• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

"Hay que derrocar la dictadura por la vía popular"

El dirigente opositor venezolano Leopoldo López se entrega a miembros de la Guardia Nacional / efe

El dirigente opositor venezolano Leopoldo López se entrega a miembros de la Guardia Nacional / efe

El dirigente asegura que sabía que el diálogo no funcionaría, que solo sirvió para aplacar la protesta de calle y dar tiempo para profundizar la represión. Ficha técnica: Coordinador nacional de Voluntad Popular. Economista. Alcalde de Chacao 2000-2008

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Después de 111 días en prisión a Leopoldo López le ha sobrado el tiempo para "encontrar fortaleza" en los testimonios de venezolanos como Leonardo Ruiz Pineda. El dirigente político asegura que está tras las rejas por pedir "conquistar la democracia", la misma lucha que dieron muchos en la clandestinidad contra la dictadura de Marcos Pérez Jiménez.

López se ha transformado: se ejercita intensamente desde las 6:00 de la mañana, ha profundizado su lectura de la "palabra de Dios" y su discurso gana fuerza. A través de un cuestionario escrito, el coordinador nacional de Voluntad Popular pide "enfrentar a la dictadura hasta lograr derrocarla por la vía popular, democrática y constitucional".

- ¿Qué le dice a la jueza Adriana López tras la decisión de enviarlo a juicio?

- A la jueza Adriana López, quien lleva el nombre de mi hermana y por eso no podré olvidarla, le reitero lo que le dije la madrugada de su sentencia infame: usted traicionó su conciencia, usted se vendió. Durante la audiencia pidió respeto cuando uno de los abogados de la defensa le recordó que 2cuando la política entra por la puerta de un tribunal, la justicia sale por una ventana". Pidió respeto, pero al final fue ella quien irrespetó su conciencia y la justicia. En la madrugada llegó la llamada y le torció su decisión, torció su conciencia, pisó la ley, pisó la Constitución y ella lo sabe.

Ella sabe que no había elementos para la decisión que tomó. Adriana López pudo ser una luz de la justicia, pero se convirtió en otra migaja de la manipulación. Otro trapo de la injusticia. Recibió una llamada en medio de la audiencia y cambió su decisión. Ella sabe que fue así. Por lo que me relataron sus ayudantes, ella le dijo a quien la llamó que no había cómo justificar una privativa, pero al final ella cedió, al miedo, a la injusticia. Me pregunto cómo les ve la cara a sus hijos, con qué cara les dice que es juez de la justicia. Estoy seguro de que debe estar llena de vergüenza de saber que por presión condenó a prisión a jóvenes que ella sabe que son inocentes. Ni ella ni los fiscales durante tres días de audiencia pudieron verme a los ojos, siempre evadían, siempre evitaron verme directo a los ojos porque sabían que su alma estaba vendida. Pero que sepan que quien vende su alma tiene pesadillas. Que las tengan. Porque por personas como ella es que vivimos ahogados en injusticias, por personas como ella es que miles de madres y esposas cuyos hijos y esposos son asesinados diariamente en Venezuela, ven cómo los asesinos salen en libertad o siguen en las calles, mientras el inocente no obtiene justicia. La historia le cobrará su decisión.

- Luego de 111 días en la cárcel y ahora con una decisión que prolongará su prisión, ¿cómo afronta el proceso?

- Afronto este proceso lleno de fe. Y con una palabra que agradezco infinitamente me hiciera llegar su santidad el papa Francisco: fortaleza. Me levanto todos los días a leer la palabra de Dios y allí consigo la fortaleza del alma que me da serenidad. Lo que hoy estoy padeciendo es lo mismo que sufrieron los discípulos de Jesús, los padres de la democracia y los luchadores por la libertad. Encuentro fortaleza en el testimonio de Nelson Mandela, de Mahatma Gandhi, de Leonardo Ruiz Pineda, de tantos hombres y mujeres que sufrieron prisión por sus palabras, por sus convicciones. De alguna manera le agradezco a la dictadura la sinceridad torcida, que me mantenga preso por mis palabras, por mis convicciones, por mis discursos. Si las palabras por las que hoy estoy preso las dije en minúsculas, hoy las reitero en mayúsculas. Los elementos de la Fiscalía para tenerme preso son mis discursos y mi Twitter, hoy los reitero al cuadrado. Me podrán enjuiciar, encarcelar, aislar, pero jamás podrán doblar mis convicciones de tener una mejor Venezuela.

