• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Maduro usa estrategia militar para afrontar problemas críticos

El presidente Nicolás Maduro / Cortesía: Prensa Miraflores

El presidente Nicolás Maduro / Cortesía: Prensa Miraflores

La reestructuración del Ejecutivo aumenta la militarización de la administración pública. Los que se oponen presumen que el objetivo es intimidar

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente Nicolás Maduro anunció la reestructuración del Gobierno a partir de los estados mayores, una clásica estrategia militar que utilizó Napoleón Bonaparte en 1796, el Libertador Simón Bolívar en 1817 y el ex presidente Hugo Chávez en 2010, cuando problemas derivados de fallas en la gestión pública (como los continuos apagones) se volvieron tan perturbadores como los de una guerra.

“Ya dentro de muy poco vamos a reestructurar todo el gobierno en su estructura interna de funcionamiento para que los ministros tengan verdaderos estados mayores bien definidos. Y digo estados mayores tomando el concepto de organización militar de máximo nivel”, dijo el jefe del Estado el primero de octubre.

Analistas prevén tres posibles resultados: 1) que la creciente incorporación de militares a la administración pública resuelva la escasez de alimentos, las deficiencias del servicio eléctrico y el deterioro de sistema público de salud; 2) que en vez de eficiencia, se logre intimidar a los ciudadanos que protestan para exigir sus derechos; o 3) que, simplemente, aumente la burocracia, los diagnósticos y los planes, sin que ello conduzca al diseño, ejecución y evaluación de políticas públicas coherentes.

Con voz, pero sin voto. El contralmirante Luis Cabrera Aguirre integró el Estado Mayor Presidencial creado por Hugo Chávez en 2006, cuando se declaró el carácter socialista de la revolución. Cabrera Aguirre y otros oficiales históricos, como los generales Alberto Müller Rojas, Jacinto Pérez Arcay y José Nicolás Albornoz Tineo, serían los principales asesores del jefe del Estado para avanzar en el proceso de cambios que comenzó en 1999.

“Precisamente, la asesoría es la principal función de un Estado Mayor que, por lo general, está integrado por cuatro directores: recursos humanos, inteligencia, operaciones y logística”, explica Cabrera Aguirre y precisa que en 2006 se concentró en aportar ideas para el primer plan socialista de la nación.

“Asistíamos a las reuniones de los comandantes de todos los componentes. Teníamos voz, pero no voto”, indica el contralmirante. Tal limitación es destacada por el general Gonzalo García Ordóñez, ex jefe del Comando Unificado de la Fuerza Armada Nacional, quien teme que los estados mayores ideados por Maduro entorpezcan la gestión gubernamental: “No son instancias de decisión y acción. A veces ni siquiera alcanzan a hacer recomendaciones y se quedan en el diagnóstico. Esto es equivalente a designar comisiones que aumentan la burocracia inútil. Lo que seguramente ocurrirá es que Maduro reciba un volumen inmanejable de estudios y quede inundado en toneladas de papeles”.

El teniente coronel Néstor León Heredia, vicepresidente de la Comisión de Defensa y Seguridad de la Asamblea Nacional, descarta tales riesgos: “Lo que está ocurriendo es la efectiva conjunción cívico-militar. Hasta 1999 los militares éramos medio ciudadanos. Ahora podemos participar activamente en la gestión pública. A los estados mayores se van a incorporar los mejores hombres y mujeres, los más capaces, con la ventaja de su formación bajo los principios de obediencia, disciplina y subordinación”.

Leon Heredia insiste: “En un momento crítico de desestabilización como el que vivimos, la constitución de estados mayores para resolver problemas como el desabastecimiento está más que justificada. En materia de seguridad alimentaria hemos cometido errores, pero aquí caben las tres R que nos enseñó el comandante supremo: revisión, rectificación y reimpulso”.

Rocío San Miguel, directora de la organización no gubernamental Control Ciudadano, ponen en duda el propósito de enmienda: “El problema que siempre tuvo Chávez y que arrastra Maduro es la incapacidad para hacer seguimiento y ajustes a las políticas públicas. Ahora, en el mundo militar hay muchas instancias y cada quien está trabajando por su cuenta”.

La proliferación de ascensos fuera de los plazos regulares y el aumento de militares en cargos gubernamentales fundamentan la convicción de San Miguel: “El gobierno de Maduro es mucho más militar que el de Chávez porque necesita conseguir simpatías ante las muchas divisiones dentro de la FAN que no se están conciliando”.

¿Más represión? Cabrera Aguirre dice que conoce bien lo que pasa en los cuarteles y niega la división que denuncia San Miguel. León Heredia agrega: “Los militares somos socialistas y chavistas”. También rechazan la posibilidad de que los estados mayores, particularmente los que se crearían en cada uno de los ministerios, conduzcan al solapamiento de funciones.

“Hay un plan rector, que es el Plan de la Patria. Los estados mayores serán organismos asesores y, en definitiva, cada uno de los ministros y el Presidente tomarán las decisiones”, asegura el vicepresidente de la Comisión de Defensa y Seguridad.

