• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Tres años de deuda tiene creación de escuela de cuadros del PSUV

Todos los funcionarios tendrán que acudir a la escuela de formación política / Leonardo Guzmán

Todos los funcionarios tendrán que acudir a la escuela de formación política / Leonardo Guzmán

Acusan a la dirección nacional de retrasar su instalación para evitar el surgimiento de liderazgos de relevo dentro del partido

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Desde que fue publicado en abril de 2010, uno de los numerales del artículo 9 de los estatutos del PSUV ha sido imposible de cumplir. Habla de que uno de los deberes de los militantes es instruirse dentro del Sistema de Formación del partido, que tiene como su instancia primaria la escuela de cuadros, una estructura que todavía no ha sido creada.

Dentro de la organización existen varias tesis sobre por qué la instalación de la escuela ha tomado tanto tiempo luego de que fue introducida en el Libro Rojo del partido en el último Congreso Socialista, efectuado en 2010. La oficial es la expresa por Darío Vivas, miembro de la Dirección Nacional del PSUV: “La escuela no es sólo un salón de clase, es el país. Antes de crearla había que elaborar una política de formación que ya se empieza a desarrollar”.

Nicmer Evans, politólogo y militantes psuvista, no cree esa versión. “Hay un sector dentro de la directiva al que no le interesa que haya una formación de cuadros, pues ella implica de manera implícita que se vayan formando los cuadros de relevo. Hay algunos que no quieren ser relevados, sino que quieren quedarse enquistados”, alerta.

La situación cobra ahora especial “urgencia” porque todos los sectores del PSUV admiten que la ausencia física de Hugo Chávez hace más necesaria “una sólida educación política de la militancia y del  pueblo trabajador”, como señala un artículo publicado en la web del partido para explicar la “necesidad histórica” de la formación ideológica.

“Ahora es importante sistematizar el pensamiento de Chávez y construir elementos de conciencia política que superen la ideología. La formación de cuadros no puede ser ideológica para que el chavismo sea una ideología. Se debe crear conciencia de clases y sistematizar el pensamiento del presidente (fallecido) para convertirlo en referente de la conciencia política”, opina Evans.

Los avances

A principios de año, la directiva del partido entregó al diputado Jesús Faría la responsabilidad de reimpulsar la escuela de cuadros. Hasta junio, el parlamentario recorrió 15 entidades del país organizando encuentros con la militancia para fortalecer el sistema de formación.

En declaraciones anteriores, el dirigente ha argumentado que formar un partido es un proceso que “lleva años” y ha resaltado que la estructura está ahora más consolidada y cuentan con un plan de estudios para la escuela de cuadros, que todavía está abierto a sugerencias de la militancia. Confía en que la dirección nacional termine de aprobar la instancia de formación a finales de este año.

Evans, sin embargo, lamenta que el impulso inicial que imprimió Farías se haya ido perdiendo. “Arrancó con fuerza, pero se quedó en fase de reconocimiento de iniciativas locales y no se terminó de generar. No comprendo qué detiene su conformación”, señala.

Vivas aclara que hay voluntad política en la directiva para que el proyecto termine de materializarse. Explica que el objetivo es que la formación esté disponible a todo nivel con 335 coordinadores municipales, 1.600  parroquiales y 13.680 en las unidades de batalla Hugo Chávez.

Con este modelo, el miembro de la directiva indica que el partido intenta adaptar prácticas aplicadas en los partidos comunistas chino y cubano, con los cuales han tenido acercamientos y han firmado convenios en los últimos meses.

“Consideramos conveniente para el PSUV el modelo aplicado en Cuba y China, donde hay escuelas de formación política a los militantes del partido y los funcionarios públicos tienen que pasar por ahí para su formación integral y ética”, afirma.

ElDato

El PSUV proyecta que su escuela de formación tendrá tres niveles: básico, medio y superior. El último ofrecerá cursos de alto nivel para la dirigencia del partido y del Estado.