• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Maduro pretende legislar sobre derechos fundamentales

Sesión en la Asamblea Nacional / José Pacheco

Sesión en la Asamblea Nacional / José Pacheco

Critican la ambigüedad con la que está redactada la propuesta del presidente. Califican el instrumento de “cheque en blanco”

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ya se conoce el texto de la ley habilitante y expertos opinan que su redacción no establece con claridad los aspectos en los cuales quiere legislar el presidente Nicolás Maduro. Además advierten que este instrumento le da la capacidad al primer mandatario de modificar o de crear instrumentos que incidan en los derechos fundamentales como la libertad, a través de sanciones penales.

Para el constitucionalista Jorge Pabón, la ley habilitante entregada el martes a la AN es un “cheque en blanco”. El especialista explica que las leyes orgánicas son instrumentos que organizan los poderes públicos, cambian la estructura de los derechos constitucionales de los ciudadanos y sirven de marco para otras leyes. La habilitante le otorgaría al presidente la capacidad de crear este tipo de leyes.

“De acuerdo con la Constitución, estas leyes solo pueden aprobarse con la participación de las dos terceras partes de la Asamblea”, expone. Sin embargo admite que existen antecedentes en los que el TSJ ha dado el visto bueno a leyes orgánicas aprobadas por iniciativa del Ejecutivo. “Aunque en esos casos, más que un análisis jurídico solo se ha hecho una decisión política”, agrega.

Pabón, no obstante, opina que una sola persona que tenga la potestad de decidir sobre elementos sensibles en la vida de los ciudadanos es negativa para todos. “En un régimen democrático es necesario el equilibrio de poder para que todas las visiones y los contextos de un país se vean beneficiados. Es posible que esta ley habilitante oriente los marcos legales a favorecer solo a una parte del país”.

Desde 1999 se han aprobado cuatro leyes habilitantes. Cuatro años y medio es el tiempo en que el presidente ha tenido la potestad de legislar sin ningún tipo de participación de la Asamblea Nacional. Si se llega a aprobar la habilitante propuesta por Maduro, ese tiempo aumentaría en un año más. Lo que significaría que en 40% de los últimos 14 años el poder de legislar ha estado en manos de una sola persona.

Más control. “La única ideología del chavismo es el control de todo”, asegura el politólogo Luis Salamanca. Agrega que con la habilitante la Asamblea Nacional no pierde sus atribuciones, sin embargo “se acerca peligrosamente”.

Apunta que la Asamblea Nacional representa la diversidad del país, de allí la importancia de esta instancia para legislar en temas penales, económicos y sociales. Es por ello que las leyes están configuradas para evitar que solo una voz pueda conducir la estructura del Estado.

El experto califica de “ambiguo y etéreo” el texto impulsado por Maduro. “Cuando se redacta una ley que influye de manera profunda sin especificar con claridad las materias y solo se exponen los ámbitos, puede legislarse sobre cualquier cosa más allá de lo que se haya prometido”.

Salamanca enfatiza que lo que está detrás de la habilitante es profundizar un Estado controlador y hegemónico. “Lo único que no ha podido controlar el Gobierno por completo es la opinión pública, pero con la remoción de la participación en los debates de los diputados Julio Borges y Nora Bracho, uno se puede hacer una metáfora de lo que se quiere para el país”, declara.

El politólogo Nicmer Evans considera que la habilitante puede coexistir con el Poder Legislativo. “Este mecanismo también está establecido en  la Constitución, de modo que es perfectamente legal. Las atribuciones que se le otorgan a presidente no son infinitas, están enmarcadas en el texto de la habilitante”.

Explica que la ley está fundamentada en la lucha contra la corrupción. “El que no la debe no la teme. Mal harían algunos sectores del país en estar en contra de la habilitante porque lo que se busca es hacer más clara la administración de los recursos del Estado”.

Comisión sectaria

Una semana después de que el presidente Nicolás Maduro visitara la AN se conoció el contenido de la ley habilitante. En el texto se destacan dos grandes ámbitos sobre los que se pretende legislar: “La lucha contra la corrupción” y “la defensa de la economía”.

Dictar normas sobre la legitimación de capitales; establecer mecanismos estratégicos de lucha en materia económica, política y mediática; legislar sobre el financiamiento de los partidos políticos; dictar y reformar leyes en materia de producción, importación, distribución y comercialización de alimentos y artículos de primera necesidad son solo algunos de los temas de los que trata la habilitante.

El artículo 2 de la ley presentada por el presidente Maduro les da a los decretos que se generen de la habilitante rango, valor y fuerza de ley. Además que les confiere carácter orgánico.

El diputado Alfonso Marquina criticó la comisión que se formó para estudiar la propuesta de habilitante. “Ordenaron una comisión que no toma en cuenta la representación de la oposición. Solo hay partidos del gobierno”.

Calificó a la comisión, integrada solo por diputados del PSUV y del PCV, de “sectaria”, que no busca el combate contra la corrupción sino utilizarlo como una herramienta política.

El parlamentario reiteró que no hacen falta más leyes para combatir la corrupción. “Lo que tenemos que hacer es quitarles los poderes especiales a los corruptos que están en el gobierno”.