• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

“TSJ no puede darle legitimidad a Maduro”

Ramón José Medina, secretario ejecutivo adjunto de la MUD/ Archivo

Ramón José Medina, secretario ejecutivo adjunto de la MUD/ Archivo

Ramón José Medina rechazó la difusión de una nota enviada por la oficina de prensa del TSJ a los medios de comunicación, en la cual anunciaron la inadmisibilidad de las impugnaciones y ratificación de la legitimidad de los resultados

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ramón José Medina, secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática, afirmó que el el Tribunal Supremo de Justicia ni el Consejo Nacional Electoral pueden declarar la legitimidad de Nicolás Maduro como presidente de Venezuela, pues no examinaron las irregularidades en las elecciones presidenciales del 14 de abril, denunciadas a través de las impugnaciones formalizadas ante ambos organismos.

“La legitimidad de una elección no puede decretarla ni el CNE ni el TSJ. Esta depende de factores más complejos como la transparencia de la elección,  no violar la normativa electoral y el respeto de los acuerdos internacionales. La inadmisibilidad de los recursos no permite que haya juicio y por tanto no puede tomarse una decisión de fondo”, destacó.

Medina rechazó la difusión de una nota enviada por la oficina de prensa del TSJ a los medios de comunicación, en la cual anunciaron la inadmisibilidad de las impugnaciones y ratificación de la legitimidad de los resultados.

“Si el TSJ quería favorecer la legitimidad, ha debido favorecer las impugnaciones y debatir los juicios para aclarar las elecciones. Con esta decisión no se demuestra la transparencia del proceso, porque sin una auditoría integral no existe respeto al voto popular”, dijo.

Aseguró que en el fallo dictado por el organismo judicial el miércoles, la palabra legitimidad sólo figura en el informe del CNE.

En la sentencia dictada hace dos días se establece: “Puede concluirse que las pretensiones insertas en el escrito recursivo bajo estudio tienen como finalidad desvirtuar la presunción de legalidad y legitimidad no sólo de los actos electorales relacionados con el proceso electoral del pasado 14 de abril de 2013 -los cuales son inimpugnables en su gran mayoría, por haber caducado los lapsos para ser recurridos- sino de todas aquellas actuaciones realizadas por todos los poderes públicos”, fragmento de decisión del TSJ número 1115.

“La palabra legitimidad no está planteada explícitamente en la sentencia. Si hubiera sido así, se verían más talladas las costuras de este Tribunal Supremo de Justicia”, aseveró.