• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

La interpretación del 231 determinará futuro del país

Tribunal Supremo de Justicia (TSJ)

Tribunal Supremo de Justicia (TSJ)

El abogado Jorge Pabón reiteró que si Hugo Chávez no se presenta ante la Asamblea el 10 de enero Diosdado Cabello debe asumir la Presidencia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La interpretación del artículo 231 de la Constitución determinará lo que ocurrirá con el país en los próximos días. Cada quien lo ve de forma diferente. El oficialismo aclaró que Hugo Chávez seguirá siendo Presidente luego del 10 de enero, aunque no pueda juramentarse ante la Asamblea Nacional.

Para el vicepresidente Nicolás Maduro, es un “formalismo” su asistencia al Parlamento porque el artículo 231 se refiere a “presidentes electos y no reelectos”. La procuradora de la República, Cilia Flores, coincidió en que es diferente si se trata de un presidente reelecto y aseguró que Chávez puede ser investido ante el Tribunal Supremo de Justicia. “En un caso fortuito o de fuerza mayor pudiera hacerlo delante del TSJ. Él tiene su banda presidencial y los símbolos del poder; ya él los asume porque está en pleno ejercicio del cargo. Tiene un gabinete establecido. Algo distinto ocurre con un presidente electo”, añadió.

Explicó que el 10 de octubre, cuando Chávez recibió sus credenciales como presidente reelecto, hizo algunos nombramientos, como el del vicepresidente Nicolás Maduro. Agregó que todo el tren de gobierno designado por el Presidente se debe mantener en su cargo hasta que un nuevo nombramiento los remueva.

Esa es la tesis de la continuidad que, además, se apoya en el permiso que el Legislativo le dio al mandatario para ir a Cuba. De acuerdo con el vicepresidente, con Flores y con Diosdado Cabello, todo continúa –mandato y permiso–, porque eso es lo que decidieron más de 8 millones de venezolanos.

Pero no todos piensan igual. El abogado constitucionalista Jorge Pabón aclaró que el 10 de enero no es ningún formalismo, porque es la fecha de inicio de un nuevo período constitucional, con el Presidente juramentado o no. Eso significa varias cosas.

Uno: que la designación de Nicolás Maduro como vicepresidente se agota el 10 de enero, porque corresponde al período que finaliza ese día. Entonces, al no haber vicepresidente, el presidente de la AN debe asumir.

Dos: al comenzar el nuevo período presidencial sin la juramentación del presidente electo, la Asamblea debe decretar su ausencia temporal, que puede extenderse por 90 días, prorrogables por 90 días más. Pabón aclaró que con el nuevo período vence el permiso que se entregó a Chávez en la gestión anterior.

Pabón también señaló que la única forma de que Chávez se juramente ante el TSJ es que, por algún “motivo sobrevenido”, no pueda hacerlo ante la Asamblea. Sin embargo, explicó que lo sobrevenido no tiene que ver con el Presidente, sino con el Parlamento.

El abogado constitucionalista negó que el artículo 231 haga alguna distinción entre un presidente electo y uno reelecto. “La Constitución no tiene un capítulo separado estableciendo cómo es por primera vez o por segunda vez”, dijo.

 Hueco constitucional. El ex magistrado Juan Carlos Apitz difiere de la opinión de Pabón y considera que el “motivo sobrevenido” que destaca el artículo 231 no se limita a la Asamblea, sino que también tiene que ver con el Presidente. A su juicio, el espíritu del texto es que si el presidente electo no puede ir al Parlamento luego tendrá la opción del TSJ.

Apitz, sin embargo, dijo que existe un “hueco constitucional” en el artículo 231, pues no precisa hasta qué día tiene permitido el Presidente juramentarse ante el TSJ. “Debería ser en una fecha cercana al 10 de enero”, agregó.

El TSJ todavía podría ofrecer una interpretación del artículo 231 que contribuya a aclarar el panorama. Su presidenta, Luisa Estella Morales, adelantó una opinión que dejó entrever que apelarán a la continuidad –que es la tesis del oficialismo–. El 20 de diciembre, dijo: “Frente a la coyuntura –no del nuevo presidente, porque no es el nuevo, es el mismo presidente y aquí hay un hecho muy importante, que es la continuidad por la reelección del presidente– por supuesto que la Sala Constitucional esperará que cualquier asunto que tenga que ver con su competencia le sea presentado para responderlo oportunamente”.

El alcalde de Baruta y abogado constitucionalista, Gerardo Blyde, indicó que la Sala Constitucional debería emitir una sentencia, pero aclaró que la oposición no guarda ninguna esperanza sobre lo que pueda decidir el TSJ luego de la opinión que adelantó Morales.

El 237

La Asamblea Nacional convocó a los parlamentarios a una sesión para mañana a las 2:00 pm. Aún no se ha hecho una convocatoria oficial para el 10 de enero, día de la juramentación; sin embargo, diputados del oficialismo admitieron que se les pidió que se mantengan alertas ante un posible llamado para ese día.

Luego de que se aclare el panorama sobre el artículo 231 de la Constitución empiezan las dudas sobre el 237, que reza: “Dentro de los diez primeros días siguientes a la instalación de la Asamblea Nacional, en sesiones ordinarias, el Presidente o Presidenta de la República presentará cada año personalmente a la Asamblea un mensaje en que dará cuenta de los aspectos políticos, económicos, sociales y administrativos de su gestión durante el año inmediatamente anterior”.

El abogado Rogelio Pérez Perdomo explicó que si se impone la tesis de la continuidad entre ambos mandatos de Hugo Chávez, el Presidente debe presentar el informe personalmente; pero que si se toma como un nuevo mandato, que inicia el 10-E, no tendría que mostrar el trabajo del año anterior.

 

Cantinflada. El diputado Julio Borges (PJ) opinó que los conflictos internos del PSUV hacen que la tesis de la continuidad del período constitucional sea un enredo, a pesar de que la Constitución es muy clara sobre qué hacer si hay ausencias de un presidente saliente o electo.

“Maduro dijo de manera clara que el 10-E termina un gobierno y empieza otro, pero a la vez nos dice que continúa el mismo gobierno; es una cantinflada que nadie entiende. Existe una regla clara en la Constitución, cuando el presidente electo no pueda presentarse, le toca a la otra persona electa popularmente, que es el presidente de la AN”.