita?

—Aprendí que en otros países latinoamericanos, a pesar de que existen marcadas diferencias ideológicas entre partidos y Gobierno, los dirigentes se toleran, se respetan. Eso me permitió comparar y sacar una conclusión: en Venezuela estamos lejos de un esquema que nos muestre maduros políticamente frente al mundo. Aquí quien piensa distinto es segregado y perseguido. Respecto a los aportes, presentamos nuestra experiencia en la elaboración de diagnósticos y presupuestos locales y regionales participativos. Ahora estamos incursionando en la administración parroquial o comunal de algunos servicios.

—Algún ejemplo concreto.

—Para este nuevo año estamos aprobando casi 760 obras que serán ejecutadas por las diferentes expresiones sociales que hacen vida en la comunidad, porque entendemos que las organizaciones sociales no son exclusivamente las comunas y los consejos comunales, son parte de ellas. Todas las organizaciones son reconocidas y legitimadas en Lara en la misma medida en que demuestran autonomía e independencia política, que privilegian las necesidades de la gente, que representan a la comunidad y que no privilegian los intereses o colores de un partido.

—¿De los líderes regionales del siglo XXI, cuál considera digno de admirar y por qué?

—Yo le tengo mucha admiración y respeto a Teodoro Petkoff. Me parece que, además de ser un líder con una extraordinaria preparación, es un gran orientador. Sin temor a equivocarme, creo que no es sólo un líder político, ha sido un gran luchador social y un técnico excepcional.

—Usted viene del mundo militar, pero su currículo revela que su formación es esencialmente civil ¿Qué aprendió de la vida militar?

—A enfocar mi carácter, a tener disciplina, a estudiar, a formarme. También aprendí de la universidad, como también de la vida, de la política y de mi familia, en especial de mi madre y de mi padre. Yo vivo en un permanente aprendizaje de todo lo que me rodea.

—¿Coincide con la tesis de separar la vida militar de la civil o con la plena integración de lo militares en lo civil?

—No hago distinciones. Mi comportamiento es como el de cualquier ciudadano. Yo viví la vida militar y respeto a los militares. Estoy convencido de que en esa institución hay no solamente un extraordinario recurso humano, sino también un sólido compromiso con la democracia y la paz en el país.

—¿Qué opina de quienes afirman que el país está militarizado y que vivimos en un régimen militarista?

—Eso es más un asunto de actitud de algunos de quienes gobiernan y tienen responsabilidades de dirección. Uno de ellos, por su puesto, el propio Presidente y algunos dirigentes del partido de gobierno. Digo algunos, porque hay militares como Vielma Mora que son extraordinarios gerentes. Vielma está en las filas del Gobierno, pero ¿cuál es el complejo de reconocerlo? Igual creo que César Pérez Vivas es también un extraordinario gerente. Pero repito, es más un asunto de actitud, una mala concepción, una manera tergiversada de entender lo que es la disciplina militar y lo que es la disciplina partidista. Cuando esos dos conceptos se confunden estando en el ejercicio del poder, se cae en el error de creer que se está comandando un cuartel y no un partido o un país.

Sin mirar al techo. Desde que está en campaña intensificó sus recorridos por las comunidades. Por lo general realiza dos caminatas al día, una en la mañana, hace una pausa al mediodía y otra en la tarde.

—Al final del día, cuando se acuesta y mira el techo en la oscuridad, ¿reza, da las gracias, repasa el día, planifica el día siguiente?

—Yo rezo, pero no mientras veo el techo al acostarme: cuando me acuesto, me duermo enseguida. Consumo mucha energía durante el día.

—Cuando reza, ¿a quién le reza?

—Creo en Dios y en la Virgen. Soy católico, pero tengo una excelente relación de amistad y acercamiento con la Iglesia Cristiana. Respeto todas las religiones.

—¿Tiene alguna cábala, usa algún amuleto o prenda de suerte; la gorra, por ejemplo?

