• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

“El gobierno debe resolver el desabastecimiento”

El cardenal Jorge Urosa pidió calma a quienes hacen colas para comprar comida. Afirmó que los párrocos padecen las mismas angustias de la feligresía

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La escasez de artículos de la cesta básica es un problema que no distingue colores políticos ni profesión de fe. El cardenal de Venezuela, monseñor Jorge Urosa, confesó que también en las parroquias padecen los embates de la falta de algunos productos: “Los padres, los obispos vivimos en Venezuela; no estamos en Marte ni en Japón. Todos esos problemas nos tocan igualito”.

En tal sentido, hizo un llamado al gobierno y otro a la ciudadanía: “Primero, la gran obligación la tiene el gobierno, que tiene casi el monopolio de la distribución de los alimentos y tiene que procurar que haya comida en todas partes. Segundo, un mensaje a la gente: hay que tener calma. Compartimos la preocupación y la angustia, pero es importante que no haya ningún tipo de violencia por el desabastecimiento”, expresó Urosa.

A la salida de la tradicional misa de la Jornada Mundial por la Paz, que se realiza en enero de cada año, el cardenal recomendó a las autoridades nacionales actuar con humildad, reconocer los problemas y la solución.

 

Diálogo y paz. Consultado sobre la detención de aproximadamente 30 personas por manifestar o fotografiar las protestas realizadas en lo que va de año, expresó: “La protesta no violenta es legítima y constitucional. El gobierno tiene que respetar los derechos humanos y no agredir a nadie que esté en una protesta pacífica”.

Una vez más abogó por el reencuentro entre el gobierno y la oposición. “Hay personas que están dispuestas a dialogar, otras no. Nosotros no podemos obligar. Insistimos en el encuentro”.

Consideró inapropiada la declaración del vicepresidente Jorge Arreaza que el sábado advirtió a la oposición que en Ramo Verde hay celdas disponibles. “Hay una crisis económica y social muy grave. No es tiempo de azuzar divisiones, sino de buscar soluciones y acercamiento dada la gravedad de la inflación, la carestía de la vida, la carencia de artículos de primera necesidad. Hay que buscar el diálogo y la paz”.

A la misa, realizada en la iglesia Nuestra Señora de la Visitación, en Montalbán, asistieron el nuncio apostólico Aldo Giordano, la directiva y los 40 obispos de la Conferencia Episcopal de Venezuela, representantes del cuerpo diplomático acreditado en el país, miembros de varias congregaciones cristianas y representantes de otras religiones.

En la eucaristía, Giordano elevó una plegaria: “Pidamos que los venezolanos podamos resolver nuestras dificultades y nuestros conflictos de manera pacífica”.