• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Logo de El Nacional

Logo de El Nacional

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

No deja de sorprendernos el estilo impuesto por el jefe de campaña del comando del gobierno, el uso indiscriminado de acusaciones, intemperancias y mentiras que dispara cada vez que tiene oportunidad, imprimiéndole a la campaña un tono indeseable y para nada educativo y mucho menos ejemplarizante.

Usa la mentira, como parece ser la  estrategia oficial, para inventar maldades que sólo existen en su libreta de racionamiento ofensivo, en un estilo nunca visto, ante un editorial crítico justamente escrito en razón del ventajismo gubernamental ante lo cual el CNE hace mutis y no asume sus responsabilidades.

Ante un editorial que no hace sino reafirmar nuestro más alto respeto por los asuntos personales de cualquier miembro del Gobierno, sea el Presidente de la República o la presidente del CNE, el jefe del comando del gobierno arremete con alevosía, falsedades y patrañas contra el diario El Nacional acusándonos de cultores de la muerte. En el editorial queda claro explícitamente que “hemos sido discretos sobre su condición de salud” y de estar atentos “a su restablecimiento con respeto y respaldo pleno”.

Toda Venezuela sabe bien quiénes se han aprovechado del sensible fallecimiento del mandatario, quiénes se esconden detrás de su retrato para hacer campaña, se ocultan detrás de su figura para evadir los debates necesarios.

Así que de nuevo reiteramos que somos lo suficientemente discretos y honestos como para no hablar de asuntos personales, o familiares de ningún dirigente, sea del Gobierno u opositor. El arte de la nigromancia electoral no está dirigido precisamente por ningún periodista. Parece más bien el uso deshonesto de las enseñanzas de la psiquiatría.