—Uso esta gorra no por superstición, sino porque soy fanático de los Cardenales de Lara; también del Deportivo Lara. Me gusta el deporte, como me gusta la música.

—¿Qué deporte practica?

—Me gusta el baloncesto y también la equitación.

—¿Baila? ¿Qué música le gusta?

—Sí, bailo. Me gusta la salsa, el merengue, todo menos reguetón.

Mucho en juego

En la ruta que conduce desde la entrada del estado Lara por Yaracuy hasta la sede de la gobernación, en el centro de Barquisimeto, todas las vallas que promueven la reelección de Henri Falcón como primer mandatario regional son de su partido, Avanzada Progresista. En el recorrido tampoco se observan afiches o reparto de volantes de partidos diferentes al fundado y presidido por Falcón. No obstante, asegura que sí hay presencia de propaganda de otras organizaciones políticas. "Aquí en Lara están todos los partidos, hay una unidad en la diversidad. Claro que hay afiches, pero no los vio. En todo caso, la gente no vota por afiches, la gente reconoce más un mensaje y un liderazgo".

—¿Por qué los larenses deberían votar por usted?

—Hemos mostrado que la eficiencia es posible desde el ámbito de un gobierno regional. Hemos demostrado que además somos constructores de paz y diálogo, que aceptamos las diferencias y respetamos a quienes piensan distinto. Hemos asumido de manera responsable la conducción de un estado con todos para progresar. Ese soy yo.

—¿En cuáles municipios deposita la esperanza de triunfo?

—Nosotros trabajamos por igual en todos los municipios. No hay duda de que la expectativa es recíproca entre los habitantes de cada municipio y nosotros porque en este estado cada alcalde es peor que el otro; todos del PSUV. En pocas palabras: son un desastre. Como desastroso fue quien hoy se presenta como candidato a gobernador: ocho años de gobierno regional, tres ministerios, constituyente, diputado a la Asamblea Nacional, presidente de un gobierno paralelo llamado Corpolara y no tiene ni obras que mostrar, ni liderazgo que ejercer, ni un discurso propio que le genere credibilidad. Entre esos alcaldes mal evaluados y un candidato gris, ¿qué le pueden ofrecer esos equipos a Lara? Nosotros representamos la eficacia, la esperanza, el progreso, la paz, el encuentro, el respeto.

—Lara lleva 20 funcionarios policiales muertos este año. ¿Qué hace su Gobierno para proteger a la gente y a los policías de la delincuencia?

—Lara no escapa a la realidad del país. La violencia y la inseguridad son los problemas más graves que padecemos todos los venezolanos ante la ausencia de un verdadero plan que convoque especialmente a gobernadores y alcaldes. Se requiere coordinar mecanismos que nos permitan un abordaje certero ante un fenómeno multifactorial, que no es responsabilidad exclusiva del Presidente, pero tampoco del gobernador y del alcalde. Es un problema que debemos asumirlo todos, aunque la mayor responsabilidad es del Gobierno nacional.

—La campaña oficialista hace énfasis en que los candidatos del PSUV garantizan una relación directa con el Gobierno central y que eso les permitirá gobernar con eficiencia.

—Si eso fuera así, Diosdado Cabello debió entregar Miranda como una tacita de oro. ¿Qué me dices de Reyes aquí cuando gobernó? Debió entregar un Lara espectacular. Si eso fuera así, no tendrían razón para haber relevado a tantos gobernadores pesuvistas por incapaces.

—¿De ser reelecto, cómo articularía con el Gobierno nacional?

—Cuando se trata del interés de la gente hay que estar por encima de los intereses particulares o partidistas. A mí nadie me puede limitar en mi forma de actuación, siempre que esté ajustado a la Constitución y a la ley. Seguiremos criticando el déficit y las incapacidades del Gobierno.

—Desde el PSUV lo tildan de traidor, de arribista y aprovechado. ¿Por qué cree que los chavistas votarán por usted?

