• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Los consejos legislativos son clave para el Estado comunal

Sesión del Consejo Legislativo del estado Zulia | Archivo, El Nacional

Sesión del Consejo Legislativo del estado Zulia | Archivo, El Nacional

La ley que los rige no tiene mecanismos de articulación con el poder popular, por lo que el PSUV no descarta reformarla en la Asamblea

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El voto entubado aprobado por las rectoras del CNE favorecerá que el partido ganador se lleve no sólo al gobernador sino también a los 7, 9, 11 o 15 legisladores de cada estado, según el caso. ¿El resultado? Si el arrase es del oficialismo, se abriría el camino para implementar el Estado comunal desde la base; si es de la oposición, las regiones serían un espacio para defender el modelo de Estado establecido en la Constitución.

En el PSUV están claros. El 16-D buscarán ganar la mayoría de las gobernaciones y desaparecer a la oposición de los consejos legislativos para propiciar, dentro de unos meses, la reforma de la Ley Orgánica de los Consejos Legislativos y adaptarla al Estado comunal sin que sea necesario reformar la carta magna.

"No sólo esa ley, sino que habrá que revisar también todo el sistema de leyes del Poder Público porque al ajustar una se distorsiona otra. Es necesario llenar los vacíos entre las leyes del Poder Público y las leyes del poder popular", admite Julio Chávez (PSUV), presidente de la Subcomisión de Poder Popular de la Asamblea Nacional.

El diputado se declara partidario de aprobar un código del poder popular que acabe con la falta de engranaje entre las instituciones del Estado tradicional y las que responden al Estado comunal. No obstante, enfatizó: "No estamos planteando la desaparición de las instancias del Poder Público. Ni la gobernación ni la alcaldía ni el Poder Legislativo desaparecerán".

En la oposición saben que la reforma de la ley es una posibilidad que el PSUV no desperdiciará. "Una de las razones para llamar a la oposición a votar masivamente es que desde la Asamblea Nacional se puede impulsar después una modificación de la norma para poner a los consejos legislativos al servicio del Estado comunal", reconoce Neidy Rosal, diputada de Proyecto Venezuela al Consejo Legislativo de Carabobo.

La contención. Los consejos legislativos estadales, ajustados a la Constitución de 1999, son un obstáculo, o por lo menos no juegan a favor de la instauración del nuevo modelo de gobierno impulsado por Hugo Chávez.

La Ley Orgánica de los Consejos Legislativos Estadales, vigente desde 2001, refiere siempre a los municipios y a la sociedad civil como las instancias que deben consultar los legisladores; no contiene mecanismos de articulación con las comunas y el poder popular.

Julio Chávez sostiene que esa situación mantiene a los legisladores de espaldas a las nuevas formas de organización reconocidas por el Estado.

Rosal, en cambio, ve los consejos legislativos como un muro de contención: "En las actuales circunstancias, en las que desde el Ejecutivo central se quiere desmontar el Estado descentralizado, podríamos significar el muro de contención, junto con los gobernadores y alcaldes, para frenar la construcción de un Estado paralelo inconstitucional".

La legisladora agrega que, además de no figurar en la Constitución, el modelo comunal con sus comités de contraloría, de presupuesto, de elecciones y de educación no es auditable por los consejos legislativos porque se trata de una estructura que se entiende directamente con el Estado central a través del Consejo Federal de Gobierno y el Ministerio de las Comunas.

El motor. Carlos Hernández, diputado del Partido Comunista de Venezuela al Consejo Legislativo del estado Portuguesa, aporta un elemento a su juicio determinante en el proceso de construcción de la sociedad socialista: la voluntad del pueblo.

"Los consejos legislativos pueden ser aliados u obstáculos; las leyes ya existen. Si el gobernador tiene voluntad política para impulsar los territorios comunales, el consejo legislativo puede facilitar el proyecto dándole respaldo presupuestario", dice Hernández.

Considera que no se puede dar por sentado que el predominio chavista en un estado es sinónimo de Estado comunal.

"Aquí en Portuguesa el Ejecutivo regional y el Consejo Legislativo son de la revolución y la construcción de comunas no termina de consolidarse".

El chantaje. Hernández reconoce que el proceso dirigido por Hugo Chávez tiene asuntos por corregir para no poner el modelo en riesgo de fracaso.

"Los consejos legislativos deben controlar sin chantajear; impulsar al pueblo para transformar la instituciones, no para deformarlas; deben promover una descentralización dirigida a las comunas", afirma.

Verónica Barboza, miembro del Consejo Legislativo de Miranda por Un Nuevo Tiempo, también se refiere al chantaje desde otra perspectiva. "El 7 de octubre la gente votó por Chávez porque se identifica con su liderazgo, no votó para que se elimine el voto directo, que es lo que implica el método asambleario del sistema comunal. No votó para que la ideologización y la política se metan dentro de su casa, sino para que la política trabaje para mejorar su calidad de vida.

La gente no votó para que se gobierne fuera de la Constitución y se centralicen todos los servicios, sino para que se cumpla la carta magna".

Barboza relató su experiencia con el Estado comunal: "En un reciente recorrido encontramos que dos de los ambulatorios que le quitaron a la gobernación en 2008 para dárselos a la junta comunal están abandonados. Uno está cerrado hace tres años y el otro abandonado, con un cartel que anuncia venta de cemento. Ese es el sistema comunal", señaló.

Todos para uno

El CNE modificó en mayo las circunscripciones que se utilizan para escoger el número de legisladores de una determinada zona.

Las circunscripciones se crean para la elección de los cargos nominales a los cuerpos deliberantes y podrán estar constituidas por un municipio o agrupación de municipios, una parroquia o agrupación de parroquias, o combinación de municipio con parroquia, contiguas y continuas de un mismo estado. Cada circunscripción elige un determinado número de legisladores según un índice poblacional.

Para las regionales de diciembre el ente electoral cambió todas las circunscripciones de 2008 y creó otras 133.

Técnicos electorales de oposición afirman que la agrupación de municipios que hizo el CNE para crear las circunscripciones no es armónica ni responde a la estructura poblacional.

Sin embargo, los cambios favorecerán al partido que tenga más votos, pues sobrerrepresentará su presencia en el Consejo Legislativo.

Los casos más notorios de circunscripciones desequilibradas están en los municipios Maracaibo (Zulia), municipios Giradot (Aragua), Valencia (Carabobo) e Iribarren (Lara).