• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

“La división es lo que más daña la política”

La máxima autoridad de los jesuitas en el mundo se reunió con el presidente editor de El Nacional

La máxima autoridad de los jesuitas en el mundo se reunió con el presidente editor de El Nacional

La máxima autoridad de la Compañía de Jesús, Adolfo Nicolás, evitó referirse directamente a la coyuntura del país

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El padre general de la Compañía de Jesús, Adolfo Nicolás, se colocó sobre los hombros la franela roja con una mano blanca impresa que le regalaron representantes del movimiento estudiantil. Pero al dirigirse a los presentes en el Aula Magna de la Universidad Católica Andrés Bello advirtió que no vino a Venezuela a protestar.

Sin alusiones específicas a la crisis del país, la máxima autoridad de los jesuitas en el mundo reiteró la necesidad de trabajar por todas las personas sin exclusiones de ningún tipo: “Solo es bueno lo que es bueno para todos. La responsabilidad política, económica o empresarial es un modo de dar vida a los demás y no la podemos utilizar para contentar a los amigos, porque esa es la raíz de la corrupción”.

Nicolás, de gira por América Latina con motivo del bicentenario de la restauración de la Compañía de Jesús y en su segundo día de visita a Venezuela, se dedicó ayer en la mañana a conocer el trabajo social que se hace desde la UCAB. Celebró que la universidad tenga una pasarela que la comunica con los barrios de Antímano, pues cree que los centros de estudio se deben nutrir del sufrimiento, pero también de la sabiduría de los más pobres.

El estudiante de Economía Djamil Jassir, con un flux que sorprendió a quienes lo conocen, le dijo al prepósito de los jesuitas que desde 2007 el movimiento estudiantil está empeñado en rescatar las libertades democráticas y lograr la reconciliación de los venezolanos: “Después de más de dos meses de protestas, ratificamos nuestra lucha. Los estudiantes seguiremos alzando la voz”.

El rector de la UCAB, José Virtuoso, tampoco evadió la coyuntura política del país: “El descontento y la frustración tomaron las calles. La protesta es una forma de compromiso con el país y en la UCAB la complementamos con propuestas, con la esperanza de que Venezuela saldrá adelante”.

A la sede de la Compañía de Jesús en Roma, una de las congregaciones religiosas más numerosa, organizada e influyente, llegan reportes periódicos de lo que ocurre en todo el mundo. Virtuoso asegura que el padre general sabe con lujo de detalles las razones de la protesta en Venezuela y lo invitó a ofrecer luces: “¿Qué hacer frente a las dificultades del país? ¿Cómo sembrar esperanza?”. Al responder, Nicolás recordó otra de las preguntas que le enviaron con anticipación por correo electrónico: ¿Qué decirle a los estudiantes? “El futuro está en la profundidad, no en las teorías ni en las ideologías. La profundidad y la creatividad para hacer el bien a los demás vienen con el contacto con las realidades y no con las virtualidades. La división es lo que más daña a la política. Eso no ayuda en nada a un país. Eso digo a los estudiantes y al pueblo venezolano”, expresó.

Nicolás Pachón advirtió que no hay recetas infalibles. Señaló que las decisiones de los centros de poder, como Roma por ejemplo, no siempre son las que más ayudan. Apuesta al “discernimiento local” como fuente de soluciones.


El “papa negro” de cumpleaños. Ayer cumplió 76 años de edad y en su recorrido por el Parque Social Padre Manuel Aguirre de la UCAB un espontáneo tomó la iniciativa de cantarle el cumpleaños feliz.

Asegura que nunca ha recibido regalos de cumpleaños y que si tuviera algo que obsequiarle a Venezuela sería el trabajo de los jesuitas. Un trabajo que dirige el provincial Arturo Peraza y que se desarrolla a través de 5 institutos universitarios, 170 escuelas y 24 emisoras de radio que educan a 17.000 adultos, más 115 centros de capacitación laboral que forman a 18.000 personas, entre otros programas.

Peraza y los jesuitas en general prefieren que el padre general no sea conocido como el “papa negro”. “Se le empezó a llamar así por el color de su vestimenta y porque la Compañía de Jesús es muy numerosa y tiene una estructura similar a la del papado. Eso pareciera aludir al poder detrás del trono, pero no es verdad”, insistió.


El Dato El sacerdote Adolfo Nicolás se negó rotundamente a conceder entrevistas periodísticas. Estará cinco días en Venezuela, pero en su agenda no figuran reuniones con dirigentes políticos, económicos o sociales del país. Solo compartirá con los jesuitas y las comunidades a las que sirven. Todo indica que no quiere involucrarse en la diatriba política y que sus mensajes deberán ser leídos entre líneas.