—Porque soy más cercano a ellos que muchos de sus propios partidarios. Porque ando en la calle, porque soy como ellos. Porque no tengo doble discurso, doble moral. Porque hay quienes hablan de una revolución de la boca para afuera, pero les gusta andar con buenos carros, choferes, escoltas, buenos zapaticos Christian Dior, en aire acondicionado. Son distantes de la gente, como el candidato de Lara, que se mueve en un helicóptero de la Guardia Nacional y llega a los barrios rodeado de pelotones de guardias nacionales. Yo ando con la verdad; hay otros que andan con la maldad.

—¿Usted cree que los chavistas lo perciben así?

—Si no fuera así, las encuestas no nos estarían dando más del 63%.

—Durante la campaña de las presidenciales usted dijo en un discurso que VTV aún retransmite que si Capriles perdía, usted no sería gobernador...

—¿Qué pensarán en el 8, que por retransmitir eso yo no voy a ganar? Lo dije como una forma de motivar a la gente: que todo el que estaba conmigo votaba por Capriles.

—No fueron suficientes los que estaban con usted porque Capriles perdió en Lara...

—Ganó mucho. Algunas veces perdiendo se gana. Ganó casi 7 millones en Venezuela y en Lara casi 460.000 larenses le dijeron: "Queremos un cambio, queremos transformar el país. Creemos en un liderazgo nuevo, en la eficiencia, en la gerencia, creemos en la paz y el encuentro".

—¿Qué error cometió la oposición en la campaña por las presidenciales que usted se ha empeñado en rectificar en la campaña regional?

—El aprendizaje nuestro estuvo en la conformación de un buen padrón electoral, una estricta vigilancia en los centros de votación y lograr una movilización mucho más activa. La movilización la estamos trabajando. Tenemos un equipo de verdaderos movilizadores, movilizadores de corazón.

—¿De corazón de la patria?

—(Risas) No. Tenemos un 1x10 de verdad, no de papel. De corazón de verdad, de sentimiento.

—¿Qué se juega Lara este 16-D?

—Se juega la paz, la democracia y el bienestar de la familia. Los larenses lo saben, lo sabe el país. El Gobierno presenta candidatos sumisos y genuflexos para cumplir con el anunció Aristóbulo (Istúriz) de desbaratar las gobernaciones para facilitar la transición hacia un modelo de Estado no concebido en la Constitución.

—¿Usted cree que a la gente le interesa defender el modelo político de la Constitución, si hay cientos de consejos comunales y comunas recibiendo el dinero directamente para resolver sus problemas sin intermediarios?

—¿Sabes cuántos trabajadores tiene la gobernación nada más? 33.000 trabajadores con un núcleo familiar que depende de ellos.

—Entonces lo que los mueve no es la defensa de un modelo político constitucional, sino la defensa de su sustento de vida...

—No. Si desaparecen esas instancias intermedias de Gobierno concebidas en la Constitución dentro de un modelo de Estado federal descentralizado, surge el caos, la anarquía y el desorden.

—¿La gente común y corriente lo entiende así?

—Esa es la misión de nosotros los dirigentes, hacerlo entender. He allí el compromiso del 16-D. No es un cargo, no es Henri Falcón. Es preservar el modelo de Estado que hoy tenemos con todas sus deficiencias, habilitando a las gobernaciones y alcaldías como plataforma de lucha.

—¿Qué pasara con la MUD luego de las elecciones?

—Se fortalecerá porque hay un compromiso, porque constituimos una alternativa frente al Gobierno. Nosotros incluso creemos en una unidad superior más allá de los partidos. Debemos estrechar el trabajo con la gente para avanzar en la concepción de país que está plasmada en la Constitución y que compartimos la mayoría de los venezolanos.

Perfil

51 años de edad, abogado y suboficial del Ejército. Especialista en Derecho Laboral y en Derecho Administrativo. Ex constituyente (1999-2000). Ex alcalde de Iribarren (2000-2008). Ex presidente de la Asociación de Alcaldes de Venezuela (2001-2002). Presidente fundador del partido Avanzada Progresista.