San Miguel y Ordóñez también advierten sobre supuestos propósitos inconfesables. “Hay desesperación en el Gobierno. Lo militar impone disuasión al Estado en su conjunto. Los voceros del oficialismo mencionan la palabra guerra por lo menos cinco veces al día. Lo que se busca es intimidar. Se está utilizando la bota militar para lograr lo que siempre quiso Chávez: disciplina, obediencia y subordinación de toda la sociedad. Se revierte el principio de subordinación militar al poder civil. Nos estamos retrotrayendo al esquema superado del Cono Sur en las décadas de los setenta y ochenta, a la llamada doctrina de seguridad nacional”, asegura la directora de Control Ciudadano.

“Estamos a las puertas de una mayor represión. Los militares estamos entrenados para el uso de la fuerza. Yo soy ingeniero, pero antes pienso como militar”, afirma el ex jefe del Cufan.

Cabrera Aguirre insiste en que no hay nada que temer: “Aunque a muchos no les gusten los militares, la FAN es una reserva de conocimientos. Con los estados mayores, sencillamente, procuramos evitar que las cosas malas ocurran o que causen el menor daño posible. En ese sentido, el análisis de la información sobre cada coyuntura es imprescindible. Como decía Séneca: Nunca habrá buena brisa para quien no sabe a dónde va”.

Empresas firmes y a discreción

Dianca

En abril de 2013 el vicealmirante Franklin Zeltzer Malpica fue designado presidente de Diques y Astilleros Nacionales C.A., Dianca. En los últimos años la empresa ha estado dirigida por militares. El Ministerio de la Defensa posee 40% de las acciones.


Corporación Venezolana de Guayana

En mayo de 2013 el general Carlos Osorio fue designado presidente de la CVG, en sustitución del también militar Rafael Gil Barrios.


Venalum

En mayo de 2013 el mayor general Euclides Campos Aponte fue designado presidente de Venalum.


Sidor

En julio de 2013 el general Javier Sarmiento Márquez fue designado presidente de Sidor. En septiembre comenzó un conflicto laboral. Luego de 11 días de paro, el presidente de la CVG, general Carlos Osorio, amenazó con enviar a prisión a los trabajadores que participaran en la huelga.


Industrias Diana

En agosto de 2013 el general Dester Bryan Rodríguez fue designado  presidente de Industrias Diana y sus filiales. El mismo día de la designación, empleados denunciaron que varios miembros del consejo de trabajadores y trabajadoras fueron trasladados a la sede del Sebin en Valencia, y fueron sometidos a más de siete horas continuas de interrogatorio.


Briqven

En agosto de 2013 el general Pablo Mora Zoopi fue designado presidente de Briqven.


Ferrominera Orinoco

En septiembre de 2013 el general Jesús Manuel Zambrano fue designado presidente de Ferrominera Orinoco. En junio, el Gobierno había ordenado la militarización de la empresa para combatir una huelga.


Las prioridades

Desde abril, el presidente Nicolás Maduro ha creado cuatro de los cinco estados mayores existentes


Electricidad

El 8 de agosto de 2010 Chávez anunció la creación de un Estado Mayor Eléctrico para atender la crisis del sector. Inicialmente estuvo coordinado por el vicepresidente Elías Jaua e integrado por los ministros de Energía Eléctrica, Alí Rodríguez Araque; de Planificación y Finanzas, Jorge Giordani; de Industrias Básicas y Minerías, Rodolfo Sanz; y de Energía y Petróleo, Rafael Ramírez.


Fronteras

El 1° de agosto Maduro anunció la creación de un estado mayor cívico-militar para proteger la frontera con Colombia. El mayor general Wilmer Barrientos fue designado jefe y el general Pedro González Salmerón quedó a cargo de la secretaría ejecutiva del Estado Mayor Fronterizo.


Salud

El 27 de agosto se creó el Estado Mayor de Salud y 11 micromisiones para atender igual número de hospitales públicos. Quedó a cargo del vicepresidente  Jorge Arreaza y está integrado por la ministra de Salud, Isabel Iturria; el vicepresidente del Área Social, Héctor Rodríguez; el presidente del IVSS, Carlos Rotondaro; y Manuel Fernández, por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación.


Economía

El 13 de septiembre se instaló el Estado Mayor del Órgano Superior de la Economía. Está dirigido por Maduro e integrado por los ministros de Comercio, Alejandro Fleming; Alimentación, Félix Osorio; Agricultura y Tierras, Yván Gil; Comunas, Reinaldo Iturriza; Mujer, Andreína Tarazón; Juventud, Héctor Rodríguez; Transporte Terrestre, Haiman el Troudi, y Transporte Acuático, Hebert García.


Internacional

El 27 de septiembre el jefe del Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional, general Vladimir Padrino López, informó que la FANB forma parte de una coalición denominada Estado Mayor Internacional, que se encarga de evaluar e impulsar todas las negociaciones de Venezuela con otros países en las áreas que le compete.


El nuevo centro

El 30 de septiembre, el primer mandatario anunció la creación del centro Estratégico de Seguridad y Protección de la Patria (Cesppa). “Es un centro que recibirá el trabajo que hacen todos los órganos de análisis, de investigación y de seguridad nacional”, dijo Maduro. En 2010 Chávez creó por decreto un organismo similar: el Centro de Estudio Situacional de la Nación (Cesna), lo que causó preocupación, pues podía intervenir cualquier organización social, política y económica, así como censurar cualquier tipo de información.