- Voluntad Popular convocó para hoy a una concentración como reacción al fallo. ¿Confía en que la calle se activará de nuevo tras la decisión?

- La calle se va a mantener activa hasta que salgamos de la dictadura. Que nadie ponga en duda eso. Luego de ver la firmeza de los estudiantes Christian Holdack y Marco Coello, quienes a pesar de las amenazas no cedieron, estoy convencido de que la llama que se encendió por la libertad y la democracia en nuestros jóvenes no se va a apagar hasta que tengamos un cambio profundo en la conducción política de Venezuela.

- ¿Qué dice a quienes apostaron por el diálogo?

- Yo sabía que el diálogo no iba a llegar a ninguna parte y por eso decidimos no participar. Pero esto no es una crítica a mis compañeros de la unidad que decidieron hacerlo. Es una convicción de que estamos en dictadura y que con dictaduras no se negocia. Quienes hoy gobiernan son corruptos, ineficientes y antidemocráticos. Por denunciarlos estoy preso. Lamento mucho que el diálogo haya fracasado. Hubiese preferido equivocarme, pero no fue así. El llamado diálogo solo sirvió para aplacar momentáneamente la protesta de calle y darle tiempo a la dictadura para profundizar su represión. Allí están los hechos: las sentencias del TSJ criminalizando las protestas, la represión, los presos, el decreto 58 para ideologizar la educación, la profundización de los controles, y ahora Maduro dice: "No me pidan la libertad de Iván Simonovis". Me dejan preso y, más grave aún, dejan presos a dos jóvenes inocentes, dejan presos a decenas de estudiantes robándoles su juventud. Sé que quienes intentaron el diálogo lo hicieron de buena fe, pero ya ellos deben estar claros en que el camino no es sentarse a dialogar con quienes no solo no quieren rectificar, sino que también te siguen reprimiendo mientras hablas con ellos.

- ¿Qué propone a la Mesa de la Unidad Democrática?

- Espero que la unidad democrática asuma que el único camino que nos queda es la iniciativa popular para cambiar de gobierno y no para que el gobierno cambie sus políticas. Las dictaduras solo tienen una sola política: reprimir, intimidar, amenazar, torturar, desaparecer, censurar. Yo espero que mis compañeros de la unidad que fueron a la trampa del diálogo asuman con responsabilidad el camino frontal de enfrentar a la dictadura hasta lograr derrocarla por la vía popular, democrática y constitucional. Si se cierran todos los caminos institucionales, como en efecto está ocurriendo, nos toca salir a convocar una constituyente como establece la Constitución.

El poder popular, el poder originario. Desde Ramo Verde le hago un humilde llamado a los partidos de la unidad y a todos los venezolanos que queremos cambio para que montemos juntos un frente amplio contra la dictadura. Un fuerte abrazo a todos mis compañeros de lucha.

La esperanza

La decisión de la jueza Adriana López, del Tribunal 16° de Control, de enviar a Leopoldo López a juicio por las acusaciones de asociación para delinquir y ser sujeto determinador para que se cometieran los delitos de incendio, agavillamiento, daños e instigación para delinquir no merman el ánimo del coordinador nacional de Voluntad Popular.

"Al pueblo venezolano que quiere un cambio le pido desde lo más profundo de mi corazón que no perdamos la esperanza de tener una mejor Venezuela. La dictadura busca apagar nuestra esperanza, no lo permitamos. Desde mi celda en Ramo Verde todos los días me lleno de fuerza y de fe para luchar contra la dictadura y conquistar la democracia", señala.

Asegura que quienes gobiernan "no tienen la razón, son ilegítimos y destruyen al país", por lo que pide luchar para recuperar la democracia.

"Eso no es otra cosa sino que todos los derechos sean para todos los venezolanos. Al pueblo de Venezuela le pido perseverancia, firmeza y fe. Vamos a lograr 'conquistar la democracia', frase por la que hoy me tiene preso la dictadura del mediocre de Nicolás Maduro", expresa el dirigente.