• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Lepage: "En Venezuela impera una dictadura totalitaria"

Octavio Lepage

Octavio Lepage

El expresidente venezolano opinó que en el país ha faltado garra y ha sobrado resignación  

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Para Octavio Lepage en Venezuela impera una dictadura y de la modalidad más peligrosa: la totalitaria.

En una entrevista publicada en la página runrunes.es el expresidente de Venezuela argumenta que el pequeño margen de libertades que todavía existe en el país “es una cosa perfectamente calculada para proyectar hacia el exterior una imagen de cierta flexibilidad, pero en la práctica la represión es brutal”.

Lepage asumió la Presidencia el 21 de mayo de 1993 en su condición de Presidente del Congreso, luego que la Corte Suprema de Justicia suspendiera a Carlos Andrés Pérez por irregularidades en el manejo de fondos públicos. Cedió el cargo el 5 de junio de ese año con la designación por parte del poder legislativo de Ramón José Velázquez para completar el periodo de Pérez.     

El político de 92 años de edad dijo que la dictadura durante Marcos Pérez Jiménez (periodo 1953-1958) era de tipo primitiva “de esas que consideran al opositor como enemigo, tratan de acabar con él”, pero que a pesar de las confrontaciones políticas, que incluía el encarcelamiento sin juicio, la vida nacional durante el perezjimenismo, “seguía con normalidad”.

“En cambio el actual es un gobierno que persigue, inventa delitos, condena con base en documentos amañados y no le importa la opinión pública nacional ni internacional, característica típica de la dictadura totalitaria, como la cubana”, prosiguió el miembro fundador de Acción Democrática.

En la entrevista Lepage da su versión sobre su participación en lo que se ha denominado la “masacre de Yumare”, por la cual tiene prohibición de salida del país desde el año 2008, y del asesinato de Jorge Rodríguez padre, ambos acontecimientos cuando era titular del Ministerio del Interior.

Sobre la sociedad civil Lepage considera que hay una resistencia pasiva y ve muy difícil que reaccione si los partidos y otros organismos de poder no lo hacen. “En Venezuela ha faltado garra y ha sobrado resignación”, apuntó.