• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

10 estados clave en el mapa de las regionales

El equilibrio político del país se definirá el 16 de diciembre en las elecciones regionales

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Oficialismo y oposición medirán fuerzas en 23 estados, pero 10 de ellos son vitales para ambas tendencias. Miranda será el premio mayor, pues allí el gobernador actual ­Henrique Capriles Radonski­ y aspirante a la reelección en los comicios del 7 de octubre fue el adversario del presidente Hugo Chávez, quien intentará sepultar políticamente al principal líder de la oposición. Zulia es el único estado que no ha sido gobernado por dirigentes del chavismo y es el segundo en número de electores. Ganar allí es un reto para el Polo Patriótico.

En Monagas y Lara los adversarios del Gobierno son disidentes del chavismo. Intentarán mantener su influencia regional y evitar que la maquinaria roja se apodere de sus territorios.La presencia de dos candidatos de oposición en Monagas disminuye las oportunidades. Táchira, Nueva Esparta, Mérida, Anzoátegui, Bolívar y Carabobo también acaparan expectativas.

Miranda

Miranda será el premio de las elecciones regionales. Es el estado más preciado, tanto para el oficialismo como para la MUD, porque Henrique Capriles Radonski es el dirigente de la oposición que logró sumar más votos en una elección presidencial contra Hugo Chávez: 6.591.304 (44,31%) frente a 8.191.132 (55,07%).

El Presidente siempre trata de acabar políticamente con quienes lo enfrentan y está será su oportunidad dorada, mientras que la oposición desea mantener viva la fuerza de su principal cara. El gobernador se apoya en su gestión para hacer campaña.

"Mi ofrecimiento es continuar con todo lo que hemos hecho.

Nosotros tenemos la experiencia de lo que significa un gobierno rojo, no nos vamos a permitir otro gobernador corrupto hasta los tuétanos. Ese candidato que mandaron (Elías Jaua) nunca ha hecho nada por Miranda", expresó. La bandera de Capriles son las 42 escuelas construidas en 4 años de gobierno. Asegura que ganará por paliza.

Elías Jaua cuenta con todo el apoyo del Gobierno. Entrega casas en Petare, inaugura "soluciones viales" en Guarenas y su equipo reparte electrodomésticos.

Rodolfo Sanz, integrante del Comando Carabobo Miranda, negó que Capriles tenga una ventaja abultada sobre Jaua. Afirmó que el de la ventaja es Jaua.

Considera que el oficialismo ganará por el "desastre de la gestión de Capriles", que no ofrece nada distinto a lo que ha hecho hasta ahora. Confía en que la abstención de la clase media liquidará a Capriles.

Zulia

Zulia es el único estado que no se ha dejado gobernar ni una vez por el partido de Hugo Chávez, llámese MVR o PSUV.

En 2000 y 2004 ganó Manuel Rosales, y en 2008, Pablo Pérez.

Además, la única vez que Hugo Chávez perdió una presidencial en la entidad fue en 2000 cuando se midió con Francisco Arias Cárdenas, su actual candidato a esa gobernación. La diferencia en aquella ocasión fue inferior a 2%. Zulia es, junto con Miranda, el estado con más habitantes y más electores, es petrolero, fronterizo, portuario, agrícola, minero y pecuario.

Algunos chavistas podrían sentir resquemor contra Arias por sus idas y venidas ideológicopolíticas. En 2000, por ejemplo, comparó a Chávez con una gallina, y en 2002 lo acusó de tener las manos manchadas de sangre. Pero los más comprometidos ven las cosas de otro modo: "Si el comandante lo perdonó, ¿por qué no vamos a perdonarlo nosotros?", se pregunta Grace Urdaneta, coordinadora regional de UPV-Zulia.

La importancia de ganar Zulia se evidencia, en opinión de José Pirela, dirigente regional del Movimiento Progresista, en la cantidad de recursos inyectados en la campaña pesuvista.

No sólo inaugura obras y entrega viviendas, sino que el estado está forrado de propaganda.

"Es la primera vez que un candidato a gobernador tiene una campaña más costosa que la que tuvo el candidato a la Presidencia", asegura Pirela. Pérez tiene el respaldo de 33 partidos, y Arias, de 16, Iris Rincón (Nuvipa) y María Bolívar (Pdupl), son candidatas.

Carabobo

Para un Presidente y un partido atado a la epopeya libertaria y a la exaltación del heroismo, en cuyo programa de gobierno la independencia de la nación figura como un objetivo del presente, el estado donde se selló el fin del yugo español tiene una importancia histórica.

Además de lo simbólico, Argenis Urdaneta, profesor de Ciencia Política de la Universidad de Carabobo, resalta un aspecto más pragmático: "Aquí tenemos el principal puerto marítimo de entrada y salida del país, un elemento estratégico en un país netamente importador".

El 5 de agosto Chávez anunció a Francisco Ameliach como candidato a gobernador, a pesar de los gritos de sus militantes que coreaban "¡La-ca-va! ¡Laca-va!". La réplica del jefe del PSUV no se hizo esperar: "¡He dicho Ameliach! y tiene todo mi apoyo". Contrario a lo que ocurrió en Trujillo, donde el rechazo de la militancia llevó al partido a rectificar, en Carabobo no hubo cambios. Perder el estado revelaría el desacierto del líder.

