• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Impondrán “pena máxima” a corruptos

El presidente Nicolás Maduro  / AVN

El presidente Nicolás Maduro / AVN

Los delitos más graves en la Ley contra la Corrupción, como el enriquecimiento ilícito, no estipulan sanciones superiores a 10 años

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente Nicolás Maduro insiste en la necesidad de solicitar poderes especiales (ley habilitante) a la Asamblea Nacional para combatir la corrupción. La idea, explicó el jefe del Estado, sería reformar las leyes que sancionan ese delito para que se pague con “pena máxima”.

“Voy a pedir a la Asamblea Nacional poderes especiales, para llevar a penas máximas todos los delitos vinculados a la corrupción en todos sus niveles y formas para poder enfrentar este monstruo de mil cabezas”, dijo en la VIII edición del premio Libertador al Pensamiento Crítico, en el Teatro Teresa Carreño.

Maduro aseguró que siente “mucha amargura” porque una parte de la sociedad no reacciona ante las acusaciones de corrupción que emanan del oficialismo e, incluso, defienden a los opositores señalados. “Si no despertamos la conciencia del pueblo, podemos entrar en una fase de reversibilidad de los cambios logrados. Nosotros vamos a continuar en esta lucha despertando conciencia, pero pido el apoyo de todos”, precisó.

Aclaró que las denuncias de corrupción que investiga el Gobierno no se limitan a las que afectan a la oposición, sino que también se analizan las del oficialismo.


Por tres. La propuesta de Maduro triplicaría la pena a los delitos de corrupción pues, de acuerdo con la Ley Contra la Corrupción, las peores sanciones para ese tipo de ilícitos es de 10 años, mientras la pena máxima es de 30 años.

De las palabras del Presidente se deduce que la sanción será la misma para estos delitos en “todos sus niveles y todas sus formas”, sin discriminación. En la ley existen varios tipos de castigo, que corresponden a cada ilícito.

Por ejemplo, el artículo 87 de la ley se refiere a la concusión –uno de los delitos más graves– y reza: “La funcionaria o funcionario público que abusando de sus funciones, constriña o induzca a alguien a que dé o prometa, para sí mismo o para otro, una suma de dinero o cualquier otra ganancia o dádiva indebida, será penada o penado con prisión de cinco años a diez años y multa de hasta 100% del valor de la cosa dada o prometida”.

En caso del enriquecimiento ilícito, el artículo 74 establece que el funcionario que hubiere obtenido un “incremento patrimonial desproporcionado con relación a sus ingresos, que no pudiera justificar cuando le fuere requerido y que no constituya otro delito, estará incurso en enriquecimiento ilícito, y será sancionada o sancionado con prisión de cuatro años a diez  años”.

Para que la propuesta de Maduro se materialice, es necesario que 99 diputados le den el visto bueno. El oficialismo tiene 98 y la oposición 67. Rumores de un nuevo salto de talanquera podría impulsarla.