• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

En diciembre tribunal cumplirá un año sin otorgar humanitaria a Simonovis

Defensa de Simonovis espera que la próxima semana el comisario pueda ser hospitalizado por tres días en una clínica privada / Antonio Rodríguez

Defensa de Simonovis espera que la próxima semana el comisario pueda ser hospitalizado por tres días en una clínica privada / Antonio Rodríguez

El 31 de octubre el juzgado ordenó que hospitalizaran al comisario para hacerle exámenes. El traslado no se ha efectuado

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El de diciembre se cumplirá un año desde que la defensa de Iván Simonovis presentó la primera solicitud ante el Tribunal 1° de Ejecución del estado Aragua para que le fuese otorgada una medida humanitaria al comisario, que según sus abogados corre riesgo de fracturarse la columna con sólo moverse.

En el Sebin reposa el oficio N° 4793 que expidió la jueza Dorita De Freitas el 31 de octubre, en el que la funcionaria ordenó que Simonovis fuese hospitalizado por tres días en una clínica privada para que le practicaran los exámenes que necesita para decidir si le otorga la medida. Hasta la fecha el traslado no ha sido efectuado.

Ante el incumplimiento de la orden judicial, la esposa y abogada de Simonovis, María del Pilar Pertiñez, consignó el 5 de noviembre un cronograma de las evaluaciones médicas a las que será sometido el comisario durante la hospitalización.

José Luis Tamayo, penalista que encabeza la defensa de Simonovis, explicó que la jueza debería dar respuesta a más tardar hoy sobre la solicitud que presentó hace tres días para que su defendido sea hospitalizado el lunes de la próxima semana, según el cronograma médico que fue consignado en el tribunal.

“La juez ordenó anteriormente el traslado, pero al final no se concretó. Eso es lo que me preocupa porque Iván es una persona de 52 años de edad que tiene ocho años sin una evaluación médica integral. Las veces en las que lo han chequeado han sido por dolencias específicas. Puede tener cualquier padecimiento oculto”, indicó Pertiñez.

Simonovis, que fue sentenciado a 30 años de cárcel por los sucesos de abril de 2002, tiene ocho años recluido en el Sebin, sede policial que no tiene patio para que los presos salgan al aire libre y en la que los detenidos sólo cuentan luz artificial. Durante su tiempo en prisión el comisario ha tenido 13 días de sol, razón por la cual, explican sus abogados, sufre de osteoporosis severa, entre otras enfermedades generadas por las condiciones de su cautiverio.

“Parece que en Venezuela hay que esperar que una persona se esté muriendo para que le den un medida humanitaria. El estado de salud de Simonovis ha empeorado paulatinamente y una osteoporosis que no era nada grave se ha convertido en algo gravísimo”, dijo Tamayo, que advirtió tener confianza en que en esta oportunidad sí le realicen los exámenes necesarios al comisario para que la juez pueda decidir.

El único de los tres comisarios sentenciados por los hechos de abril de 2002 que continúa tras las rejas es Iván Simonovis. A Lázaro Forero y a Henry Vivas les otorgaron medidas humanitarias. Primero a Forero, el 21 de julio de 2011, y después a Vivas, el 21 de diciembre de ese mismo año.

“De Freitas es la primera juez de ejecución que realmente se ha avocado a estudiar con detenimiento el caso de Simonovis y que ha mostrado mayor preocupación por su estado de salud”, aseveró Tamayo, que indicó que la funcionaria fue asignada al tribunal de la causa en septiembre aproximadamente.

Las tres solicitudes
Una medida humanitaria consiste en dejar en libertad condicional a una persona que ha sido condenada, pero que padece graves problemas de salud. El sentenciado debe volver tras las rejas una vez que su padecimiento haya sido curado.

Una perdida
La primera solicitud de medida humanitaria fue presentada el 8 de diciembre del año pasado. Ese primer escrito se perdió. Esa fue la explicación que dieron a los abogados en el tribunal, cuado se percataron de que el documento no figuraba en el expediente

Una negada
La segunda petición de humanitaria fue interpuesta el 5 de junio. El tribunal la negó 14 días después. La razón: el médico que fue evaluar a Simonovis, el ginecólogo José Marín, concluyó después de conversar con él que estaba en “buenas condiciones aparentes”.

Una en proceso
La tercera ocasión en la que entró a considerarse si se le daba una medida humanitaria a Simonovis –que es la que actualmente está en curso– se inició el 17 de octubre, cuando la defensa fue convocada por el propio juzgado. La orden judicial de trasladarlo a la clínica aún no ha sido cumplida

Evaluación médica

Iván Simonovis padece de osteoporosis severa con riesgo de fractura en la columna y en la cadera. Tiene dos hernias en la columna lumbar y tres en la vertebral, dos discos de la columna fracturados y compresión de las raíces nerviosas en todas las áreas en las que están ubicadas dichas hernias. Sufre del colon, de síndrome del túnel carpiano en ambas muñecas y de problemas oftalmológicos.

Así lo explicó Igor Hernández, médico y abogado que integra la defensa de Simonovis, conforme a lo establecido en un informe médico expedido en noviembre de 2011 por un especialista del Hospital de Clínicas Caracas, que indicó que el paciente debía ser evaluado por un cirujano de la mano, un especialista en osteoporosis y un fisiatra.