• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

“Es criminal que se niegue la crisis humanitaria”

En opinión de Vivanco, el gobierno venezolano está hoy “evidentemente más aislado y en desprestigio” | Foto EFE / Archivo

En opinión de Vivanco, el gobierno venezolano está hoy “evidentemente más aislado y en desprestigio” | Foto EFE / Archivo

José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch, anunció que presentarán informe sobre la visita a Venezuela

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El director para América de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, considera que el gobierno de Venezuela tiene una actitud “criminal” al negar la existencia de una crisis humanitaria en el país e “impedir” la cooperación internacional.

HRW presentará en los próximos días un informe sobre su última misión en Venezuela, en la que los investigadores visitaron ocho estados del país.

“Comprobamos los abusos que sufre el ciudadano de a pie, el que hace las colas, el que protesta porque después de largas horas no hay pañales, no hay harina, no hay café. Hemos visitado hospitales”, señaló.

Agregó que frente a esta negativa del gobierno es imposible cooperar, ayudar a Venezuela a través de órganos especializados en temas de medicinas y alimentación.

Esa actitud de “negación”, que Vivanco atribuye al “fanatismo ideológico” del gobierno de Maduro, se extiende, a su juicio, más allá de la crisis humanitaria. “Niegan los abusos, la tortura, la persecución, la censura que existe en Venezuela, la enorme concentración de poder, la falta de respeto por el Estado de Derecho, de la división de poderes”.

Vivanco considera que “no hay un caso más grave que el de Venezuela” en todo el continente. “Es un país gobernado por un régimen que actúa de manera no democrática y autoritaria, gran parte del gabinete son militares en ejercicio o retiro. El discurso y las políticas son en general antidemocráticas”.

Destacó que Venezuela ha contado con simpatías ideológicas de muchos Estados latinoamericanos, pero esto ha ido cambiando, como en el caso de los nuevos gobiernos de Argentina y Brasil, y también porque el acoso basado en el enorme poderío económico de Venezuela hoy es prácticamente invisible por la crisis financiera que atraviesa y la caída de los precios del petróleo”.

En su opinión, el gobierno venezolano está hoy “evidentemente más aislado y en desprestigio”, y el presidente Maduro se está “quedando cada vez más solo”.

Considera que lo que el gobierno de Maduro necesita “es una presión clara de la comunidad internacional dentro de la Carta Democrática”.

 “Si el régimen y el Consejo Nacional Electoral continúan las tácticas dilatorias para impedir que se lleve a cabo el referéndum revocatorio este año, si no hay fecha para que los venezolanos ejerzan este derecho, serán razones suficientes para retomar las discusiones en la OEA dentro de la Carta Democrática”, concluye.