• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Las contradicciones de Nicolás Maduro con el revocatorio

Pese a los cambios de humor del presidente en torno al proceso revocatorio, representantes de la Mesa de la Unidad Democrática entregaron al Poder Electoral 1.850.000 firmas para continuar con la ruta para revocar a Maduro, manteniéndose a la espera de la validación

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de la República, Nicolás Maduro, se ha mostrado inconsistente en cuanto a su opinión sobre el referendo revocatorio, proceso que líderes de la oposición adelantan para removerlo de la silla presidencial.

“Yo no tengo ninguna duda que la Revolución va a seguir su camino, esta década, la otra década, la otra década. Ojalá la oposición active el referendo revocatorio, es un derecho democrático que tienen”, indicó Maduro durante una de sus alocuciones dirigidas al pueblo venezolano.

En contraste con la anterior afirmación, el jefe de Estado enfatizó que el proceso revocatorio presidencial para el que se han recogido firmas “es una opción, no es una obligación”, durante la edición 55 de su programa Contacto con Maduro, transmitido desde Margarita. 

Lo recalcó con efusividad en la concentración oficialista convocada para 1° de mayo, Día del Trabajador. “El referendo es una opción, no una obligación. Aquí lo único que es obligación son las elecciones presidenciales y serán en 2018, diciembre de 2018. Es la única obligación que tenemos”, dijo.

Días más tarde, el mandatario nacional reiteró -el 27 de abril- que ninguna de las propuestas presentadas por la oposición desde la Asamblea Nacional son “políticamente viables”. Igualmente, criticó el proceso de recolección de firmas para convocar el proceso electoral.

"Nada de lo que se está haciendo tiene viabilidad política. Estaré aquí por lo menos hasta  2018", destacó.

Pese a los cambios de humor del presidente en torno al proceso revocatorio, representantes de la Mesa de la Unidad Democrática entregaron al Poder Electoral 1.850.000 firmas para continuar con la ruta para revocar a Maduro, manteniéndose a la espera de la validación.