• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

8 km de muestras de amor para despedir a Chávez

El pueblo se volcó a las calles para dar el último adiós a Hugo Chávez

El pueblo se volcó a las calles para dar el último adiós a Hugo Chávez

Una mezcla de sentimientos se registró durante las exequias al Presidente en la capital. Maduro, Cabello y Evo Morales iban al frente de la caravana

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Desde las 7:00 am comenzaron a llegar seguidores del presidente Chávez a las puertas del hospital militar, atendiendo el llamado de Nicolás Maduro para acompañar al cortejo fúnebre que recorrió 8 kilómetros hasta la Universidad Militar de Venezuela, antes Academia Militar. Poco a poco el lugar se fue llenando y a las 10:45, cuando se inició el acto, ya no cabía un alma.

Las muestras de auténtico sufrimiento por la pérdida del líder del oficialismo eran conmovedoras. La consigna más repetida fue “Chávez y Simón juntos al Pantéon” y cuando el camión de sonido puso el tema “Chávez corazón del pueblo”, usado en la campaña presidencial de 2012, cuatro mujeres alineadas en la primera fila detrás de las bardas de la GN rompieron en llanto.

La imagen recordó a las madres que lloran desconsoladas la pérdida de un ser querido mientras aguardan a las puertas de la morgue: se abrazaban, se llevaban las manos a la cabeza, se tapaban la cara e incluso gritaban en medio del llanto: “¡Se nos fue, se nos fue!”.

A las 9:10 am comenzaron a escucharse los ensayos de la banda marcial interpretando las marchas fúnebres y volvió la conmoción. “Cuando venga el cortejo, camaradas, no griten, entonemos el himno, la canción más bella, el mejor homenaje a nuestro líder”, indicaba un dirigente encargado de la organización externa.

Darío Vivas, primer vicepresidente de la Asamblea Nacional y encargado de movilización del PSUV, salió a dar instrucciones al camión de sonido y recibió el afecto de los presentes. A las 9:30 am llegó el diputado por Caracas Freddy Bernal, quien tuvo que enjugarse las lágrimas varias veces y pedir unos minutos para recomponerse antes de declarar a los medios.

Wiston Vallenilla llegó acompañando al ex gobernador de Aragua Rafael Isea y la multitud se emocionó, pero los gritos no eran de euforia, como suele ocurrir en las concentraciones del gobierno, sino gritos de tristeza. Vallenilla alzó el puño y la gente lo aplaudió.

La mayoría de los ministros y gobernadores llegó en carro con los vidrios ahumados y fue difícil distinguirlos, pero el canciller Elías Jaua rompió el protocolo de sus compañeros de gabinete y se bajó de la camioneta; se abalanzó en los brazos de la gente; casualmente las mujeres que lloraban desconsoladas lo recibieron y lloraron juntos. Uno de los momentos más estremecedores fue cuando entraron al hospital los tres vehículos del cortejo fúnebre.

El primero cargado de ramos y coronas de flores decorado en la parte trasera con una bandera nacional; el segundo sirvió para el transporte del sarcófago, y el último, la limosina, para trasladar a algunas personalidades. El llanto se enardeció: “Dios mío, no puede ser, no puede ser”, decía una señora visiblemente afectada al ver la carroza.

La ministra de Educación Universitaria, Yadira Córdova, también llegó caminando pero saludó desde lejos a las personas de la barda. También el ministro de Petróleo, Rafael Ramírez, llegó a pie y saludó a los presentes que cantaron consignas y corearon las canciones de Alí Primera que acompañaron en todo momento la espera.

A las 10:00 am llegó el grueso de los diputados de la bancada oficialista en la Asamblea Nacional, incluido Hernán Núñez; la gente los recibió entre aplausos. El último en llegar, cuando ya el sacerdote ofrecía las oraciones y pedía la luz perpetua para el Presidente, fue el gobernador de Vargas, Jorge García Carneiro.

El momento cumbre fue sin duda la salida del féretro del primer mandatario en una carroza. Primero sonaron las marchas marciales y luego el himno nacional grabado en alguno de los actos del presidente Chávez entre 2010 y 2011 y que fue usado en todos los actos del PSUV y del Gobierno a los que el jefe del Estado no pudo asistir durante el tratamiento por su enfermedad. Es un himno cantado en una concentración, por lo que se escucha al presidente interactuar con la gente. Su reproducción volvió a arrancar sentidas lágrimas.

Los seguidores del Presidente se movilizaron desde varios puntos del país y de Caracas. Los funcionarios salieron desde los ministerios rumbo a la plaza O’ Leary, donde se incorporaron al homenaje a Chávez. Hubo muestras de tristeza; de rabia entre quienes creen que perdieron al único Presidente que los defendió y temen que la revolución pueda perderse, como los Guerreros de La Vega y Los Tupamaros, colectivos que rechazan cualquier diálogo con la oposición.

Durante el recorrido de la carroza fúnebre se sumó gente a la caminata que encabezó Maduro, Cilia Flores y el presidente de Bolivia, Evo Morales.

Las réplicas de la bandera nacional permanecerán a media asta en la Universidad Militar de Venezuela el viernes, cuando concluyan los actos religiosos en honor de Chávez. Los cañones de salva sonaron cada media hora en espera de los restos mortales. “En la calle hay amor; no hay venganza política contra quienes adversaron al comandante, pero no se equivoquen: no dejen que ese dolor, se convierta en rabia”, alertó Juan Barreto.


El PCV rindió un tributo a quien calificaron de “un cuadro revolucionario que se eternizará en el imaginario colectivo de la patria como ejemplo de firmeza, entrega, valentía y grandeza revolucionaria”.

Tips

La Escuela Ecuestre del Ejército escoltó el féretro del Chávez al entrar al paseo Los Próceres.


Al llegar al patio de la Universidad Militar, los restos mortales del Presidente fueron ingresados a una capilla cerrada, donde se celebró una ceremonia privada para los familiares, ministros y personas más allegadas.

La Unidad de Parada de los componentes de la Fuerza Armada Nacional, la Banda de Guerra, rindió honores de jefe de Estado a Hugo Chávez en el patio de la Universidad Militar.

El Presidente permanecerá en capilla ardiente hasta el viernes 8 de marzo. Aún se desconoce donde será sepultado.