El objetivo de los rojos es reconquistar a un electorado que coquetea con ambos bandos: en 2000 ganó Henrique Salas Feo; en 2004, Luis Acosta Carles, y 2008, otra vez Salas Feo, que ahora quiere que lo reelijan. El reto de la oposición es mantener un bastión ganado a pulso.

"Vamos a liberar a Carabobo de las garras de la oligarquía. Este estado ha perdido 20 años de desarrollo en manos de los Salas", dice Saúl Ortega, del oficialismo. Salas tiene el apoyo de 37 partidos, y Ameliach, de 14. Otros 7 candidatos compiten en Carabobo.

Lara

Cuestión de honor. Ese es el matiz de la victoria en Lara, tanto para el chavismo con Luis Reyes como para la oposición con Henri Falcón. Los primeros, dice el ex gobernador Orlando Fernández, tratarán de aleccionar a quien desde sus filas esté considerando abandonar el barco. En el PSUV sólo hay cabida para un liderazgo personal: el de Chávez. Para la oposición el triunfo significa mucho más que vencer a Reyes, porque Lara todavía no ha sido ganado por la oposición, sólo ha sido perdido por el chavismo. Además, acota Fernández, significa derrotar el modelo de Estado comunal.

Ambos candidatos son militares, fueron constituyentes y han gobernado Lara bajo las alas de Chávez, pero en 2010 Falcón rompió con la revolución.

Para el Presidente, ganar Lara es un asunto personal. En julio cuando visitó el estado en el fragor de la campaña presidencial no ocultó sus sentimientos hacia su antiguo compañero de luchas, Henri Falcón: "El traidorcito que está en la gobernación va a pagar caro. Lo vamos a convertir en polvo cósmico".

La campaña por la gobernación ha sido encarnizada. La AN inició investigaciones por presunta corrupción contra Falcón, y el diputado del PSUV-Lara Julio Chávez lo acusa de promover la violencia contra oficialistas; la oposición le recuerda a Reyes las más de 3.000 denuncias por violación de derechos humanos en su mandato.

El oficialismo sólo ha perdido una elección en Lara, la reforma constitucional de 2007. Reyes tiene el apoyo de 16 partidos, y Falcón tiene 28 toldas.

Monagas

Es el estado con el panorama más complejo para la oposición, pues está dividida. Por un lado, está la ganadora de las primarias, Soraya Hernández, y por el otro, el gobernador José Gregorio "Gato" Briceño. 10 de los 13 candidatos a alcaldes de la MUD decidieron apoyar al "Gato"; sin embargo, la Mesa ha aclarado que no puede pasar por encima de las primarias, que la única opción para respaldar a Briceño es que Hernández renuncie. Hasta el viernes pasado se podían cambiar apoyos formalmente, pero Hernández no renunció y la MUD no llegó a un acuerdo para irse con Briceño. Copei y UNT se mantuvieron al lado de Hernández, el resto de los partidos quería irse con el "Gato", pero respetaron la decisión. Algunos, como PJ y Voluntad Popular, apoyaron a la Mesa, pero sus direcciones regionales se fueron con el gobernador. Otros, como el MAS y Avanzada Progresista, respaldaron a Briceño públicamente.

El gobernador dijo que casi 90% de las direcciones regionales está con él y que la forma segura de lograr la victoria es tener un solo candidato. El secretario ejecutivo de la MUD, Ramón Guillermo Aveledo, reiteró se continúan con Hernández, que no cerró la puerta a un acuerdo, a pesar de que venció el lapso formal. "Los lapsos reales para la amplitud se mantienen".

El oficialismo va con Yelitze Santaella, que fue gobernadora de Delta Amacuro. Fuentes del PSUV opinan que la candidatura no agradó a liderazgos regionales.La ventaja es que Monagas es un estado que siempre ha apoyado al Presidente.

Táchira

Táchira es uno de los dos estados en los que ganó Henrique Capriles Radonski el 7 de octubre. Eso le otorga confianza a la MUD. El secreto de la victoria, como ha afirmado Antonio Ledezma, es la "malicia andina".

Lo cual tiene que ver con el celo en la defensa del voto que hubo en ese estado y en Mérida.

Los dirigentes de la oposición trabajan para repetir la experiencia; sin embargo, hay dos nombres que podrían beneficiar al oficialismo: William Méndez, candidato opositor que se inscribió sin respaldo de la MUD, y José Gregorio Vielma Mora, candidato del PSUV.

El padre Neira Celis, integrante de la MUD en Táchira, aseguró que Méndez no cuenta con los votos para ganar en Táchira, pero sí podría afectar el deseo de reelección del gobernador César Pérez Vivas. Dijo que hay esperanza porque Capriles sacó 80.000 votos de ventaja el 7-O, pero advirtió que es una elección diferente, que muchos ya no están motivados.

