• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

En el día del cierre de validación de firmas los merideños desbordaron las colas

Mérida | Foto: Leo León

Mérida | Foto: Leo León

Personas en la cola manifestaron que a pesar del abuso del CNE en aplicar operación morrocoy,  las ganas de cambio los mantenían con la fuerza necesaria para seguir esperando 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Miles de merideños amanecieron por quinto día consecutivo haciendo cola para validar su firma en la sede del Consejo Nacional Electoral donde se cumplió el proceso con lentitud. Sin embargo, la voluntad, alegría y ganas de los ciudadanos se sobrepuso.  

Este viernes feriado, 24 de junio, ha permitido que muchas más personas hicieran su cola, incluyendo desde la noche anterior, siendo apoyados con agua, refrigerio, sillas y toldos  por los militantes de las organizaciones políticas para tratar de paliar el fuerte sol mañanero.

Médicos y enfermeras de manera voluntaria se mantuvieron en puestos de primeros auxilios; profesores y empleados de la ULA también tienen su punto de apoyo para orientar a los que tienen que cumplir con la validación.

La alegría en estos cinco días ha sido desbordante; compartir alimentos, un refresco o un paraguas se convirtió en algo común para todos aquellos que buscan poder aguantar de pie la cola.

Las personas  de la tercera edad y con movilidad reducida contaron con preferencia para poder ingresar con prioridad al sitio donde están las maquinas.

Personas en la cola manifestaron que a pesar del abuso del CNE en aplicar operación morrocoy,  las ganas de cambio los mantenía con la fuerza necesaria para seguir esperando.

Decenas de personas manifestaron tener tres días intentando validar sus firmas pero la multitud de personas que ha desbordado los centros no se los ha permitido.

En los centros de validación ubicados en Mucuchies y Timotes la presencia de electores fue similar centenares de personas viajaron desde Mérida y otras ciudades del Estado para poder cumplir con este compromiso: En Bailadores la situación fue similar.