• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

"Los gobiernos ven a la información verdadera como una amenaza"

Los editores participaron en el foro Libertad de prensa en las Américas | Foto: Cortesía Center For Strategic & International Studies

Los editores participaron en el foro Libertad de prensa en las Américas | Foto: Cortesía Center For Strategic & International Studies

Marty Baron, de The Washington Post, agregó que  si los gobiernos pueden destruir a la prensa, envía una señal a la sociedad de que no deben alzar la voz contra ellos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El martes a las 11:00 am el canal colombiano Noticias RCN anunciaba que al posible secuestro de la periodista Salud Hernández se sumaban los del reportero Diego D' Pablos y el camarógrafo Carlos Melo.

Tres horas más tarde, en una sala del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales -un think tank en Washington D. C., conocido por sus siglas en inglés CSIS-, los cuatro ponentes invitados empezaban una conversación titulada Libertad de Prensa en las Américas.

El moderador se refirió al estudio 2016 de Reporteros Sin Fronteras sobre la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa en el que, por primera vez, América Latina está peor evaluada que África y comenta que Freedom House catalogó a 2015 como el peor de los últimos doce años para la libertad de prensa. La pregunta que hace el moderador es directa: ¿por qué ha habido tal deterioro en el ámbito regional y mundial en los últimos años? La interrogante va dirigida a Ricardo Kirschbaum, editor general del diario Clarín de Argentina; Marty Baron, editor ejecutivo de The Washington Post; Héctor Schamis, columnista de El País; y Miguel Henrique Otero, presidente y editor del diario El Nacional.

Baron, premio pulitzer retratado en Spotlight, ganadora del más reciente Óscar a la mejor película, comienza la ronda de respuestas con una noción: amenaza. "Los gobiernos ven a los medios y a la información verdadera como una amenaza, así como la democracia en sí misma representa para ellos una amenaza. Si los gobiernos pueden destruir a la prensa, eso le envía una señal a la sociedad de que no deben alzar la voz en contra".

Agrega que los gobiernos tienen la oportunidad de ejercer mayor poder y están aprovechándolo: "Hay muchas herramientas para extinguir la libre expresión. En el pasado se ha hablado de Internet como vehículo para fomentar la libre expresión, pero ahora se usa para extinguirla porque le da oportunidad de monitorear a un punto que no podían antes y limitar los puntos de acceso".

Kirschbaum identifica una tendencia regional de control: "La restricción de libertades es permanente en regímenes en los que la democracia no está consolidada y es una situación que en la región se ha dado simultáneamente en varios países. La situación de Venezuela es una de las fases más agresivas y concretas de este proceso, pero si uno recorre Venezuela, Ecuador, Brasil y Argentina hasta el 10 de diciembre de 2015, hay rasgos comunes en cómo se recortan las libertades para consolidar un poder político. Es una lucha histórica entre la libertad, que significa poder expresar una idea contra un intento de hegemonizar y homogeneizar políticamente un país, y tener una sola voz".

Otero suma a Nicaragua a la lista y tilda estos gobiernos de populistas y autoritarios. Hace énfasis en la situación del país: "En Venezuela han amenazado la libertad de prensa a tal punto que 40% del país solo recibe televisión y radio pública, mientras que el otro 60% recibe emisoras y canales autocensurados. Hay 2.000 páginas web bloqueadas por el gobierno, entre ellas Infobae y NTN24, y 10 de los 75 prisioneros políticos están encarcelados por usar Twitter".

Agrega que el gobierno controla el suministro de papel para la prensa, no contrata espacios publicitarios en medios que no sean afines y ha comprado los medios que no se han visto obligados a cerrar por una mezcla de persecución y crisis económica. "Para nosotros la ventana se hace cada vez más pequeña y estamos en modo supervivencia".

Schamis subraya que la clave está en los intentos de perpetuación en gran parte de América Latina en los últimos 10 años: "Algunos gobiernos llegaron al poder durante el boom económico más importante de su historia, utilizaron esos recursos para quedarse todo el tiempo que pudieron y el que los critique es un enemigo. ¿Y cómo deslegitimar a ese enemigo? Diciendo que son los oligarcas".

Premio a Clarín
Freedom House otorgó el Premio a la Libertad de Expresión 2016 al CEO del Grupo Clarín, Héctor Horacio Magnetto, por su papel en "el ejercicio y la defensa de la libertad de prensa en la Argentina durante la última década". La organización valoró la decisión de Magnetto y su equipo de mantener su independencia editorial ante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner. Ricardo Kirschbaum, editor general de Clarín, señaló: "Los Kirchner tenían desde el comienzo un proyecto de control del periodismo por varias vías: la compra, la compra indirecta y el soborno. El régimen creado por ellos no admitía voces disonantes y pensaban, equivocadamente, que todo el mundo tenía precio. Pero se encontraron con un sector del periodismo que tenía principios, algo que ellos carecían".