El otro nombre que afecta a la oposición es el de Vielma Mora. Celis explicó que el candidato del PSUV es considerado como un "gerente efectivo", incluso por la oposición, algo que podría sumarle votos. Además, dijo, ha hecho una campaña parecida a la de Capriles, en la que asegura que trabajará por todos los colores sin discriminación.

Jesús Zambrano, en un artículo en Aporrea, coincide con Celis en que Vielma Mora es considerado un gerente competente que arrastra a parte de la oposición. "Pareciera ser Vielma Mora para los tachirenses un punto de encuentro", afirmó.

Nueva Esparta

La oposición parte con la ventaja de que el gobernador de Nueva Esparta, Morel Rodríguez, forma parte de sus filas. Es por eso que su campaña se apoya en su gestión.

"Tengo confianza en que ganaré por la obra que he ejecutado en función del desarrollo del estado. En educación he firmado los contratos colectivos de los maestros, he hecho 112 escuelas, la Célula Universitaria en Coche, la Célula Administrativa en Guatamare y la Célula Académica en Coche. También la rehabilitación de canchas de estadios, la entrega de 8.700 becas a los bachilleres, y que existan 30.000 niños con póliza de seguro de hospitalización y cirugía", expresó Rodríguez.

Opinó que su contrincante, Carlos Mata Figueroa (PSUV), no tiene ninguna oportunidad de ganar "a estas alturas" y que en las encuestas está muy por debajo. Criticó que utilice recursos del Estado para su campaña.

Pero el oficialismo también confía. El profesor de la Universidad de Oriente, Luis Malaver, aseguró que la maquinaria de AD en el estado está desgastada, algo que ha obligado al gobernador a aumentar sus actividades personales de campaña. "Ahora hace recorridos que antes no necesitaba hacer. Ese desgaste de maquinaria se evidenció en la derrota de Henrique Capriles el 7-O", dijo. Aseveró que la oposición está dividida y que candidatos a alcaldes esperan que Rodríguez pierda porque es la única forma que tienen para llegar a ser gobernadores. "Si Morel gana, se entroniza y le da más poder a su hijo, a quien prepara como su sucesor".

Mérida

La oposición confía en ganar el estado con el alcalde Lester Rodríguez, debido a las pugnas internas en el oficialismo y a que la oposición hizo un trabajo político y logró que Henrique Capriles Radonski obtuviera 51,09% de los votos (239.653), mientras que Hugo Chávez se quedó con 227.276 sufragios (48,45%). Rodríguez es oriundo de Barinas, pero se mudó al estado andino cuando decidió estudiar en la ULA.

El PSUV apuesta por el diputado Alexis Ramírez, luego de que obligaran al actual gobernador, Marcos Díaz Orellana, a declinar en su aspiración en vista de los resultados presidenciales y porque era objetado de críticas de los movimientos de base del chavismo. Ramírez enfrenta, además del candidato de la MUD, a Florencio Porras, ex compañero de armas de Chávez y uno de los comandantes del 4-F. Porras consiguió la venia del PCV, Vanguardia Bicentenaria Revolucionaria (que dirige Yoel Acosta Chirinos) y del Partido Laboral. Por eso asegura que, a pesar de los recursos de Pdvsa que se usan en la campaña regional, saldrá vencedor. "Hay que evaluar si los líderes se imponen por la fuerza del billete o se hacen por la fuerza de las ideas. Venezuela no se merece que terminemos más adecos que los adecos de antes: regalando bolsas de comida y techos de zinc para ganar votos", dijo Porras.

En respuesta, Ramírez amarra el aval del Frente de Deportistas regional, organiza "marchas de la patria", entrega viviendas y dice tener la bendición de Chávez y Diosdado Cabello.

Bolívar

Francisco Rangel Gómez (PSUV) busca la reelección entre nueve candidatos que esperan destronarlo. El oficialismo está dividido. El PCV lanzó a Manuel Arciniegas, pero el izquierdista Edwin Zambrano (Partido Revolucionario de Trabajadores) considera que él tiene más opción porque representa los "compromisos de la revolución".

Rangel Gómez descarta una derrota porque confía en que puedan repetirse los resultados del 7-O, cuando Bolívar le aportó 387.776 votos (53,73%) a Hugo Chávez frente a 45% de la oposición (327.776 votos). "Es el mismo escenario de 2008, cuando me enfrenté al PCV y a 2 candidatos de la oposición, Andrés Velásquez y Antonio Rojas Suárez, y gané", expresó el mandatario, quien niega que presione a los trabajadores o que hagan guerra sucia contra sus adversarios.

Ante las denuncias de La Causa R de supuesta corrupción, el oficialismo insta al diputado Américo De Grazzia a presentar las pruebas.

Andrés Velásquez, con el apoyo de 32 partidos, sostiene que las deficiencias del gobierno regional en seguridad, los conflictos en las empresas básicas por el mal manejo administrativo y la carencia de servicios públicos motivarán el voto castigo.

"La división del oficialismo puede restarle cerca de 50.000 votos a Rangel Gómez, y eso es una suma importante. La gente ha aprendido a votar y a discernir entre un escenario y otro.

Hay muchos que votaron por Chávez y dicen: `Ya cumplimos con el comandante".